Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 7- 6- 87- OPINION -ABC, pág. 35 ABLAR de TVE negativamente es poco menos que obligación que a diario se impone la audiencia. A causa del monopolio y el uso vicioso que se hace del mismo, el español se ve forzado literalmente a tragar los productos que emite. Por eso se puede decir que TVE es una causa estructural del malhumor y de la irritación de los españoles. Doblados además sus abusos en el servicio más destemplado al PSOE, ese medio que por ley debiera estar al servicio de todos los españoles se constituye en máquina de ataque constante a valores, instituciones y creencias. Acaso por razón de la naturaleza monopolítica de este medio, existe una propensión irrefrenable al abu- so propagandístico. Se entiende muy bien ante TVE eso de que el poder tiende a corromper, y el poder absoluto absolutamente El partido gobernante lleva esta propensión a sus últimas c o n s e c u e n c i a s E s t á el PSOE, pese a la lógica resistencia de muchos de los buenos profesionales que traba- jan en el medio, haciendo un uso absoluto de las posibilidades de abuso que la condición monopolística de TVE ofrece. Y por causa de esto se rebasan todas las medidas conocidas. Lo menos noble de los instintos individuales y lo más cuestionable de los usos sociales se constituye demasiadas veces en materia de exaltación. Es imposible calcular qué tiempo queda para que el monopolio se rompa y la libertad venga, como el agua, a limpiar tanta desviación y tanto abuso. Hay que devolver cuanto antes la televisión pública al quicio institucional que le corresponde y del que nunca debió salir. Pero si la retirada del monopolio estatal se demora y la liberalización del mercado de la imagen se escamotea por medio de una normativa que reparta el dominio entre correligionarios, socios, comparsas y afines, el abuso s e g u i r á siendo la ley de bronce de la televisión en España. A uno de estos abusos nos queremos referir ahora. La opinión pública más informada no ha salido aún de su asombro ante el descaro con que han sido presentadas supuestas desavenencias en el Consejo de Administración de una de n u e s t r a s H AGRESIONES EN TVE grandes instituciones financieras. Sobre la base de da- tos irrelevantes, surgidos de no se sabe qué e x t r a ñ a s fuentes TVE montó contra Banesto una supuesta exclusiva. Sólo una televisión al servicio de intereses ajenos a la colectividad puede permitirse dar rango informativo a elucubraciones tendenciosas y maledicentes, sin base ni fundamento, que no sólo afectan a clientes y accionistas, sino que alcanza a la credibilidad financiera de todo el país. Los Bancos son instituciones que se basan en la confianza y que rinden un servicio muy importante a la marcha de la economía. El hecho de que el Consejo de Administración de TVE sea, según fuentes en este caso sí muy contrastadas, modelo de lo que no debe ser un órgano de este tipo, no autoriza a TVE a difamar a personas respetables y a instituciones solventes. Alguien podría tomar cartas en este asunto para cortar, si es preciso por vía judicial, una situación que comienza a ser del todo insoportable. NTE la posibilidad de que leyes de contabilidad y de auditorías, que son textos p e n d i e n t e s sean próximamente tramitadas, los profesionales que con titulación idónea vienen realizando tareas o funciones en este campo, han hecho pública su preocupación. Temen, y no les faltan precedentes legislativos en qué fundamentar su inquietud, que una vez más, con el propósito de romper exclusividades rígidas de corporativismo profesional- -que en realidad nunca existen en tales términos- el legislador destruya, en definitiva, la exigencia normal de conocimientos y de probada experiencia para realizar auditorías o análogos análisis en contabilidades. Como suele ocurrir en estos casos, y así se deduce de los que puedan considerarse precedentes para la comparación, los economistas que actualmente realizan auditorías temen de las nuevas normas dos consecuencias por igual indeseables: intervencionismo y acceso abierto a la profesión de quienes A A N D O PROPOSITO ALVAREZ DEL MANZANO O sólo comparece como candidato a la Alcaldía de Madrid desde una opción de centro- derecha, que es por ello mismo moderada. Es que José María Alvarez del Manzano, ocho años como portavoz de la Oposición en la Casa de la Villa, es la moderación hecha persona. Es la tercera vez que concurre en unas elecciones municipales, pero esta ocasión es la primera que lo hace en la cabeza de la lista, con Alianza Popular. En el desfile que los candidatos a la Alcaldía de Madrid han hecho por las páginas de ABC, corresponde hoy el turno a José María Alvarez del Manzano. A modo de saludo a este candidato, subrayamos para nuestros lectores los rasgos principales de su perfil político: moderación, experiencia municipal y sentido de equipo. N no están realmente capacitados para la misma. Con el agravante de que la profesión auditora está ya regulada en la CEE- -directriz VIII sobre sociedades mercantiles- -y la ley española deberá adaptarse a la normativa comunitaria. Del intervencionismo recelan con razón los profesionales la vulneración de su independencia y de las organizaciones colegiales en las que libremente se agrupan. Parece que incluso está prev i s t a en la nueva ley la constitución de una Comisión Nacional de Auditoría, con potestad sancionadora, que carece de precedente en la Europa comunitaria. Y alegan los auditores que la responsabilidad técnica, así como puede ser apreciada en el seno de una agrupación colegial, no debe ser objeto de expediente administrativo, que llevaría a la Administración a ser juez y parte en todo caso en que se discuta la responsabilidad técnica referida a auditorías practicadas en empresas públicas. Claramente se deduce, si en estos términos se orienta la nueva ley, el propósito de la Administración en orden a ser el verdadero y definitivo control de las tareas auditoras. Con lo cual éstas perderían razón de ser, en su función esencial, y verían mermada su credibilidad. ¿Qué beneficio se obtendría de todo ello? Ninguno que no sea haberse dado un paso más hacia la prepotencia de la Administración- -del Gobierno, en definitiva- en nuevo detrimento de derechos y libertades sociales, comprendida la libertad profesional. ABC Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos Subdirectores Darío Valcárcel. Joaquín Vila, José Javaloyes. Manuel Adrio. Joaquín Amado Jefes de Redacción: J. A. Gundín (Continuidad) J. C. Azcué (Internacional) B. Berasátegui (ABC literario) A. Fernández (Economía) J. I G. a Garzón (Cutara) A. A. González (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad) L. Lz. Nicolás (Reportajes) C. Maribona (Continukiad) J. L. Martin Descalzo (Sociedad) J. Orno (Edición) L I. Parada (Suptementos Eccoórrtcos) L Prados de la Plaza (CcrfnuWad) C. Prat (Dominical) Santiago Casteto (Colaboraciones) Secciones: J Rubio (Arte) J M. Fdez. -Rua (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yáñez (Edición Aérea) J Badía (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D. Martínez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A. En cuanto al acceso a la profesión se refiere ocurre, en este caso, que las normas de la CEE y las análogas hasta ahora vigentes en España tienen la suficiente amplitud para que no necesite la profesión auditora reforma a l g u n a de mayor apertura. Y así las cosas, no procede hacer una ley sobre esta materia que sea contradictoria con las normas comunitarias- -cuya aceptación queda fuera de toda duda- -y no es admisible tampoco que la demagogia contra los colegios profesionales, y la capacitación de sus miembros, conduzca a la degradación de funciones, actividades o prestaciones de servicios que son esenciales para la sociedad.