Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 25- 5- 87 ABC, A B C 65 entre los contribuyentes diado y sobrevivido ha sido a pesar cuando surge algún pobre diablo del Estado. que harto ya de tanto amén les planta cara, y a ese quijote le hacen pasar el purgatorio y el infierno, Agobio burocrático y si uno de ellos con suerte o con De tantos números y estadísticas más medios consigue algo postivo, de Hacienda me agradaría saber nos sume a los demás en el mayor cuántos altos cargos utilizan o sien- desconcierto. ¿Cómo podemos conten la necesidad de los servicios y fiar en una Hacienda Pública que bienes públicos (que sin duda los dicta normas que luego se demueshay) cuántos hacen cola en los dis- tran erróneas y o ilegales? Recordepensarios, cuántos llevan a sus hi- mos las célebres 10.000 pesetas jos a la escuela pública... Se debe por sujeto pasivo de la unidad famidecir, más que con valentía con te- liar, la no desgravación de jardines meridad, que hay muchos gastos a en vivienda propia, los gastos de restringir. Hay muchas frases de transporte y tantas cosas que se tucorte apocalíptico, aunque no tan vieron que corregir a toda máquina, drásticas, que acuden frecuentemente a nuestro recuerdo como: miserables contribuyentes Ha- Destino de los impuestos cienda rriáclrástfa gente incomVolviendo a las teorías del aprenpetente T agobiados por tanto pa- dizaje, dos de sus mayores puntapel y otras que sentimos y vivi- les lo son el aprendizaje por imitamos, porque además de abogados, ción y la ley del efecto. Pues bien, economistas y expertos en el si los contribuyentes hemos de BOE hemos de ser también ad- aprender necesitamos una imagen ministrativos de Hacienda, pero sin apropiada que imitar y necesitamos sueldo, y si nos queda tiempo hacer ver lo efectivos que son los frutos nuestro trabajo. Continuamente de nuestro trabajo en bien de la socambian las leyes y las normas, y ciedad. pasado el tiempo nadie se acuerda Cuando veamos las amplias nede las dificultades de su implanta- cesidades de escolaridad, sanidad, ción. carreteras, trabajo, vejez, etcétera, Recordemos las sucesivas leyes, medianamente cubiertas, cuando la normas y disposiciones complemen- visita de un inspector no nos protarias de los REOS (léase Regíme- duzca terror, cuando ir a la Deleganes de Evaluación Objetiva Singu- ción de Hacienda conscientes del lar) y la cantidad de consultas vin- deber cumplido no se transforme en culantes que se tuvieron que una odisea, cuando discutir con publicar para el desarrollo de unos ellos sea una garantía y no una regímenes que pretendían ser tan desgracia, entonces sabrán qué tipo fáciles. Cuando transcurra- el tiempo de Hacienda queremos. Deseamos una Hacienda que en veremos cuántos inspectores de Hacienda recordarán las dificultades vez de ensañarse nos enseñe, que de implantación del IVA en un tiem- infunda confianza, que nos muestre po récord y cuántos de ellos inten- lo positivo de nuestra contribución, tarán minimizar los indudables erro- de todos y para todos, de los ciudares y olvidos en que tantos incurri- danos y no del Estado, con leyes remos y veremos también la actitud sencillas y claras, la antítesis de lo que al respecto tomará la Adminis- que es. Indudablemente es con puntos de tración. Hacienda dicta las normas de tal referencia con los que podemos manera que no las entiende ni evaluar mejor nuestras carencias y quien las engendra, y de tanto en necesidades, y esos puntos de referencia parecen ser soto que tenemos menos impuestos y menos represión fiscal y de que esto es un paraíso económico. En realidad nos interesa menos lo feo de otros países que lo atractivo, como autopistas. Universidades, ayuda a la familia- véase Francia- Aquí tener hijos parece de insensatos o de idealistas, cumplir con Hacienda es hacer el burro esperar justicia requiere más paciencia que Job y el término de terrorismo fiscal suele resultar blando. Aquí Hacienda parece fomentar la evasión fiscal porque, como en la carretera, tantos campan por sus respetos y aquel que, a pesar de intentar cumplir con el Código siempre, tiene un accidente, paga por todos los demás. ¿Qué es para los menos pudientes el tener que pagar primero antes de reclamar ante una pretendida sanción de Hacienda? ¿Qué es la proclama al viento de la gran ayuda familiar que represen tan 17.000 pesetas de desgravación por hijo? ¿Es que alguien cree que se puede mantener y educar dignamente a un futuro contribuyente con lo que representa esa cantidad? ¿Qué son esas propuestas y esos regateos orales que suelen darse durante una inspección? ¿Qué es la pretensión de que los contribuyentes les hagan prácticamente todo el trabajo a los de Hacienda y encima deban entonar el mea culpa ¿Qué es el exigir comprobantes de documentación que la propia Administración tiene en su poder? ¿Y el no proporcionar dicha documentación cuando se necesita? ¿Qué es para la familia la supresión de desgravación por estudios de los hijos? ¿Y el polinomio no discrimina? Hacienda presume de Apartados de Correos y de números de teléfono para las reclamaciones, pero ante las quejas su mejor respuesta consiste en: en todo caso puede usted efectuar la oportuna reclamación económico- administrativa ante tal y cual... Para ese viaje no se necesitan alforjas. Pretender que no estar de acuerdo con Hacienda implique unas determinadas ideas políticas, económicas o intereses ocultos sería reducirlo a un simple sofisma. Alguien debe desear los impuestos, puesto que existen, cuando menos quienes los recaudan. Si nadie los quisiera entrañamos en el absurdo. Jerónimo JURADO CAMPOS 3l banquillo ncuesta de urgencia 13 14 Supremo que impide valoración superior al valor catastral en el Impuesto de Transmisiones. Actuaciones espectaculares y coactivas en las épocas de campaña. Inmensidad de errores en las liquidaciones paralelas que resultan coactivas y amenazantes con la iniciación de expediente de defraudación. Exige intereses de demora, el legal más el 25 por 100, cuando recibe y da sólo el legal cuando paga. A fuerza de disposiciones y cambios cada año, la declaración del IRPF es un rompecabezas. Seis leyes hubo que consultar en 1986 para llenar la página 2 del impreso. Los contribuyentes vamos a necesitar un Defensor del Pueblo para cada familia. En la imposición de sanciones no se respetan las garantías constitucionales. No se presume la inocencia, sino la culpabilidad. Tiene mejor trato fiscal un comprador de un coche importado que quien ahorra su importe. 15 16 17 18 19 20 recho Tributario gutaciones a menudo provisionales, elaboradas con innecesaria precipitación y con técnica jurídica deficiente, con desconocimiento o abierta violación- esto es ciertamente lo grave, se subraya- de bs más importantes principios constituoonates, et Derecho Tributario español parece que camina sin remedio por la senda de la decadencia. La inseguridad iurídica deja indefensos a los ciudadanos frente a la inspección Crece la moral fiscal, pero aumenta la desconfianza sobre el destino de los impuestos