Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
XVI ABC ABC Hiera fío 30 mayo- 1987 v AV 4 La última palabra José Luis Gallero tres tristes tigres el primer tigre era soñado y se desvaneció cuando la luz cayó sobre él al atravesar un claro el segundo tigre se partió una pata al saltar del árbol en el que había dormido el tercer tigre veía llover sobre la selva mientras esperaba la llegada de los otros dos ahora no deseo nada esta tenacidad que nos mantiene separados es la misma tenacidad con la que nos amábamos ahora formas parte de todo ahora no deseo nada no deseo escapar de esta extraña plenitud de la que sólo tu abrazo me rescataría montañas en la primera montaña un niño en la segunda montaña un loco en la tercera montaña un árbol dueño del aire tres brillantes el primer brillante no hace que el amor dure el segundo brillante no hace que todo sea posible el tercer brillante está en el fondo de la copa de tus sueños la mujer que amas está hecha de tus sueños hecha para que tus sueños ardan en su luz no temas perderte entre la gente o en los cafés de la ciudad cada día es hermoso como una sirena y ninguno de tus sueños puede abandonarte yo quiero atravesar el desierto no quiero robarle tus brazos de mirra a las dunas azules no quiero poseer una estrella yo no quiero a la noche arrebatarle una estrella tú no me conoces y yo no quiero conocerte el amor sólo existe en los boleros ¿puedes olvidar todo lo que supuestamente sabes olvidarlo todo y despertar mañana en una ciudad nueva y descubrir la tristeza y la alegría los bosques que arden en las luces del ocaso la luz que cae sobre su luz al clarear? trae la noche sueños que no soñé jamás sueños a los que se unen otros sueños cuando la luz vuelve a las calles como un animal solitario cada tren se lleva un día en cada tren llega la muerte pero los raíles aún brillan más allá como unos brazos siempre el mar viene hacia ti con sus olas adormece tu razón ante tus ojos deja conchas pequeñas piedras caracolas que no debes coger siempre el mar viene hacia ti son las olas lo único que importa no fluimos como los ríos ni sabemos dónde están las respuestas como el viento ni siquiera entendemos por qué la vida a veces nos entrega todos nuestros sueños en el rostro de una mujer, en la mañana días de golondrinas viven suspendidas en la luz sus cuerpos caen desde el cielo y el cielo cae con ellas chirriando viven suspendidas en la luz como la gente que se ama en la ciudad como la misma ciudad la canción del trabajo en todos los hombres trabaja un corazón todas las estrellas trabajan en el cielo en el oro del tiempo trabaja la semillala poca realidad del mes de mayo- e l aire la luzparecen todavía suficientes: el cuerpo vagabundo se cuela en la delgada visión José Luis Gallero nació en Barcelona en 1954. Hace varios años que vive en Madrid, donde edita, desde 1984, la revista de poesía Amén. 1