Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 4- 6- 87- OPINION -ABC, póg. 31 L mundo de la música, nacional e internacional, ha acogido emocionadamente la desaparición de Andrés Segovia. Es de amplio alcance la impronta que en él ha dejado este andaluz universal, a quien define ese sello peculiar de los grandes maestros, consistente en haber cambiado de modo decisivo el rumbo y las formas del arte practicado. En el caso de Segovia ha sido la guitarra el instrumento radicalmente afectado por su magisterio. A él se debe en buena medida el renacimiento experimentado por la guitarra de concierto en el siglo XX. Lo acompañaron ciertamente en esta tarea otros grandes nombres, desde Britten hasta Falla. Pero fue él quien con mayor notoriedad se convirtió, ya desde su juventud, en el vindicador por antonomasia de un instrumento que durante siglos gozó de prestigio y que a apartir del XIX había entrado en un periodo de decadencia. En España, el maestro sustrajo a la guitarra del ámbito de lo flamenco y le devolvió la dignidad lograda en el XVIII. Que contara con el antecedente de Francisco Tárrega de modo alguno resta importancia a su ingente labor. Fuera de España, la expansión de la guitarra está ligada a la constante presencia del concertista en los mejores foros internacionales. Autodidacto muy estudioso, supo desarrollar una técnica propia que ha ejercido un vasto influjo. Sus numerosísimos conciertos, sus enseñanzas en diversos centros musicales europeos y norteamericanos, lo auparon muy pronto a un primer puesto en los circuitos mundiales. La mano de Segovia arrancaba de la guitarra sones de pureza desconocida, que hicieron vibrar a sus oyentes. El tópico de las limitaciones del instrumento fue hecho trizas por su genialidad interpretativa, capaz de traducir y expresar en él las p a r t i t u r a s más complejas. Fueron muchos los músicos de talla que escribieron para el guitarrista, que también rescató abundantes páginas antiguas y contemporáneas. Andrés Segovia es uno de los nombres universales de la cultura española de este siglo. Con letras de oro estaba i n s c r i t o hace mucho tiempo en los anales de la E UN ARTISTA UNIVERSAL música hispánica contemporánea al lado de Falla, Albéniz, Granados, Turina, Casáis, Rodrigo, Zabaleta o De Pablo. Sin él hubieran sido impensables los guitarristas posteriores, como Regino Sainz de la Maza o Narciso Yepes. Los auditorios más cualificados se rindieron en todas partes al rigor y a la pasión de su arte. Español de cepa, fue él quien acabó con la pseudo guitarra del toque racial para hacerla otra vez clásica y transmisora de esencias. Era Andrés Segovia- -conviene subrayarlo- -un trabajador infatigable, que no conoció vacaciones dilatadas ni jubilación. Mientras las fuerzas se lo permitieron, siguió dando conciertos, enseñando, depurando hasta el vértigo su estilo. Todo ello movió a la Corona a concederle, en 1981, el título de marqués de Salobreña. IENTRAS el sistema español de Sanidad pública atraviesa un caos en el que los enfermos mueren en los pasillos de los hospitales, el Gobierno hace oídos sordos a las protestas de los médicos, centradas bastante menos en cuestiones de retribución que en la demanda de condiciones más racionales y menos antihistóricas para el sistema sanitario. Las exigencias electoralistas parecen haber acentuado en el ánimo oficial tendencias ya advertidas y consistentes en replicar a las demandas de los médicos para que la administración sanitaria entre por cauces racionales, con habilidades tácticas destinadas a dividir a los profesionales de la Medicina. El señor García Vargas parece no caer en la cuenta de que el reproche máximo de los médicos al Ministerio, M SANIDAD INVIABLE y a la labor de su titular, lo provoca su mala política sanitaria, articulada sobre el modelo socialista de Sanidad, que pasa por la descapitalización, en medios y personal humano, de los hospitales. El Gobierno socialista ha reducido de modo tan extraordinario como extemporáneo la dotación presupuestaria de los hospitales, apoyándose en el sindicato UGT y en los buenos oficios de otras instancias que le son próximas para la formulación, frente al conflicto, de unas bases puramente salariales. Todo ello ahonda más y más, a cada día que pasa, la raíz múltiple del conflicto. Y lo que habría que hacer, por el contrario, es reconducir la reforma sanitaria y volver a situación similar a la que existía con anterioridad a la etapa socialista. Lo que eufemísticamente cabría llamar estructura socialista de la Sanidad inviable. Los experimentos no deben hacerse con cargo a la salud. La actual política del Gobierno en esta materia debe cambiar por su propia base. Debe entender de una vez el Poder que la solución no está en alentar las divisiones en el estamento médico, ni tampoco reducirse al simple pacto de unas escalas salariales. Hay que volver a dotar los hospitales, que siguen siendo uno de los pilares fundamentales de la Sanidad española. Se cuentan por cientos los casos de impagos, por dejadez de la Administración y por falta de recursos, a determinadas empresas encargadas del mantenimiento de los aparatos y de los servicios, lo que ha supuesto la inutilización de éstos. Son scanners que no funcionan, microscopios electrónicos que no pueden ser reparados, reactivos que no llegan a los laboratorios... Todo un mundo de deficiencias, en fin, que no se verán solucionadas hasta que no haya voluntad clara por parte de la Administración de hacerlo. La política sanitaria es quizá el capítulo aún no rectificado del conjunto de propósitos que el PSOE se traía cuando llegó al Poder. El capítulo económico lo rectificó a la vista de la experiencia francesa. Hay ahora experiencia bastante para que rectifique también este importante capítulo sanitario. RETENCIÓN REVOLUCIONARIA prosigue actividades le preocupe, como bien se ve, se a leHERRI Batasuna del Estadotodassisus ajustan o nosinlaque galidad. La Fiscalía debe, en todo caso, proceder en defensa de las leyes y así, ahora, el fiscal general ha ordenado al de San Sebastián que presente querella contra Herri Batasuna- -contra los miembros responsables de su mesa electoral- -por las afirmaciones publicadas en un cartel de elecciones insertado en el diario Egin Estas afirmaciones son calumniosas contra el Gobierno y los Cuerpos de Policía. Actúa, por tanto, la Fiscalía de acuerdo con su alta responsabilidad y con la debida diligencia. Y se hace acreedora al elogio con independencia de cual sea el final de los procedimientos, porque la sentencia corresponde a los jueces. Pero, además, Herri Batasuna, en un asombroso ejercicio de distorsión del lenguaje, ha calificado el último secuestro de ETA- -del que es víctima el industrial Andrés Gutiérrez- de retención, revolucionaria Con este cínico juego de palabras, la coalición secesionista lanza la exculpación de un delito de terrorismo. Y esto es apología del delito. Se debe seguir actuando dentro de la legalidad para expulsar de ella a Herri Batasuna. Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos ABC Subdirectores Darío Valcárcel. Joaquín Vila, José Javaloyes, Manuel Adrio, Joaquín Amado Jefes de Redacción: A. Gundín (Continukiad) J. C. Azcue (Internacional) B. Berasátegui (ABC literario) A Fernández (Economía) J. I. G. a Garzón (Cultura) A. A. González (Contjnu tíad) R. Gutiérrez (Continuidad) L Lz. Nicolás (Reportajes) C. Maribona (Continuidad) J. L. Martín Descalzo (Sociedad) J. Olmo (Edición) L I. Parada (Suplementos Económicos) L Prados de la Plaza (Continuidad) C. Prat (Dorrincal) Santiago Casteto (Colaboraciones) Secciones: J. Rubio (Arte) J. M. Fdez. -Rua (Ciencia) A. Garrido y J. Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yañez (Edición Aérea) J Badía (Educación; E. R. Marchante (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubtp (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D. Martinez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 s Prensa Española, S. A.