Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El fervor popular por acercarse a la Blarfca Polorna ctjnvierte en muchos momenlos la romana en una auléndca aglomeración. A ID derecha, la comlliva de la Hermán da t f de Glnes, abriendo el paso I3 carreta de plata del Slmpecado, marcha por los pinares de A i n a l c a r río ya se celebraron en Villamanriquc de la Condesa. Y a buen seguro que eüla noche cuando mileE de corazones esfén aguaidando en la mansma junio a la el Sanio Rosario será más emouvo que nunca, Hermandades por orden de antigüedad A las doce del mediodía de ayer sábado comenzó ante la Puerta Mayor del Saniuano del Rocío la solemne recepción, en riguroso orden de antigiJedaíl, de las distintas Hermandades Hílales, una vc culminada su peregrinación, por parle de la Eíermandad matriz de Almonie. En esta romería de 1937 han efectuado su pnmer camino hasta el Santuario marismeño las nuevas Hermandades del harno sevillano del C e n o del Águila, Sevilla Sur. Toledo, Almensilla y Las Cabezas de San Juan, que se presentaron ante la Virgen del Rocío acompañando a sus Hermandades madrinas. Con la incorporación del Cerro del Águila y Sevilla Sur, la capital de Andalucía cuenta con cuatro Hermandades rocieras. Las va etistcnles con anteriondn id on las de Triana v El Salvador, sexta y igísima novena en antigüedad, respectivamente. El orden de antigüedad de las Hermandades filiales, según el cual hacen su presentación ante la Virgen, es el siguiente: 9. Paterna del Campo. L Villarn- uinque de la Condesa. 40, Vi Man ue va del Antcal. 2. Pilds. 41, Luceua 3. Ui Palma del Condüdo, 4. MiiEucr. 42, Lov Palacios 5. Sanlücar de Barrameda, iX Eciia. í Tnana 44. Villiurasii, 7. Umbrelc. 45. Isla Cristina. e. Coria del Río. 46. Etormuioí. 9. Huelva. 47. Camas. (t. S. in Jujn del Puerto. 4 S. Las Palmas de üran Canaria, 49. Lebnja 11 Roaunii del Cond: ido 50. Lij Linca de la Concepción. 12 Carriol de los Císpedes. 51. Córdoba. 1? Renacazónr 52. R o i j H. Trigueros. 53. Ayamonle. 15, Ornes, 54. del Alcor. 16, Jerc de ri Frontera. 55. Granada 17- Dos Hermanas. Villafranca del Guadalquivir. IS- ÜUvares. 57. Cabra. y Hinojos 5 R. Malaga. 2 U. Ek narcs 59. Badaíona. 21. Piiehl. Tdcl Río 60. Cddiz 22. Bi lliillo del Condado, 61 Puente GeniL 23. Valverde del Camino. 62 Jaén 24 Gihrylcon. 63. Castillo de Locubm, 25, Esparünas. 64- AlcalJ de üiiud: íiia. 26 Snulücar la Mavor. 65, Alpecira; 27. Lueena del Puerto. 2 S. Bullullos de Id Miíación. Otra efemérides Pero SI en csic Rocío feslejamos la aperiura d d Año Sanio Mariano y ci conienario de la incorporación de las fiEiaJe- s al Gran Rosario, las fechas en aue at Pernéeoslas en este ano han determinado un nuevo aniversario señalado. Mañana, lunes, día de La Virgen, cuando Ella, la Senoj a recorre la aldea entre el fervor de sus devotos, se cumplirán sesenta y ocho años de Ifl coronación canónica de la Blanca Paloma. Ly coíoiiaciíin de la Virgen del RtKrio fue la culminación de una feliz iniciativa lanzad. por eJ kctoral del Cabildo metro poli Taño de Sevilla y novelisian Juan Francisco Muñoz y Pabón, en un acticuto publicado en el diario El Correo de Andalucía el 25 de mjyo de I9I S. La ¡niciaiiva encontré amplísimo eco y. por fin, se llevó a cabo el S de lunio de 191 por el cardenal arzobispo de Sevilla, Enrique Aimaras. del Real del Rocío. Micniras, en la ermita no ces; iban las mis. is El acto de la coronación comcjizó a las die de la mañana, una vez que llegó al sitio el cardenal. El momento culmmunle acaeció a liis once y cuarto de la mañana. El Ciirdenal Almarají dejó caer emodonadisimo la corona sobre la cabeza de la Virgen, pronunciando al nii imo tiempo las palabras del ntual que le iha dictando el Lectora! -Así como le coroijnv mos tn la tierra. merezcamt s por lu inicreesión ser coronüdos en el Cielo l i n t e n t a r describir este momento sotcmnisimo- escribió lenació de Cepeda- cuyo recuerdo guardo en el corazón fresco y palpitante como Si en este mismo ínstame acaeciera, es tarca superior a las fuerzas de mi pluma. Hay cosas tan grandes y tan sentidas, que cuando las tratamos de echar alma afuera para trasladar al papel nuestro sentimienloí, se e m p a ñ a n v p j l i d c c e n de tai mooo. que acabamos por romper las cuartillas para encerrarlas de nuevo en nuestro coraron, y allí saborearlas a nuestro placer en el sagrad tí recinto de nuestro castillo interior, Asi son las vivencias del Rocío. No se pueden contar; hay que eslar alh. Así ha sido siempre y así serA para siempre. Vivencias de fe, aunque sobre el Rocío se haya cernido una leyenda negra en abierto afán desacreditador. Por esí hay que recordar la letra de aquella sevillana qtie decía: Hay quien dice que el Roció es mentira V vanidad y ya le digi. que Víiva para saber la vcrd; id Que vea a entrada de lo romeros coplas en tos labios sangre en los pies que vea a Jos bueyes que se arrodillan que ve a la Vircen y hable después Que hable dc pul s. En H Crómca de Li Coronación de Nuestra Sefiora del KEtcío- de Ignacio de Cepeda, se narra ue t 3 las cinco de la mañann del día 8 de junio de 1919, efemifndc la más gloriosa de cuantos recuerdan los fastos del r o c i t r i m o atravesaba el real de la aldea, cutí direccjón al Uono on que horas despulas habÍJ de celebrarse su cíironaciún, la sagrada imagen de la Virgen Santísima del R iCÍO- Un; i muliifud de devotos oraba continuamente de rodilla d o n d e había ido colocjdhi la Bkmca Paloma, eii la CM Ianada 16 29 Sevilla Mi Huúvaí f- 6. MLirbella. 67 Tocin- i 6 S. UeJvcs, 69. Ulr ra. 7 Ü. Almerihi- 31 A? Tialca; ar 32. Pucrio de Sanra MarJa. i 3 MadHd 34. 15 3 íi. V. 35. Punid Umbría. Pucrlo Real. Barcelona Paloí de lo prometa. Emiyrdntc 71, 72 73 74. 75. Cerru dt- I Aíuila. Sevilla Sur Toledo AlmensiKa. Las Cciliei: as de S ¡m Ju. m.