Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 4- 6- 87 EN LA MUERTE DE UN ESPAÑOL UNIVERSAL A B C 79 Un minuto de silencio La guitarra pierde, sencillamente, el timón. Yo le tenía una inmensa admiración, aunque no fui su alumno. No se puede hacer en el siglo XX más por la guitarra que lo que Andrés Segovia hizo. Todos le debemos rendir homenaje y todos los españoles le debemos guardar respeto y un minuto de silencio. Narciso YEPES Cuerdas celestiales Tu música continuará entrta nosotros a través de los siglos. Eres una gran pérdida para todos nosotros, pero eres ya el deleite de los coros angelicales gracias a lo celestial de tus cuerdas. Gracias, hermano Andrés, por la lección magistral que nos has legado como ser humano y como músico. Montserrat CABALLÉ Fue un mito en vida Nunca he tenido un amigo semejante. Lo fue desde que actuó en uno de los primeros festivales granadinos a su regreso de América, creo que en 1953, y mantuvimos una relación cada vez más entrañable hasta el momento mismo de la muerte. Cabe decir que nos entendíamos sólo con la mirada; no era preciso ni que hablásemos para saber lo que pensábamos. Desde hace quince años, los veraneos en Almuñécar, punto elegido por mí para estar cerca de él donde más tranquilamente podía disfrutar de su. compañía, multiplicaron las ocasiones de fraternal conocimiento. Andrés Segovia me ayudó a vivir. Así: categóricamente. Era un mito en vida. Pero, ¿qué puedo decir que no se conozca ya sobre el artista? Yo gozaba con su música y creía hallarme ante un genio comparable a un Picasso, a los más grandes y representativos artistas del siglo XX. Manuel RIVERA Imposible de reemplazar La pureza de sus notas Era un monstruo. Cada nota era pura, limpia, como si sólo deslizara los dedos por las cuerdas. Conocí al maestro en Alemania, hace quince años. Gracias a Andrés Segovia, las formas clásicas pasaron a formar parte del mundo de la guitarra, en la que descubrió múltiples posibilidades. Alfredo KRAUS Victoria de los Angeles abunda en los juicios emocionados y entusiastas que tanto otros suscribieron. Habla del dolor de la pérdida que juzga irreemplazable; de su condición de grande, grande, grandísimo de la música; de la admiración que despertaba su arte y también su voluntad, perseverancia, amor a la vida, sentido de la amistad... Tiene un recuerdo muy personal: A raíz de conquistar en 1947 el Premio Internacional de Ginebra, recibí una llamada de una emisora de radio importante. Me proponían un recital de media hora, porque quien había de ofrecerlo, Andrés Segovia, que lo aplazaba unos meses, dio mi nombre con elogios que suponían la seguridad de mi clase y la mejor garantía para ocupar su puesto. ¡Imposible arrancar con mayor fortuna y honor más grande! Victoria DE LOS ANGELES Un artista excepcional Andrés Segovia era un artista extraordinario y verdaderamente excepcional. Una de las figuras que llevó el nombre de España con gran honor por todos los ámbitos del mundo. Yo he asistido muchas veces a sus recitales, principalmente en Nueva York, y el entusiasmo que despertaba era indescriptible, sobre todo entre la gente joven que abarrotaba la sala de conciertos. Andrés Segovia me honró con su amistad, cosa de la que me sentí siempre enormemente orgulloso. No hace todavía muchos años que asistí a la recepción que el alcalde de Nueva York celebró en conmemoración de su XC aniversario, en donde estaban presentes el maestro y su mujer, Emilita. Fue una velada de intensa emoción y de imperecedero recuerdo. Severo OCHOA Su música más caliente Supo hacer del aire su música más caliente para domarlo cual a una profusa selva que despertaba en sus dedos. Era una tempestad que rompía en voces que sólo él oía y repetía con dulzura o con pasión. Nos despertaba a un espacio que los dioses tuvieron por su reino; por ello, sentíamos que el mundo podía ser nuestro mientras sonara la música excelsa de su guitarra. ¿Era un instrumento hecho únicamente para él, o un relámpago o lluvia que fluía a su orden... Sí. El venturoso dueño del aire, líquido divino de la voz de Dios. Carmen CONDE de la Real Academia Española Un gentilhombre Andrés segovia ha sido el pionero de todos nosotros, abriendo en el mundo caminos a la música española. Aunque yo sabía que era un hombre de avanzada edad y que estaba delicado de salud, su muerte me ha pillado de improviso y me ha producido una gran emoción. Todos le debemos mucho. Su figura supera el campo del mero instrumento de la guitarra. Conocimos la noticia de su fallecimiento durante (a pausa de un concierto de la gira que realizamos por Japón. Acabábamos de interpretar Fantasía para un gentilhombre del maestro Rodrigo. Y nunca mejor dicho, porque Andrés Segovia era un gentilhombre. Jesús LÓPEZ COBOS fifWQMOTOR, S. 0 Bráv Murülo, 62. Tel. 233 75 07 -28003 MADRID BRAVO MURILLO- -CUAT CONCESIONARIO LANCIA CON SERVICIO INTEGRAL, EN EL CORAZÓN DE MADRID. Exposición de la gama Lancia, Servicio Post- venta. Servicio de carrocería y pintura. Recambios y accesorios originales. Departamento automóviles de ocasión.