Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 7- 6- 87 SAN ISIDRO 1987 ABC 81 le la feria de San Isidro sueña Curro Romero... te, a un torero colombiano ción. Nada de eso. No se puede torear con mayor frialdad, más vulgaridad y menos sentimiento a un toro de carril, el que sueña todo torero, incluido Curro Romero, como ya decíamos más arriba. Se perdían las más dulces embestidas en un mar de trapazos, instrumentados mecánicamente, sin ton ni son. Cualquiera de los toreros colombianos que han actuado estos últimos años en España como El Cali o El Puno, fíjense que no estoy diciendo Joselito y Belmonte, le habrían cortado las orejas a ese toro. No se entiende lo de Chopera con este torero. La bronca fue para el matador, cuando debió ser para el empresario, ningún buen toro, pero sí que no se fajó con los malos como otras veces. Tal vez sea humano y hasta comprensible, pero la verdad es que no era él... Nos pesa la feria una barbaridad. El atoramiento es una realidad, máxime si se presencia una corrida descastada, de esas que embisten como por compromiso o se defienden con evidente deseos de no saber nada de la pugna para la que fueron criados. Me pongo en el caso del ganadero, en lo bien presentados que estaban sus pupilos, en toda la fe y el cariño que puso para traerlos a Madrid, pero lo cierto es que no le embistieron, salvo un sosainas, que le tocó a un gran muletero y uno de carril, de excepc ¡o r i i q u e e c a y o p a r a s u desgracia a u n metedor de toros de un país hermano, que a estas horas maldec ¡r a hora en que se le ocurrió firm a r e COntrato que le decapita taur ¡namente en España. Vicente ZABALA Patio del desolladero LA PEOR DE TODAS Madrid. J. L. S. -G. La feria da sus últimas boqueadas, pero la plaza se sigue atestando de público. No parece que es el día vigésimo tercero del serial. Muchas caras de siempre, las de los fieles, las que no faltan nunca. El festejo tiene hoy un nivel más popular: una banda de Villalba airona con su charanga los alrededores del coso con alegres pasacalles. Los rostros famosos- los que quieren dejarse ver- esperan el estrambote de las mixtas Tity Severino está muy contenta por el triunfo de su torero José Antonio Campuzano: Ha demostrado que sigue siendo una figura del toreo. La acompaña la señora de Gutiérrez. Una embajada de Colombia se congregó junto a Otto Vélez, abogado colombiano, para estar a la espera de la actuación de su compatriota Jairo Antonio Cas- tro. Por ahí andan el crítico de Marca Carlos llián, Gitanillo de América, Margarita Robledo- relaciones públicas de Avianca- y no lejos está Jaime González El Puno el mejor torero que ha dado Colombia, después de Pepe Cáceres. José Miguel ibernia, Manolo Vera- ex novillero y apoderado que fue del hoy banderillero Gabriel Puerta- Pepe Amorós, el matador Curro Duran, Manuel Arias Flores y Javier Grandes son nuestros últimos encuentros. Antes de entrar a nuestra localidad saludamos a Ángel Esteban, que todos los años viene desde la cacereña tierra de Alcántara a ver íntegra la feria. Santiago Amón juzga así la corrida: Había dos toros, los de Dámaso, y nos dejó ver uno sí y otro no. También ha sido bueno el del colombiano y Víctor Mendes no ha dejado inédito el que podía lucir. Hasta los mansos han tenido casta, pues han muerto con la boca cerrada Para Ricardo Chicharro- asiduo de la grada del 3 y fiel currista Lo más decepcionante de la feria es el público. Así piensa Feliciano Hernández Suárez: La corrida ha sido muy floja. Sólo han servido los dos primeros. Los otros se rajaron. Julio Robles, uno de los triunfadores del ciclo, dice: Los dos primeros toros han sido buenos. Mis compañeros han estado toreros y muy seguros. Poco rabo queda por desollar y ya se sabe prácticamente el cartel de la corrida de la Prensa: Ruiz Miguel, Lucio Sandín y Joselito, con los previstos toros de Torrestrella. Un momento de apuro de Víctor Mendes al salir de un par Mal, mal... Si malo fue el lote de Víctor Mendes, mala fue la actuación del portugués, que anduvo mucho más conservador que otras tardes. Le llueven los contratos, tiene firmada la corrida de Beneficencia, con unos toros de lujo y a un dinero muy fuerte, lógicamente no era cosa de dejarse romper ni los adornos del vestido azabache. Sus dos toros fueron difíciles, pero el que estaba deíante no era Víctor Mendes, el mismo Víctor Mendes que se perfila como triunfador de esta feria. Esta clase de toreros, cuando se desentienden de la batalla, pierden una barbaridad. No estoy diciendo que se dejara ir que se ve tristón, decaído y desmoralizado. samos que se trataría de uno de esos toreros iberoamericanos que tienen buenas maneras y que pueden sorprender en Madrid. Este Jairo Antonio ni es un agüerrido gladiador, ni un artista exquisito, ni siquiera un torero muy malo, pero de los que cortan la respira- Chopera, ¿por qué? Cuando muleteaba el colombiano Jairo Antonio al excelente segundo toro de la tarde, nos preguntábamos por los motivos de su inclusión en la feria de San Isidro. Cuando le vimos anunciado en los carteles pen- Dámaso González en un redondísimo al que abrió plaza