Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE A lo mejor ustedes recuerdan, si les apetece recordar, que Julio Iglesias me contó, durante su última estancia entre nosotros, que en atención a las mujeres que le aman y como detalle de fino caballero, marca registrada de la casa, era él quien se administraba un poderoso anticonceptivo en forma de jarabe chino, cucharadita a cucharadita. -Eso nos sonó a todos a cuento chino. -Y a mí, pero sucede que no. Que no es un cuento chino, aunque sí se trata de un invento chino. Resulta que el doctor escocés Peter Waterman acaba de revelar en Occidente que existe una planta china denominada científicamente murraya paniculata que posee los mismos efectos que la famosa pildora y ninguno de los inconvenientes, por lo que son ya miles las parejas chinas que toman infusiones con semillas de esta planta. Ya ven lo adelantado que va Julio. Y lo digo en todos los sentidos, porque ahora mismo está el primero en la lista de Los cincuenta más vendidos de la AFYVE con su elepé Un hombre solo -Pues yo me alegro. -Y yo, porque es hermoso que los triunfadores sigan triunfando. Ya lo decía mi abuela. Y también lo dice el proverbio árabe: ¡Que Dios bendiga al que abrevia sus visitas! Bueno, pues el caso es que Miguel Gallardo visita muy poco últimamente a su esposa, la llamada Pilar Velázquez, actualmente trabajando creo que en Barcelona en una obra de Jaime Salom titulada Una hora sin televisión junto a Manolo Tejada. Y la visita poco porque mayormente él anda mucho por América y ella anda por aquí. Aurora Bautista mantuvo un matrimonio por correspondencia bastantes años. La duquesa de Sevilla (ella vive en Miami y su esposo en Madrid) no cree, como ya conté en esta sección, que la distancia sea el olvido, por mucho que lo repita el nostálgico bolero, sino todo lo contrario: -La distacia sirve de estímulo para el encuentro. Pilar es más pragmática: -A nosotros lo de la distancia nos va muy bien, porque al no vernos, no discutimos, y así todo marcha mucho mejor. Irreprochable planteamiento, Pilar. Por ahí parece que van los tiros de (a tan buscada solución a la cotidiana crisis matrimonial: los modernos psiquatras y psicólogos aconsejan las ya famosas Paco Rabal, aprendiz de sacristán vacaciones por separado, tú a Boston, yo a California. Un tiempo de cada uno por su lado y luego, ¡hala! reencuentro gozoso. Y hablando de reencuentros: el próximo jueves llega a Madrid Isabel Pantoja exclusivamente a participar en el programa de radio de Encarna Sánchez y Mila Ximénez de Cisneros. Viene de Sevilla, la entrevistan y se vuelve a Sevilla. ¿Y qué cuenta la Pantoja? Cuenta que tiene la casa lo que se dice perdida de casetes, ilena de casetes, que no tiene ni dónde sentar a Paquirrín. ¿Yeso? -No sé le ocurrió nada mejor que decir que estaba sin canciones para su próximo elepé... Claro, le han llovido montañas de casetes de todos los autores que hay en España, que ya es üover. Bueno, pues como llovido del cielo le ha llegado a Paco Rabal el hermano Aurelio, dominicano él. ¿Y qué hace un hermano dominicano con Paco Rabal? -Asesorarle, enseñarle; a ser buen sacristán. Pues sí, porque resulta que Paco Rabal rueda ahora mismo la versión cinematográfica de Divinas palabras de Valle Inclán, y le ha tocado hacer el papel del sacristán, claro. Como sucediera que Paco no estaba muy ducho precisamente en la liturgia y en el oficio eclesiástico, no tuvo mejor idea que ponerse al día que llamar a su buen amigo el hermano Aurelio, dominico del convento de Torrente (Valencia) al que Paco Rabal se retiró a reflexionar hace unos quince años, por consejo de Luis Buftuel, y en el que permaneció meditando y en recogimiento durante algunos días. Meditaba y se recogía durante el día, pero al llegar la noche sentía Paco, criatura carnal, al fin y al cabo, la llamada de la fiesta con tanta fuerza que a base de mil argucias lograba convencer al hermano Aurelio, encargado de la puerta, para que le abriera y le permitiera un largo paseo de meditación nocturna. Así, abriéndole la puerta para salir y para entrar, Paco y el hermano se hicieron muy amigos, amistad que hasta hoy perdura. ¿Y por qué fue Paco a reflexionar a un convento? -Eso es un misterio que todavía no ha aclarado Paco. A lo mejor lo hace cuando escriba sus memorias, si es que algún día se decide a escribirlas. ¡Ay, las memorias de Paco, vaya tela! Isabel Pantoja vendrá a Madrid el jueyes para participar en un programa de radio. A la cantante se le ocurrió decir que estaba sin canciones para su próximo disco y los autores le han inundado la casa de casetes A Conchita Montes no le gustan nada los personajes que escriben su vida, sus memorias: -Me recuerdan- -suele decir- -a esas personas que tienen la muy fea costumbre de sonarse y luego mirar el pañuelo. A lo mejor no tiene razón, pero la frase es ingeniosa. Como ingenioso fue aquello que dijo Rita Hayworth, recientemente fallecida, cuando un ágil y agudo reportero de los de antes le pregutó delicadamente por la razón del fracaso de sus cinco matrimonios: -Creían haberse casado con Gilda pero se despertaban conmigo. AMILIBIA 118 A B C MARTES 2- 6- 87