Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 6- 6- 87- DEPORTES -Campeonato de Europa de Baloncesto- -ABC, pág. 83 106- 89: Exhibición de la selección española, que borró de la pista a la de Grecia Excepcional partido en ataque y defensa, con Montero como figura Atenas. Julio Carlos Diez, enviado especial Mi canasta Más cerca Escribíamos en esta misma columna que España debía ganar por su capacidad reboteadora y defensiva, amén de por su mejor banquillo. La historia del partido puso en sol. a este análisis durante dos minutos, cuando los griegos salieron arrolladores, consiguiendo un parcial de 7- 0. Después bastó que los hombres de Díaz Miguel defendieran en presión total, con Romay dominando el rebote, y que Montero sometiera a la estrella del equipo, griego, Gallis, a un pegajoso mareaje en la primera mitad, para poder desdoblarse en contraataque, y que al final de la primera parte una diferencia de 17 puntos pusiera de manifiesto quién era el mejor. Antonio Díaz Miguel acertó en el planteamiento defensivo, aunque quizás expusiera demasiado sin solicitar un tiempo muerto, cuando en el minuto 10 de la segunda parte los griegos se acercaron a nueve puntos y Gallis estaba en un momento dulce. Fue un falso resurgir frente a un equipo que ha sumado su tercera victoria y que se sabe con opción a medalla, aunque les puede influir la presión que hasta ahora no ha tenido la selección y que ha permitido que el equipo jugara dando su medida. EMILIANO cualquiera. Desde ayer es un serio aspirante al Ganar a Grecia en Atenas, entre los gritos detítulo continental al vencer por 106- 89. La masesperados de quince mil gargantas empeñadas gistral defensa de Montero sobre Gallis y el poen llevar a sus jugadores hasta el éxito, es algo que no está al alcance de- cualquiera. Pero la derío de Romay bajo los tableros fueron las claselección española de baloncesto ya no es ves de un magnifico triunfo del cuadro español. El ambiente adverso, el entusiasmo y la calidad indudable del equipo griego y hasta la permisibilidad de los arbitros en algún momento fueron armas insuficientes para desarbolar a una nave, pilotada por Díaz Miguel, que navega con seguridad admirable. Optó el seleccionador por una defensa muy agresiva sobre Gallis y Yiannakis, de lo que se encargaron Montero y Villacampa con ejemplar espíritu de sacrificio. Y el sistema salió a la perfección. El máximo encestador del torneo tardó más de catorce minutos en hacer su primera canasta. Si la defensa funcionó bien, el ataque no lo hizo peor. España recurrió al contragolpe, un poco olvidado en los últimos partidos. Romay se convirtió en el amo de los rebotes defensivos y lanzó a sus compañeros con un pase rápido al base o al escolta. Los puntos llegaban con soprendente sencillez, como si el rival fuese un pequeño juguete. El peor momento para el conjunto español fue el inicial. Con las posiciones sin centrarse, los griegos hicieron siete puntos consecutivos. Pero el equipo respondió con seriedad y, sin desanimarse, remontó la situación hasta poner el tanteo en 11- 10 a Dfaz Miguel salta de alegría al concluir el partido ante Grecia los cinco minutos. A los diez, el mente, salvo que se produzcan no arrojaban la toalla y seguían tanteo era de 24- 17 y en el desempeñados en dar la vuelta a la resultados tan inesperados como cansó de 55- 38, con lo que obje tbrtilla. Hubo algunos nervios y inimaginables. tivo de alcanzar una diferencia Díaz Miguel recuperó a Montero En día tan brillante, todos merenotable para evitar en los últimos y Villacampa, con lo que se cen el máximo elogio. Montero minutos la tensión y la influencia mantuvo el dominio de la situafue la gran figura, pero muy cerde los gritos del público estaba ción. A falta de diez minutos ca, y dentro de la matrícula de conseguido. para el final, u 9- 76, y a cinco, honor, estuvieron Romay, VillaTras el descanso, con Solozá 79- 91. campa, Jiménez y Epi. Y casi en bal y Sibilio por Montero y VillaLos aficionados sa volcaron en la nota excepcional, Sibilio y Socampa- -éste con cuatro persogritos de ánimo a su equipo, lozábal. En la hora de los elonales- la selección mantuvo al pero España jugó un final excepgios, Díaz Miguel también es tipo, aunque Gallis empezó a cional, sin perder los nervios, haacreedor a mención especial funcionar como de acostumbre. ciendo en cada momento justaporque. su planteamiento resultó A los cinco minutos, el tanteo mente lo que más convenía para ejemplar era de 46- 67, pero los griegos ganar el encuentro, lo que se España: Villacampa (12) Sibiconsiguió por un rotundo 106- 89 lio (9) Jiménez (24) Romay- -Otros resultados- que aclara el futuro, porque es (19) Montero (15) Solozábal (0) una diferencia confortable para y Epi (27) Grupo A: URSS, 121; Rumania, 74. Yugoslavia, 88; Francia, resolver favorablemente cualGrecia: Gallis (35) Stavropou 83. quier posible triple empate, que ios (0) Yiannakis (17) Kabouris Grupo B: Polonia, 87; Checospodría producirse si hoy España (1) Karatzas (0) Romanidis (8) lovaquia, 84. RFA, 112; Israel, pierde con Yugoslavia. El fantas 107. Italia, 95, Holanda, 71. Andritsos (0) Fassoulas (20) y ma de Italia se desvanece totalChñstodoulou (8) El rival de hoy Yugoslavia, segura de su clasificación Atenas. J. C. D. La selección yugoslava da la impresión de jugar despreocupadamente, como si estuviese convencida de que tiene la clasificación asegurada y le diera lo mismo ser primera que cuarta. Y, probablemente, tiene razón porque los rivales del otro grupo, incluida Italia, son inferiores. Sigue Cosic, su entrenador, buscando un equipo capaz de luchar en igualdad de condiciones con los soviéticos. Cuenta con un grupo dé jóvenes- cinco por debajo de los veintiún á ñ o s que en pocos meses van a ser casi imbatibles, porque tienen estatura, condición física y técnica y son capaces de realizar diferentes misiones, entre ellas la de tirar desde la línea de 6 25 con tremenda eficacia.