Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 7- 6- 87 ABC, A B C 85 A paz social tiene lio de un sistema normaun precio, que lizado de relaciones lahay que pagar. El borales. Pero a la vez cómo y el cuánto pertetiene el reto de acomoPor Juan A. SAGARDOY necen a la coyuntura darse críticamente a la político- económica, pero nueva sociedad civil y de la anterior afirmación es un axioma. Si hay un fin en gran parte, pero cuyo peso social no dejará trabajo para llenar los vacíos peligrosos de la no permanente del ordenamiento laboral es el logro de aumentar. institucionalización. Creo que los recientes conde un equilibrio entre los intereses generales (en Y por último no puede olvidarse que las pe- flictos colectivos pueden tener ese peligroso sigprincipio asumidos por el poder político y espe- queñas y medianas empresas, que son las úni- no del vacío sindical en algunos casos, y en cialmente el Gobierno) los intereses del poder cas- según parece- que pueden crear empleo otros una potenciación del factor político que económico (fundamentalmente empresarios) y (aunque de ellas tiren las grandes) son em- puede desnaturalizar las reivindicaciones. del poder social (institucionalizado en los sindi- presas muy poco sindicalizadas. Ello produce Pienso honestamente que la encrucijada sincatos de forma preferente) En la medida que la no sólo vacíos de representación sino situacio- dical pasa en buena medida por el presente y balanza se inclina excesivamente hacia uno u nes de agravio comparativo, como se ha visto futuro de UGT, que está viviendo momentos hisotro lado, la paz social comienza a resquebrajar- recientemente en el proceso de reconversión intóricos, y digo UGT porque está pasando el Ruse y cuando el peso de uno o de otro, o de los dustrial. bicón de ser un sindicato, con todas las mayúsdos frente al otro, resulta intolerable comienzan Llevando a nosotros estas reflexiones, que culas, a pesar, o además, de tener gobernando los movimientos prerrevolucionarios. La historia desde luego merecen más profundidad, creo a un partido fraterno. Y entiendo que lo está lolo enseña. que el sindicalismo en España, a pesar de ser grando, a pesar de las dificultades que ello tieHoy se perfila una tendencia al desarrollo de baja la tasa de afiliación ha cumplido un pa- ne. El otro gran sindicato, CC 0 0 tiene otros teuna nueva capa social compuesta por parados, pel trascendental en el asentamiento y desarro- mas de distinto calibre, e incluso yo diría que trabajadores episódicos y por perotras connotaciones que no es que sonas asistidas y marginales. No le hagan más o menos trascense trata simplemente de las víctidente para las relaciones laboramas directas de la crisis, sino de les, sino que van por distintas vías. hombres, y sobre todo mujeres, Saber encontrar su identidad en Las estadísticas muestran que aumenta el gasto público. que son rechazados por la sociemomentos de crisis y confusión es Pero la gente sencilla lo que observa es el aumento del fasto dad industrial o que se separan de el mejor patrimonio sindical. Pero público. Se sabe que los gastos de inversión y mantenimiento ella más o menos voluntariamente. hay que saber administrarlo con están creciendo desde hace varios años a ritmo mucho menor Por otra parte, la composición acertadas dosis de lucha y de conque los gastos corrientes, de personal, de representación, segudel tejido social ha variado profuncierto, que no es dejación, sino, de ridad, asesoramiento, publicidad y signos externos de poder. damente. El sindicalismo ha sido nuevo, equilibrio y cambio de parPor cada kilómetro de carretera a construir, cama hospitalaria a muy corporativo. Se ha ocupado celas de intereses legítimos. No instalar, plaza colegial a crear, o millón de pérdidas en emprefundamentalmente de los trabajasas públicas a subvencionar, se está gastando mucho más que puede olvidarse el viejo apotegma dores con empleo y salario garantiantes en carteles indicadores de lo que va a realizar, viajes al laboral de que lo más difícil no es zado. Hoy, la economía sumergiextranjero para contrastar datos, actos públicos conmemoratideclarar una huelga, sino saber terda, el trabajo temporal y a tiempo vos, almuerzos con asesores, seminarios con periodistas y fines minarla pues al final los conflictos parcial, entre otros, son fenómenos de semana de los miembros de los comités de inversión se encauzan o se desbordan. que no han encajado en el sindicaTodo ello entre renovados automóviles blindados, pasajes de lismo ni éste ha sabido aún expreavión gratuitos escoltas, facturas con cargo a tarjetas de créEn estos momentos de encrucisar los sentimientos e intereses de dito institucional y otros gastos menos corrientes con cargo al jada sindical todos nos jugamos esa nueva clase la del trabajo presupuesto. Es humano que un cargo público, no siempre bien mucho y hay que dar cancha no en precario. Aquí sin duda, como remunerado, tienda a encontrar satisfacciones compensadoras sólo al buen sentido, sino a la dice Martinet, es en donde se juea sus desvelos en la parafernalia de los signos externos del Poperspicacia de por dónde van los ga el porvenir del sindicalismo. Deder. Pero el fasto- l a suntuosidad, la pompa y el lujo extraorditiempos, las aspiraciones y las berá, a la vez, mantener sus posinarios- -está proliferando en todas las Administraciones públicontradicciones de lo social, lo ciones en el seno de la clase obrecas- Central, autonómina, periférica y municipal- con grave ra tradicional, luchar contra la económico y lo cultural. Temas ésriesgo para quienes, al final, han de pagar el déficit nefasto. marginación de una parte de la potos entre otros que pueden dar blación y ganar para él las capas nueva savia a la esperada, y neceLuis Ignacio PARADA salariales que se le escapan aún saria, concertación social. L LA ENCRUCIJADA SINDICAL Tirando a dar AUMENTA EL FASTO PUBLICO Panorama internacional Congreso anual de los agentes de cambio en Tokio La sorpresa Volcker ya pasada y la cumbre de Venecia en puertas han hecho que pasara casi inadvertido un acontecimiento de importancia: el Congreso anual de agentes de cambio que en este fin de semana se celebra en Tokio. El gobernador del Banco Central japonés, Satoshi Sumita, dijo cosas a los congresistas que pueden iluminarnos en cuanto a los puntos de vista que Japón esgrima en Venecia, puesto que la reunión en la perla del Adriático ha de ser, por muy buena parte, un toma y daca entre los grandes occidentates y su aliado japonés Resumamos el discurso de Sumita: Primero: Bajas adicionales del dólar interrumpirían el flujo de capitales desde el exterior hacia los Estados Unidos, pese a la subida de los tipos de interés norteamericanos, puesto que tal subida sería una mera consecuencia de la inflación. Segundo: La estabilidad monetaria, consecuentemente, ha de ser objetivo de importancia primordial si se quiere llegar a una buena marcha en la economía mundial, implicando ello la necesidad de un cerrado codo a codo entre los Bancos centrales en cuanto a tácticas de intervención en el mercado abierto de divisas. Tercero: La economía japonesa llegó a un punto muerto debido al excesivo apreciarse del yen contra el dólar. Cuarto: El actual desequilibrio entre balanzas comerciales no debe ni puede persistir por largo tiempo, lo mismo por razones económicas que políticas. Quinto: Japón se ha empeñado en independizar el crecimiento económico de su mercado de exportación en exclusiva, pero tal reestructuración básica no se haría posible si continuara tropezando con la actual versatilidad del mercado monetario internacional. Lo cual implica la necesidad de vigorizar los acuerdos del Louvre debiendo mantenerse los esfuerzos de intervención monetaria colectiva, que después de la reunión de los Seis en París alcanzaron volúmenes de los que no hay precedentes. S e x t o Los mercados m o n e t a r i o s financiero- monetarios mundiales constituyen un todo interdependiente, de modo que la estabilidad de los valores financieros (a renta fija y variable) no es posible si no se mantiene también estable la zona monetaria. Jaime JEREZ