Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 junio- 1987 ABC Üícrarío ABC V sobre él. Jal vez había en el escritor, sugiere el biógrafo en otro momentó, algunas inhibiciones profundas, de las que podría ser ex- presión cierta preferencia por lo insólito en el a m o r D u l c i n e a la Marín (Vida ejemplar y Jean Canavaggio heroica de Miguel de Espasá Calpe. Madrid, 1987. 290 páginas, 1.908 pesetas! Cervantes, 1948- 1958) no se habían acometido nuevos intentos de reconstruir el perfil existencia! de nuestro amada puramente ima, Rosa Rossi máximo escritor. Astraginaria, representaría la na allegó, una doeu, Editori Riuniti. Roma, 1987. 77 páginas más alia, formulación mentación útilísima y muy amplia, pero su de estas tendencias. r obra ha envejecido seriamente a la luz de las obra. de don Américo, se muestra cauto, en el Con pulcritud, el- biógrafo repasa toda la aportaciones de Ja historiografía y de los es- sentido de prevenir contra el determinismo vida de Cervantes. Sugiere. la posibilidad- de tudios literarios sobre e! Siglo de Oro en ge- sumario que subyace a la explicación de las que nosea exacta; la explicación hasta ahora neral y sobre Cervantes en particulac, En lo claves del mundo creador por la pertenencia dada de. la huida. a Italia, por- feaber herido a V- que. respecta al autor del Quijote, la evolución. a u n a? e a s t a Antonio de Sigura. Reconstruye- el período arJgual prudeocfa, exhibe el biógrafo en- eJ de ja. crítica, ha sido sustantiva a partir de los gelino y subraya, la matizada visión que- del. análisis históricos y cervantinos de Américo mundo musulmán ofrece su obra, incluido en Castro, Jean Canavaggio ha tenido el valor ella el elogio de la tolerancia berberisca, que de abordar ia biografía de Cervantes. Y digo enlaza con su, posición contraria: a la expulbien, el valor, porque los problemas que sussión de los moriscos. Son vividas las páginas cita la vida del genial escritor son enormes: sobre la estancia en Sevilla- -el laberinto no se conserva una sola carta personal suya; andaluz y certero me parece toque se la mayoría de sus coetáneos callan sobre él; apunta sobre el atractivo que aquel mundo de algunos períodos decisivos apenas conovariopinto ejerció en el novelista. cemos nada. El asunto Ezpeleta queda perfectamente El método empleado ha consistido en volaclarado sobre el telón de fondo siniestro de ver a los textos cervantinos para buscar en la la vida festiva de las hermanas de Cervanobra al: menos, si no en el hombre, cuanto tes. Y resultan precisos los análisis de la prosea susceptible de iluminarlo El gran peligroducción literaria, enmarcados en su contexto de este tipo de aproximaciones reside en el de recepción. Es enteramente válida, en fin, biografismo: problemático siempre, en el caso como idea integradora, la visión de Cervantes de Cervantes es mortal de necesidad. Nadie como un espíritu abierto, enemigo de prejuien la historia literaria, salvo quizá Shakespeacios, aunque respetuoso con el dogma y el re, ha trazado un universo más ambiguo y culto; un humanista, en el sentido amplio del movedizo, tan lleno de refracciones y reflejos término... cambiantes. Dialogar con sus textos obliga a análisis del eras cervantesco, Frente a la coComo ensayo biográfico subtitula Rosa introducir todas las cautelas posibles. Más rriente crítica, a la que me referiré más adeRossi su Ascoltare Cervantes. La tesis defenque explicar a Cervantes, Canavaggio ha lante, que pretende ver en el escritor un ho- dida es nítida: por una parte, el escritor se pretendido contarlo Tres son los objetivos mosexual latente, con tendencias masoquissustrajo a las miradas ajenas a causa de una que reconoce haberse propuesto: eliminar tas, su posición es distante por la falta de voluntad de ocultación determinada por cirtodo, lo fabuloso y legendario y operar sólo datos probatorios. En este sentido atribuye a cunstancias internas y externas; por otra, hasobre io cierto y lo verosímil situar al escriCervantes la paternidad real, y. no sólo legal, bló de sí mismo en su obra. Es falso calificar tor en su medio y época, e ir a su encuen- de Isabel de Saavedra, contra quienes piensu vida de heroica y ejemplar al hacerlo tro no para descifrar su misterio, sí para sesan que fue hija de su hermana Magdalena, no se han tenido en cuenta ni su homosexuaguir el movimiento de una existencia e ilumina con discreción el episodio de las relidad ni su condición de converso; en suma, laciones con Ana Franca. Episodio congruenA lo largo de su trabajo, el biógrafo procesu diversidad. Cervantes conoció las expete, por decirlo así, con el usual panorama de de a una cuidadosa revisión de las fuentes riencias homosexuales, aunque sólo fuera en hasta ahora manejadas. Desde este punto de irregularidades en el que vive toda la familia. un nivel estrictamente fantasrnático en vista, el libro representa un avance indiscuticasa de Hasán Bajá. Isabel de Saavedra era ¿Qué llevó a Cervantes a casarse con Cable. Quizá pueda objetarse que, al estar conhija de su hermana Magdalena- l a acusación talina de Salazar, veinte años más joven que cebido primariamente para el público francés, de impotencia circuló ya en la época- Esta él? ¿por qué abandonó tan pronto el domiciexiste un componente divulgador menos ne- lio conyugal? Entre los partidarios de la teoría diversidad, estimulada por su círculo familiar, cesario para el lector español, y que se ha del flechazo y quienes consideran este casalo convirtió en un extranjero y lo. obligó á eliminado el aparato crítico, con lo que pasan mantener su secreto ante la imposibilidad de miento una tentativa, frustrada, de resolver a un segundo plano la evidente criba de ma- los problemas económicos, Canavaggio ve al mostrarse como realmente era. De esa natuteriales llevada a cabo y las razones por las hombre desengañado de las ilusiones juveniraleza diversa sacó su fuerza, que lo. llevó a que se ha actuado así. ver el lado cómico de todo. Comicidad hostil, les y que aspiraba a mantenerse a distancia claro es, a los poderes constituidos Salvo en de la bohemia literaria madrileña. No cabe, Una extrema prudencia guía a Jean Canael prólogo, el Quijote no habla directamente señala, atribuirle responsabiliad en su abanvaggio en su reconstrucción cervantina. Es de su autor, a quien sí puede encontrarse en dono a Catalina, que fue siempre una esposa claro que la imagen tradicional del escritor, algunas de las novelas ejemplares o en cierintachable, como lo demostraría al vivir con el bien resumida en la biografía de Astrana, no tos textos dramáticos. escritor ya anciano. Tal vez la decisión de resulta hoy de recibo. Si la vida de Cervantes fue ejemplar y heroica distó de serlo en la Cervantes pudo deberse a la imposibilidad de El planteamiento inicial de Rossi resulta surepartir su tiempo entre Esquivias y Madrid, acepción llamémosla conservadora de esos gestivo. Lo que sucede es que faltan las como había pretendido. La cuestión sigue términos. Los textos arrojan una y otra vez pruebas. Los textos que se aducen son escairresuelta. Es sabido que el novelista fue acuuna inequívoca actitud de disidencia frente al sos y no unívocos. Setenta y siete páginas sado, a su regreso del cautiverio argelino, de pensamiento oficial. Aquel Cervantes reacson muy pocas para cuestiones de tanta entihaber cometido cosas viciosas y feas y de cionario de Cesare de Lollis (1925) constidad. La autora critica a Canavaggio por detener excesiva familiaridad con los musultuye hoy una pura falacia. Pero el riesgo esfender el misterio de Cervantes: es, piensa, manes. Se le echaba en cara seguramente el triba en buscar el otro extremo persiguiendo un modo de relegar la irregularidad, el eshaber salvado la vida, tras sus reiterados inuna imagen antitradiciqnal. La gran tentación cándalo, el secreto de esta vida Pero no tentos de evasión, por medio del renegado es recurrir a la posibje, mas no demostrada, aporta los argumentos suficientes sobre esa veneciano Basan Bajá, reconocido homocondición de cristiano nuevo del escritor, de diversidad y sus implicaciones. sexual. Aunque- Canavaggio se hace eco del acuerdo con las posiciones de Castro. Canavaggio, que reconoce la fecundidad de la a s u n t o o r i l l a t o d a p o s i c i ó n p r e c i s a Miguel GARCÍA- POSADA D ESDE la meritoria biografía de L u i s A s t r a n a- CERVANTES ASCOLTARE CERVANTES