Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 4- 6- 87 ABC A B C 87 IEMPRE es flexión y la cordura de noticia y tal vez ben ser y son, afortumorbosa el esnadamente en muchas cribir sobre la denuncia ocasiones, aliadas del en materia fiscal. OcuPoder Ejecutivo o del pa esta materia un Gobierno de una nasegmento claramente Por Juan Luis DOMÍNGUEZ José Luis GROS definido dentro del contexto tributario. Tan claro que resulta difícil Por tratarse de fácil demagogia recaudatoria, mismo gobernar que dirigir una democrática comentar esta cuestión sin llegar a exceder las aguas fiscales no se desbordan. Entre posición opositora. en las conclusiones el carácter técnico- otras razones, por cuanto soterradamente, sin La citada ley de Presupuestos para 1987 profesional que debe presidir el tratamiento grandes aspavientos, la Ley General de Pre- contempla la desaceleración legislativa de la de la denuncia fiscal. A poco que divaguemos supuestos para el ejercicio de 1987 desenca- Denuncia fiscal y cierra las ventanillas de deentramos en el perímetro o zona del comen- dena la reforma de la Ley General Tributaria nuncia inicialmente pensadas. Hemos de alatario político, aunque parezca extraño. en materia tan controvertida como la formula- bar tal reflexión. Nos acordamos de este asunto, hoy y aho- ción de la Denuncia fiscal. Aquélla, recordada Ahora ya no le es posible al denunciante o ra, en función de la atracción que en estas por todos ustedes, de dinamización y sensibi- delator fiscal acceder al expediente nacido de fechas tiene esta materia de marcado signo lización pregonada en 1982 sobre una agresi- su denuncia, ni le cabe recibir premio ecopenalizador. Estamos, por igual, en fechas va reforma y puesta al día de la Denuncia pú- nómico, ni puede recurrir ni reclamar, y su dehábiles para formular la declaración del Im- blica tributaria, decayó de forma fulminante. nuncia puede archivarse por falta de fundapuesto sobre la Renta y Patrimonio, y como ¿Por qué? mento sin más. La conclusión, si no yerro, es En nuestra opinión, en razón a que la re- que la Denuncia pública fiscal se ha diluido es tristemente normal en nuestras más altas con elegancia y sin crispaciones. instancias político- fiscales, se La Administración pública, duedesencadenan las tempestades ña y señora en nuestra década orales e inquisitoriales para del desarrollo informático, no ha obligar a reflexionar al contride necesitar de la Denuncia fiscal buyente sobre la convenienCuenta una vieja historia que dos hermanos, al ver aproxipara iniciar su gestión tributaria. cia dicen que por solidaridad, marse una bandada de gansos salvajes, prepararon sus arcos. de declarar al Fisco. Y el contriNos repudia una acción de De- S i cazamos uno de estos gansos- dijo uno de ellos- -lo buyente, por lo general, o no se nuncia fiscal, casi nunca desintecomeremos bien adobado. entera o sonríe maliciosamente resada por parte del denunciante, -N o- dijo el otro- eso es bueno para preparar gansos cano porque no vaya a declarar, y a la razón, cargada del principio zados en tierra, pero los muertos en pleno vuelo deben asarse. sino por la insípida demagogia de objetividad y marginando el- Corten el ganso por la mitad- aconsejó el jefe de la alutilizada precisamente- en estos principio fundamental de la culpadea- y así cada cual puede prepararlo a su gusto. bilidad. Además, la Administradías, pretendidamente amparada Pero cuando los cazadores estuvieron listos para disparar, ción fiscal ya posee el deber cívien un principio, el de la solidariya los gansos se habían perdido en el horizonte. co de colaboración a prestar por dad, que no lo entiende y que, si Mañana se cumplen cuatro meses desde que el síndico de el contribuyente y así regulado, se lo explican, prefiere prudentela Bolsa de Madrid suspendió la cotización de las acciones de por todo lo cual nos habíamos llemente no dialogar. Y en las Fecsa. Y desde entonces ni el Ministerio de Economía ni el de gado a preguntar: ¿Necesita, aguas revueltas de las eleccioIndustria han hecho otra cosa que esperar y ver en el incópues, de la Denuncia pública fisnes próximas y de las declaramodo asunto de dar una salida razonable a los problemas del cal para ordenar la acción tributaciones impositivas a presentar sector eléctrico. Andan discutiendo si la solución es una ley de ria? Creemos que, sinceramente, menudea el ya calificado terrobases o un real decreto, si es mejor definir un marco o actuar; no. Por ello reconocemos y alarismo fiscal una de cuyas dejar que las cosas se pudran o aguantar el tipo por si hay cribamos la postura asumida por el fórmulas de acción descansa en sis de Gobierno después de las elecciones. El riesgo, claro, es Gobierno retornando a posiciones la ventanilla fiscal para presentar que se desencadene un proceso irreversible. Lo acaba de adcoherentes y de seguridad jurídidenuncias por ocultación o devertir la patronal bancaria: Todo, menos que el tiempo, vía caca. Aun cuando se intente de forfraudación de tributos. tastrofismo, lo arregle todo. Y ya no importará cómo guisar los ma sibilinamente silenciosa. Pero apreciemos, en frase reigansos. teradamente pronunciada, que las cosas son como son y no De la Asociación Española Luis Ignacio PARADA como nos gustaría que fueran. de Asesores Fiscales s TERRORISMO FISCAL: ¿EXISTE LA DENUNCIA PUBLICA? Tirando a dar EL ARTE DE GUISAR LOS GANSOS Panorama internacional- Secuelas de la renuncia de Paul Volcker Tranquilidad en las Bolsas y mercados financieros mientras asimilan la renuncia de Paul Volcker. En cuanto a tal renuncia, puede decirse que se ha producido en olor de multitudes: todos, dentro y fuera del país, han estado acordes en lamentarla. También la Administración de Washington, según declaraciones formuladas por su exponente máximo, el presidente Reagan. Aunque cabe sospechar que tos lamentos oficiales hayan sido lanzados con la boca chica, porque nadie ignora que al Washington oficial no le sentaba bien el espíritu de independencia, opuesto siempre a las componendas, del que pronto habrá de ser llamado ex jefe del FED. Para el nuevo jefe- A l a n Greenspanserá el recuerdo de su intachable antecesor uno de los mayores obstáculos que haya de superar y que le harán su labor difícil. Ya hubo alusiones a que acaso le viene ancho el sillón: cierto comentarista señalaba que Paul Volcker llegó a ocuparlo en 1987 investido de gran prestigio y con amplia experiencia en el campo de las actividades monetarias, mientras que quien le sucede, y al margen de ciertas funciones asesoras, tendrá que demostrar ahora que da la talla. El quid de la cuestión estribará en que logre o no mantener las distancias con los demás órganos de la Administración central, cosa que, si no del todo en buena parte, consiguió Volcker, haciendo bueno el principio de que, constitucional y teóricamente, la Reserva Federal goza de total autonomía No parece a tal respecto de buen augurio que el secretario del Tesoro. James Baker, considerase ayer corriente precisar que no habrá cambios en la política monetaria de los Estados Unidos Parece ociosa la declaración, porque mal andaría la política monetaria si pudiese modificarla un simple cambio de personas en la jefatura de la institución bancaria central. Y tememos que no ha dé faltar malicioso que caiga en lo extemporáneo de la declaración del secretario del Tesoro, que con ella parece haber querido subrayar que si se trata de materia monetaria, el único que dispone es el secretario del Tesoro, es decir, James Baker. Una forma como cualquier otra de minimizar las competencias del jefe del FED cuando hay quien, como Alan Greenspan, va a sentarse en la poltrona de jefe con la ilusión de quien estrena cargo. Jaime JEREZ