Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ABC SUCESOS SÁBADO 6- 6- 87 Denso misterio en torno a las desapariciones de tres niños en España Encargan a un detective catalán el caso de Somosierra Madrid. S. S. Hoy se cumplen dos meses de ia misteriosa desaparición en Máiaga de El Niño Pintor cuyo caso representa uno de ios misterios más importantes con los que se ha enfrentado la Policía. Y a este caso han de sumarse otros dos sucesos que, al igual que el anterior, representan un enigma poco más que impenetrable: la desaparición de un menor en un accidente en el puerto de Somosierra y al niño de la localidad catalana de Cubeiias. Sobre la desaparición de David Guerrero Guevara no parece haber pistas concretas que permitan la resolución del enigma en breve tiempo, si bien, según nuestros informes, se han barajado diversas teorías, y en especial la de un posible accidente, en el que el menor hubiera sido arrollado por un turismo cuyo conductor intentara a posteriori eludir responsabilidades ocultando a la víctima. No obstante, ésta es una mera hipótesis de trabajo entre otras muchas que, por obvias razones de seguridad, guardan celosamente los investigadores. Sin embargo, se realizan pesquisas en los talleres de reparación de automóviles, en un intento de buscar pistas válidas para resolver el hecho. Se estudió la posibilidad de que su cuerpo quedara destruido por el ácido de ia cisterna, aunque un portavoz del Departamento de Química del CSIC, matizaría que el óleum tiene propiedades de quema por deshidratación; esto es, absorbe el agua de las células de los tejidos de los seres vivos destruyéndolas completamente. Sin embargo, los expertos han determinado que para que el niño hubiese desaparecido como consecuencia del ácido hubiese debido permanecer durante mucho tiempo sumergido en el óleum y que, aún en ese caso, se hubiesen hallado restos del esqueleto, lo que fue descartado por los análisis realizados en la cabina del camión. Familiares y vecinos del pequeño Juan Pedro no se han conformado nunca con las explicaciones dadas, y entienden que el niño bien pudiera haber sido secuestrado- s e habló en su momento de una enigmática furgoneta que se detuvo por unos instantes en el lugar del accidente- por lo que decidieron investigar por su cuenta y, a) margen de editar Hoy se cumplen dos meses de la ausencia de sn domicilio de El Niño Pintor carteles que han sido distribuidos por toda España, pusieron el asunto en manos de un investigador privado de Barcelona, señor Colomar, que que desde hace aproximadamente seis meses estudia el asunto. Una de las hipótesis más verosímiles respecto a esta desaparición estriba en la posibilidad de que, tras el accidente, el pequeño Juan Pedro se precipitara a una de las múltiples quebradas existentes en la zona, con lo que, pese al minucioso rastreo, quedase oculto por la vegetación. Antes de la desaparición de El Niño Pintor se producía en un punto diametralmente opuesto de este país: Cubeiias (Barcelona) la desaparición de otro niño. Se trata del pequeño Guillermo Fuentetaja Duflos, de trece meses, cuya madre Catherine, de nacionalidad francesa había estado paseando con su hijo en un cochecito el pasado día 2 de abril. De la desaparición del niño se daría cuenta una funcionaría del Ayuntamiento de la localidad, mientras la joven madre, unida sentimentalmente a un pintor, se encontraba realizando unas gestiones en el edificio. La funcionaría, al intentar ver al pequeño- que se estaba en el cochecito tapado con una mant a- se dio cuenta de que allí no había bebé alguno. Búsqueda en Portugal En este mismo caso, como se sabe, han actuado algunos videntes que aseguran que el pequeño se encuentra bien en una zona de los montes malagueños. Y también en e! suceso llegaría a decirse que David, cuyas dotes pictóricas parecen innegables, hasta el punto de haberse cotizado uno de sus lienzos en una considerable cantidad de dinero, había sido visto a bordo de un yate en aguas almerienses, aunque las autoridades policiales de esta zona española lo desmintieron en su momento. Al igual que tampoco tuvieron éxito las pesquisas seguidas en la frontera hispano- lusitana a raíz de saberse que David, niño de faciones muy agraciadas, había ganado algún dinero pintando retratos durante una excursión escolar realizada a Portugal el pasado mes de febrero. Sectas, tráfico de niños, posibilidad de un secuestro por parte de un norteafricano y otras posibles explicaciones, han sido investigadas minuciosamente con resultados negativos, al igual que sucedió hace ya casi un año con el misterio de la desaparición de Juan Pedro Martínez Gómez, de diez de años, el día 25 de junio del pasado año cuando a la altura del punto kilométrico 94,400 de la carretera Nacional I Madrid- lrún, desaparece de la cabina de un camión cisterna cargado con 25.000 kilos de ácido sulfúrico fumante (óleum) tras sufrir el vehículo un múltiple accidente. Los padres del pequeño Juan Pedro, que viajaban en la cabina del camión, perecen en el accidenté sin tenerse noticias desde entonces de su hijo al que habían prometido un viaje de fin de curso al norte de España (el camión se dirigía a Bilbao) En la cabina sólo se encontraron ropas del pequeño y algunos casettes de música infantil por lo que se realizó una exhaustiva búsqueda por la sierra, con perros rastreadores, motocicletas todo- terreno, guardias civiles a caballo, helicópteros, vecinos y hasta los niños de un colegio de la zona, sin resultado alguno. En un cochecito Pese a los rastreos realizados por la Policía Municipal y la Guardia Civil nunca fue encontrado el pequeño, si bien la madre ofreció algunas pistas durante la recontrucción del paseo previo que había realizado en compañía de su hijo. En este sentido manifestaría que estuvo en la playa caminando junto al bebé y de su otro hijo mayor, Johnnatan, de cuantro años, y que una mujer que vestía un chandal y paseaba a un perro se le había acercado durante unos momentos y había hecho comentarios acerca de las ropas de punto que vestían al pequeño. También se sabría que Catherine había caminado por un parque y que para llegar al mismo había tenido que pasar el puente de un tren; que había estado en las proximidades de la estación y que, antes de entrar en las dependencias municipales, había dejado un momento solo el cochecito, al cuidado del pequeño Johnnatan, frente a un establecimiento comercial. De Guillermo nunca más se supo. Y al cabo de los dos meses, el enigma continúa. ¿Dónde se encuentran estos niños? Son tres casos que, al igual que ocurriera hace años en un pueblo de Segovia en el que desapareció otro niño que se hallaba con un matrimonio, permanecen en el más impenetrable de los misterios y que quizá por sus extrañas características en cuanto a la forma en que desaparecieron, parece que no han quedado relegados al olvido. Algunos han intentado establecer conexiones e incluso han llegado a apuntar la posibilidad de que tras estos casos exista una red de tráfico de menores. No hay nada de eso, según fuentes dignas de todo crédito. Se trata de hechos inconexos, aunque relativamente próximos en el tiempo y distintos de los! menores que voluntariamente abandonan sus hogares para, en su inmensa mayoría, regresar poco después. ¡VOLUNTARIOS! SERVICIO MILITAR EN CRUZ ROJA Si tienes entre 17 y 19 años, eres varón, deseas cumplir el servicio militar en 1988 haciendo una obra social muy cerca de casa. ¡Ahora puedes! Solicita información en la Asamblea de Cruz Roja más próxima a tu domicilio. El plazo termina el 30 de junio H S CHIS Roja Española