Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 7- 6- 87 CIENCIA -ABC, pog. 97 Dentro de cinco años se sabrá si las vitaminas E y C combaten el cáncer Veinte mil personas son objeto de estudio en Finlandia Basilea (Suiza) José María Fdez. -Rúa. enviado especial Dentro de cinco años se podrá saber con certeza si la ingestión de determinadas dosis de vitaminas E y C son eficaces para combatir determinados casos de cáncer, como asegura desde hace muchos años el premio Nobel de Química en 1954 Linus Pauling. En 1992 finalizará un estudio de intervención amplísimo en Finlandia que comenzó en 1984, después de que dos investigadores americanos cuestionaran al profesor Pauling. Esta investigación tiene por objeto estudiar el comportamiento de veinte mil personas en Finlandia con edades comprendidas entre los cincuenta y cinco y los sesenta y nueve años. Se trata en todos los casos de hombres fumadores. El Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos es, junto con las autoridades, sanitarias finlandesas, el que dirige este trabajo que empezó hace tres años, precisamente cuando dos jóvenes científicos norteamericanos cuestionaran las reiteradas afirmaciones del profesor Pauling, en el sentido de que la ingestión de ciertas vitaminas, entre ellas la C, es beneficiosa contra el cáncer y las patologías cardiovasculares. El doctor Salkeld, del Departamento de Nutrición y Salud Humana de Hoffmann- La Roche, matiza sus palabras cuando se refiere a esta cuestión. Para poder demostrar una relación causa- efecto- explica a ABC- y no una correlación estadística entre el aporte adecuado de vitaminas y un efecto protector, son necesarios estudios terapéuticos en personas sanas. Dé los numerosos estudios epidemiológicos ya realizados en varios países se llega a la conclusión de que personas con alto riesgo de padecer cánceres y enfermedades cardiovasculares tienen bajos niveles de vitaminas E y C en sus organismos. La causa- puntualiza este científico suizo- parece encontrarse en los radicales libres que, al no ser atrapados en suficiente cantidad, alteran el ácido deoxirribonucleico cromosómico y las membranas de las células, originando así cánceres, trombosis e infartos de miocardio. Otro de los estudios epidemiológicos realizados hace algún tiempo para ver la relación entre las vitaminas y el cáncer es el del profesor Wald, de la Universidad de Oxford. Se tomaron muestras sanguíneas a cinco mil mujeres de las islas británicas, que se congelaron y conservaron durante catorce años. Durante este tiempo, 39 mujeres enfermaron de cáncer de mama. La concentración sanguínea original de vitamina E y betacaroteno en tas mujeres con cáncer se comparó entonces con aquellas que no padecían cáncer. Se comprobó que la concentración de vitamina E en el suero de las pacientes cancerígenas era significativamente más bajo en todos los grupos que en las sanas. Los resultados de este estudio- comenta el doctor Salkeld- señalan entre otras cosas que una concentración moderadamente alta de vitamina E ejerce un efecto protector, pero que éste no aumenta cuando se continúa incrementando la concentración vitamínica Por lo que se refiere a las enfermedades cardiovasculares, también en este estudio de Finlandia se podrá conocer de una manera efectiva el papel de esas sustancias. En un trabajo de investigación realizado por Roche- conocido con el nombre de proyecto Basilea III el profesor Stahelin extrajo muestras sanguíneas, entre los años 1971 y 1973, a un total de 3.756 empleados de la industria química en esa ciudad suiza. Inmediatamente se analizó su contenido en vitaminas E y C y en betacaroteno. Entre los años 1971 y 1980 También se podrá conocer el papel de estas sustancias en las enfermedades cardiovasculares se mantuvo ese seguimiento para determinar la mortalidad por cardiopatía isquémica. En aquellas personas con un nivel bajo de vitamina E- menos de un miligramo por cien mililitros- la tasa de mortalidad fue cinco veces superior a la de aquellas personas con un miligramo o más. De cualquier forma, de los datos y otros estudios epidemiológicos tan sólo se obtienen correlaciones estadísticas. Para demostrar una relación causal es preciso intervenir y ad- ministrar a personas sanas una determinada vitamina, controlando si al cabo de. algunos años la incidencia de la mortalidad por trastornos cardiacos o cancerígenos es menor en ellos. LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS organiza dos oposiciones generales para la constitución de listas de reserva de SECRETARIAS (OS) TAQUI- MECANOGRAFAS (OS) (gradoC 3 C 2) Ref. coM c 580 MECANOGRAFAS (OS) (gradoC 5 C 4) Ref. COM c 589 Lugar de destino: Bruselas, Luxemburgo, o cualquier otro lugar de actividad de los servicios de la Comisión. Condiciones de admisión: D poseer la nacionalidad española; D acreditar haber realizado estudios completos de Educación General Básica; G poseer un profundo conocimiento del español y un conocimiento satisfactorio de otra lengua comunitaria. Condiciones particulares COM C 580 COM C 589 a poseer una experienD poseer una experiencia profesional postcia profesional postescolar de al menos escolar de al menos dos años o una forma 12 años; ción profesional espeO haber nacido después cífica; deM 0 dejuiiodei 946. D haber nacido antes del 10 de julio de 1968 y después del 10 de julio de 1951. El anuncio detallado de las oposiciones y el formulario de candidatura obligatorio aparecen publicados en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas n C 142. Pueden además obtenerse dirigiéndose, preferentemente mediante tarjeta postal haciendo constar la referencia de la oposición, a: D commissiondesCommunautéseuropéennes, División Recrutement, rué de la Loi 200, B- 1049 BRUXELLES, Tél. 02 235.11.11. D Oficina de Prensa e Información, Calle serrano 41, 5 a planta, E- 28001 MADRlD, Tel. 275.04.80 (de 9 ai 5 h) Fecha límite para la recepción de las candidaturas: I0 dejuliodei 987. La comisión desarrolla una política que tiene por objeto garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en todas las profesiones.