Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 A B C ENTRO de unos días se celebran unas elecciones políticas decisivas, que coinciden con el décimo aniversario de las primeras elecciones libres, tras un feliz proceso de transición a la democracia. Se vivieron aquellas fechas en un clima de gozosa ilusión personal y colectiva. DOMINGO 7- 6- 87 D POR QUE ASPIRO A SER ALCALDE Hoy, tras cinco años de dominio socialista, la situación es muy diferente. Un cierto nivel de desencanto ha sustituido a la ilusión. No es ajeno a ello el hecho de que el PSOE tenga una posición- hegemónica que sostiene desde un enorme aparato de poder. En Madrid, la propaganda oficial pretende convencernos de que todo es maravilloso, como cuentan los folletos en color que nos envían pagados a costa de nuestros bolsillos. Pero yo creo que ni el Ayuntamiento ni el Gobierno del PSOE han afrontado los problemas que preocupan de verdad a los ciudadanos. Como demuestran hechos recientes, sólo los delincuentes parecen andar tranquilos por las calles madrileñas. Las jeringuillas usadas se amontonan en los rincones de algunos barrios. Los impuestos municipales no han hecho más que crecer día tras día. Aumentan las colas de los hospitales. Se despilfarra el dinero de los madrileños que debiera utilizarse en inversiones y crear puestos de trabajo. Se confunde la cultura con imágenes que son sólo apariencia. Se niega la participación a los madrileños en la vida municipal L sentido que primordialmente tiene la candidatura que encabezo al Parlamento Europeo es bien sencillo. Nosotros, los demócratas cristianos españoles del Partido Demócrata Popular, queremos estar presentes en la construcción de una Europa unida con una España que en nada sea diferente al resto del Viejo Continente. Las elecciones al Parlamento Europeo constituyen el paso definitivo en esa integración tan laboriosamente gestada por la labor a menudo ingrata de tantos europeos y españoles. Ahora, en el momento en que. los españoles vamos a votar con los europeos, existe el obvio peligro de que sigamos mostrando una disonancia que si ahora no existiría en lo que respecta a nuestro sistema político, sí en cambio podría afectar ai panorama de nuestra representación política. Europa no ha sido levantada ayer. Es la obra de un pasado inmediato en que los demócratas cristianos han jugado un papel absolutamente decisivo. Konrad Adenauer, Alcide de Gasperi y Robert Schumann no eran conservadores ni, por supuesto, socialistas; eran democrisíianos y estaban al frente de las responsabilidades de los tres países más importantes de Europa cuando ésta se gestó como unidad. En el momento presente no hay un partido europeo que sea más decididamente europeísta que la democracia cristiana. En puridad el Partido Popular Europeo es el único propiamente dicho porque los conservadores mantienen sus diferencias nacionales y los socialistas divergen en aspectos importantes de sus programas. de los concejales y el de todos los cargos políticos. Hay, además, otra Por Agustín RODRÍGUEZ SAHAGUN cuestión fundamental. Candidato a alcalde de Madrid És preciso reequilibrar el mapa político y castigar los modos y maney sólo se les llama a hacerlo en etapa electoras de gobernar del Partido Socialista en el ral. La actuación municipal se mueve entre el Gobierno, la Comunidad y el Ayuntamiento. clientelismo político a la hora de los cargos y las contrataciones a dedo a la hora de adjudi- Su pasividad ante los problemas que preocupan de verdad a los madrileños. car obras y servicios. Para acabar con todo eso me presento La realidad es que sólo desde el centro se como candidato a alcalde. Pa a mejorar la le puede ganar al PSOE. Desde el centro se seguridad ciudadana y conseguir un Madrid le ganó ya dos veces y el centro está en conmás tranquilo y más seguro en el que se diciones de volver a ganar. Por eso CDS es pueda pasear sin miedo por sus calles. Para el blanco de los ataques del PSOE. Por eso eliminar el tráfico de droga que está acabanme han discriminado como candidato a alcaldo con nuestra juventud. Para congelar los de de Madrid a la hora de salir en los inforimpuestos municipales y que no suban más. mativos de televisión regional, mientras que Para ayudar a la tercera edad y los jóvenes han sacado todos los días a otros candidatos mediante la implantación de un sistema de más cómodos para el PSOE y, por supuesto, transporte gratuito para los mayores de sea los candidatos socialistas. senta y cinco años, los estudiantes de dieciPero de nada les va a servir al señor Baséis a veintiún años y los parados que no cobran subsidio de desempleo. Para apoyar a rranco, al señor Leguina y al señor Guerra su los comerciantes y a la pequeña empresa manipulación televisiva, porque he llegado para que puedan crear puestos de trabajo. hasta el último rincón de Madrid para denunPara acabar con el despilfarro y la falta de ciar su abuso de Poder y llevar mi mensaje a los madrileños, que me han acogido con una claridad a nivel municipal. Luz y ventilación en la gestión pública. extraordinaria receptividad. Transparencia. Para ello, si soy alcalde de Si los madrileños me otorgan ahora su conMadrid crearé una Comisión de Vigilancia de fianza en las urnas para ser su alcalde, vola Contratación con la participación de todas tando la candidatura que encabezo del CDS las fuerzas representadas en el Ayuntamien- para el Ayuntamiento, sabré dar la respuesta to. Y, en testimonio de austeridad, congelaré adecuada a los problemas que les preocupan durante dos años mi sueldo como alcalde, el de verdad. Se lo aseguro. conservador español que defendió el régimen surafricano, a todas luces intolerable desde cualquier punto de vista político y de la E 1 1 UNA ESPAÑA NO DIFERENTE EN EUROPA Por Javier RUPEREZ Candidato del PDP al Parlamento Europeo El ideal europeo ha sido también un punto cardinal en el programa de los democristianos españoles. Lo fue en tiempos difíciles, cuando ir a Europa quería decir libertad frente a dictadura y economía social de mercado contra autarquía e intervencionismo. Estamos al borde de la conmemoración del Congreso de Munich, en que un democristiano español pidió lo que sigue siendo nuestro ideal, desgraciadamente no cumplido todavía: que Europa se rigiera por un Gobierno único- una autoridad supranacional -elegida democráticamente. Nadie como la democracia cristiana española puede exhibir entre sus filas a quienes sufrieron las consecuencias de haber defendido lo que era ya habitual más allá de nuestras fronteras y hoy lo es en nuestro país. No hemos necesitado cambiar y bien los saben los europeos que dieron, en las últimas elecciones, su voto más numeroso a la democracia cristiana. El peso del voto socialista parece asegurar que este partido (que no tiene ni remotamente el pasado europeísta que la democracia cristiana) será otro rasgo pecuiiarísimo, irrepetible salvo el caso de Grecia, de nuestra representación en Estrasburgo. Podemos ser, por tanto, bastante diferentes. No conviene que lo seamos ni en lo político e ideológico ni en lo que respecta a nuestros intereses nacionales y económicos. Europa son los derechos humanos y la libertad; por eso chocan directamente con el espíritu europeo las declaraciones de un eurodiputado ética cristiana, Tengo que lamentar vivamente también las de quien, como el primer candidato socialista, señor Moran, afirmó, en un momento en que, por razones obvias, le corresponde a Europa un papel fundamental en la resolución del problema centroamericano, que era simplemente una pedantería pedir para Nicaragua unas elecciones auténticamente libres. Los democristianos siempre estaremos con la libertad y los derechos humanos sean cuales sean los regímenes que los pisoteen. Estaremos también con los intereses de los españoles. Hay solidaridades nacionales y de partido; las segundas son muy a menudo decisivas para defender los intereses de una colectividad como la nuestra que tantos problemas va a tener en su adecuación a la Comunidad Europea. Esa solidaridad no es de ahora, sino que antes incluso de nuestro ingreso en Europa era ya evidente. Todo el mundo sabe lo que en este sentido debemos a la Alemania del canciller Kohl. Los democristianos españoles hemos tenido problemas, como es obvio, en los últimos tiempos. Yo estoy seguro que los electores serán conscientes también de que tenemos un pasado de europeísmo ejemplar, unos equipos humanos como es difícil que lleguen a tener otros partidos y una capacidad para arrastrar las dificultades más adversas con valentía y decisión.