Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
427 ABC. CULTURA SÁBADO 6- 6- 87 La lectura de periódicos en la Universidad Madrid. S. C. El periódico universitario Enfoque publica una interesante encuesta, realizada en la Universidad, sobré los hábitos de lectura de los estudiantes. Sólo ocho de cada cien universitarios compran habitualmente el periódico. Sin embargo, el 31 por 100 de los encuestados leen la Prensa todosJos días. ABC figura como el periódico más leído entre los estudiantes universitarios con el 31,5 por 100, seguido por El país con el 28 por 100. El diario gubernamental es, sin embargo, el más comprado por los estudiantes. Son numerosos íós universitarios que leen ABC en su casa y luego compran El país cuando van a la Universidad. Al menos eso es lo que refleja la encuesta, técnicamente muy bien hecha, del periódico Enfoque D El Centro Extremeño e Iberoamericano de las Artes Populares, cuya construcción se llevará a cabo en breve para promover, conservar y difundir la artesanía extremeña y d e s a r r o l l a r el i n t e r c a m b i o de conocimientos populares entre los pueblos iberoamericanos, fue el motivo del convenio firmado ayer en Mérida por diversas autoridades, dentro del plan Extremadura Enclave 92 que esta Comunidad Autónoma ha elaborado para la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de América. Evocación de Gabriel Ferrater, quince años después Ahora mismo, a esta misma hora tranquila de la tarde (quizá haga diez minutos o un cuarto de hora, quizá falten aún diez minutos o tres cuartos) de hace exactamente quince años, bajo la misma luz de un crepúsculo de abril- eruel abril en Sitges, en la misma ciudad en la que ahora escribo, sonó el timbre de la puerta y fui a abrir. Era el hijo de Ana María Matute, un adolescente espigado, que venía a decirme que José Agustín Goytisolo había llamado a su madre para darle una mala noticia y para pedirle que me la transmitiera a mí, ya que yo no tenía teléfono ni él otra manera de avisarme: había muerto Gabriel Ferrater. Di. media vuelta y se lo dije a Isabel, que se acercaba- o tal vez fuera ella quien abrió y yo el que se acercaba- y nos miramos y me volví de nuevo hacia el chaval y le di las gracias y cerré la puerta tras él. Después y durante muchas horas, puede ser que hasta la mañana siguiente cuando fue enterrado Gabriel, todo sucedió mecánicamente, quiero decir que procedí como una especie de autómata, porque me había internado en el tiempo del recuerdo, y el tiempo real, el de ahora a este misma hora de hace quince años, sólo contaba para los hechos concretos, como, por ejemplo, fumar un cigarrillo sentado con Isabel en el sofá del living o quizá en la terraza, mientras cruzábamos cuatro palabras, y bajar hacia el pueblo en busca de un teléfono para poder hablar con algún amigo, y fue así cómo Joaquim Molas me dijo que sí, que era cierto que Gabriel había muerto y que lo enterraban en el cementerio nuevo de Cerdanyola, al día siguiente a las diez; solventar qué habíamos de hacer con una cena que estaba concertada y decidir, al fin, que acudiríamos a ella; y luego volver a casa, simular que leíamos, poner el despertador- ¡como si fuésemos a dormir aquella noche! -y acostarnos hasta la mañana siguiente, hasta la hora justa de tomar un café y partir hacia Cerdanyola. Todo me resulta, ahora, preciso entre la niebla del recuerdo. El cementerio nuevo, unos cuantos amigos, algunos estudiantes discípulos de Gabriel, su madre y su hermana. Me acerqué a ellas y me presenté porque hacía muchos años que no las veía y la madre de Gabriel sonrió muy ferraterianam ente y me dijo: Claro que le conozco, hombre: si no hace quince días que le vi en televisión y estuvo usted muy bien Me quedé cortado, porque hubiese querido decirle lo que en esos momentos ya no era preciso y fue ella quien añadió: Gabriel les apreciaba mucho a usted y a su esposa. Pero estaba enfermo, muy enfermo. Tal vez ustedes no lo supiesen Y, de pronto, recordé que Gabriel- tampoco hacía quince días- se arremangó la camisa y después el pantalón dieiéndome: Estoy jodido porque tenía los brazos y las piernas completamente llagados, lo mismo, me confesó, que todo el cuerpo. Doy asco, ¿sabes? Ninguna mujer me querrá ya -y sonrió tristement e- El médico dice que si no dejo de beber me moriré. Tendría que hacer lo mismo que cuando se marchó Jill, ¿te acuerdas? Por supuesto que me acordaba. Pero ahora tenía enfrente a su madre y proseguimos la charla, como si nada hubiese pasado, porque ella quería que fuese así y a mí me pareció bien: ella había apurado ya un trago semejante cuando se suicidó su marido, el padre de Gabriel. Mientras hablábamos llegó el furgón del cementerio con el féretro. Yo inicié un movimiento para que fuésemos nosotros, los amigos, quienes lo lleváramos en hombros hasta el nicho, pero Joaquim Molas me detuvo: Deja que lo hagan sus alumnos Así lo hicimos y cuando el ataúd entraba en el nicho, Isabel me dijo: No hemos traído flores y se arrodilló para recoger unas cuantas del lindero y las arrojó dentro. Gabriel desapareció definitivamente, como había anunciado hacía muchos años. Después, hablamos un rato con unos y con otros y nos repartimos en los coches. Y fue así como todo volvió a la normalidad de los vivos y del olvido. Josep María CASTELLET MUTUA MADRILEÑA AUTOMOVILISTA Sociedad de Seguros a Prima Fija Almagro, 9- 28010 MADRID MEMORIA DEL EJERCICIO SOCIAL DE 1986 Se pone en conocimiento de los señores mutualistas que la Memoria correspondiente al citado ejercicio se halla a su disposición en la sede social, donde podrá ser retirada contra exhibición del recibo corriente. Los que deseen recibirla en su domicilio pueden solicitarla por carta o mediante llamada telefónica a cualquiera de los números: 410 77 66 4101210 419 40 75 410 50 48 41050 47 419 95 84 410 24 05 410 22 65 419 95 65 410 16 61 4101103 419 37 47 410 1111 4101115 419 94 09 419 23 48 419 23 43. con indicación de su número de póliza, y les será remitida inmediatamente por correo. Una huelga impídela salida del diario Le Matin de París París. Efe, Ap. Una nueva huelga de trabajadores impidió ayer la salida del diario parisiense Le Matin propiedad del diputado y ex ministro socialista de Defensa Paul Quiles. La empresa editora presentó suspensión de pagos el pasado 6 de marzo y los administradores judiciales presentaron ante el Tribunal de Comercio de París un plan de viabilidad que supone la reducción de plantilla a la mitad de sus actuales efectivos. Esta reducción afectaría por igual a la redacción, que consta de 117 miembros, y a los talleres y administración, que ocupan a 45. Dimite el director de La Tribuna de Albacete Albacete. León Cuenca Eduardo Peralta de Ana, director del periódico local La Tribuna de Albacete ha presentado la dimisión de su cargo a la empresa Oubalsa, editora de dicho diario. En su carta de despedida a los lectores, Eduardo Peralta, tras afirmar la ilusión con que se entregó a la tarea y los logros alcanzados por el periódico, dice en uno de sus párrafos que abandona el diario físicamente cansado y presionado por algún sector que considera que este periódico no defiende los intereses para los que fue fundado y se creó ARTURO SORIA General Kirkpatrick, 27 de 302,92 m 2 Plazas de garaje. Jardín privado. Piscina. Paddle- tenis. Visitas: de 11 a 1 y 4 a 7 sábados, y domingos mañanas Teléfonos: 250 20 07, 259 51 09 VIVIENDA ÚNICA