Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 0 A B C EN LA MUERTE DE UN ESPAÑOL UNIVERSAL JUEVES 4- 6- 87 El triunfo de sus manos Conocí poco a Andrés Segovia y apenas nos unió la admiración que siempre le tuve y el más o menos cercano paisanaje. Hablé con él muy pocas veces, pero hace dos años, en una cena en casa del poeta Alonso Gamo, le recordé que había oído su guitarra en el Centro Artístico de Granada, en el año 1914, que dijo que éste era el primer concierto que daba. Usted tendría que ser un chico entonces me dijo. Sí, don Andrés, y usted apenas era un mozalbete; porque mis once años correspondían a sus veintiuno. Pero hay algo que siempre he referido y hoy debo recordar, una vez más, para afirmar el mágico triunfo de sus manos acariciando las cuerdas de su guitarra. En uno de los primeros años treinta vivía yo en California cuando se anunciaba en el enorme Philarmonic de Los Angeles. un concierto de guitarra de un tal Andrés Segovia. El público americano no comprendía que se pudiera escuchar a Juan Sebastián Bach pellizcado en una guitarra. En sus primeras audiciones sólo dos o tres filas estaban ocupadas. Al año siguiente volvió y ya había medio teatro lleno. Un año después colmaba el auditorio y el público le dedicaba sus merecidos cálidos aplausos. Esto me dio la medida del reconocimiento a la maestría de sus dedos sobre las cuerdas. Había logrado ya su mejor gloria y varias veces, por el ancho mundo de sus triunfos, tuve ocasión de oír de nuevo y admirar de nuevo su creciente perfección, el milagro insuperable de su sensible maestría. José LÓPEZ RUBIO Maestro excepcional Me unía una gran amistad y afecto al hombre, una admiración sin límites al artista. Imposible abarcar lo que representaba en un resumen de urgencia, dictado además por la emoción. Creo que tendrían que destacarse tres facetas de su personalidad. Primera: su condición excepcional de guitarrista, que lanzó el instrumento al mundo; un instrumento aislado hasta él... Segunda: su vertiente de gran maestro, que impartía con generosidad enseñanzas, consejos, lecciones y orientaba con la experiencia de tantos años en los que él mismo era el mejor ejemplo. Tercera: la capacidad única para promover repertorios, con encargos, buscas, ensanchamientos de lo existente, impulsos de creaciones que después quedaban a disposición de los demás guitarristas. Joaquín RODRIGO Suite gerundense Mi padre, Ricardo Pitxot, violonchelista discípulo de Pau Casáis, y mi tío Luis Pitxot, que era violinista, tenían una gran amistad con Andrés Segovia. Este vivió largas temporadas de verano en nuestra casa y fue aquí donde empezó a elaborar la transcripción para guitarra de la Suite de Bach, a partir de la partitura de chelo con la que trabajaba mi padre. Esto ocurría hacia 1914. Andrés Segovia era un artista que mostraba su rigor absoluto con la guitarra e incluso he oído decir que no se permitía a sí mismo ningún error. Cuando Segovia fue a estudiar Armonía a París le comentaba a mi padre que todo lo que le enseñaban ya lo sabía. Esto da idea de sus precoces conocimientos. Antonio PITXOT Hemos perdido la inspiración Cincuenta y cuatro años de amistad no se borran con nada. Menos, cuando la admiración fue siempre creciente, hacia el hombre y el músico. Un rasgo lo distinguía: la vitalidad. Hasta el último día no nos ha dejado entrever la muerte, porque se agarraba a la vida de tal forma que no permitía conjeturas sobre el momento de su definitivo adiós Con Andrés Segovia hemos perdido la inspiración. La pérdida es enorme para todos, para el arte español- siempre fue un español de pro, fiel y entusiasta- y para el arte del mundo, con mayúsculas. Luis GALVE Música y humanismo Segovia influyó decisivamente en mi formación musical: aprendí a concebir la guitarra como él la sentía, a convertir la técnica en arte musical y la música en humanismo. Para el maestro desaparecido, cada lección debía interpretarse como si estuviera ante un gran crítico. Era un hombre muy disciplinado y riguroso en su trabajo. Manolo SANLUCAR Competitivos para ayudar fiuestros productos a abrirse paso en ios mercados exteriores. Competitivos para que el campo, la pesca y ia industria agroalimentaria dispongan de soluciones eficaces y rápidas para exportar en las mejores condiciones. Hágase cliente de la Caja Rural. Aproveche la fuerza de un gran Grupo.