Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABC ABC, LUNES 25- 5- 87 Hacienda Aquí, en España, una de las desgracias más graves que pueden acon- número de graznidos. Alguien apostecerle a un contribuyente es el hecho de caer en manos de Hacien- tilló que Hacienda nos las arranca da Cualquier persona corriente adopta una sincera postura de condo- a puñados y, ¿cómo no? podríalencia y de comprensión hacia el pobre desgraciado al que le ha toca- mos añadir: casi siempre a los misdo la c h i n a A ese ciudadano no le basta ya con pagar mos gansos y no precisamente a escrupulosamente sus licencias fiscales, contribuciones, basuras, de- los más lustrosos. Sería interesantípuradoras, IRPF, beneficios, plusvalías, Seguridad Social y un muy lar- sima una proposición de ley: que go etcétera; siempre le falta algo: un papel, una cifra... y ese algo le Hacienda se lo quede todo y nos dé lleva a ser comparado- e n ocasiones tratado- a un maleante, a un eva- veinte duros para pasar el domingo, sor o a cualquier delincuente, y no es que se trate de un incontrolado. y aquí paz y allá gloria. Si por un lado tenemos esa cariQuien conozca de las teorías del el cuerpo en la aplicación dictato- catura que tanto extraña a los admiaprendizaje sabe de la superior rial del Reglamento (primero salen nistradores, pero que es tan familiar efectividad de! reforzamiento positi- las leyes, pero luego el funcionana- para los administrados, por el otro vo sobre el negativo, sabe que en rio de turno también sale con los re- no es que el Estado nos resulte Sociología la mayoría se siente re- glamentos) y en el avasallamiento. muy gratificante. La idea del Estado compensada con los hechos con los Cuando la alternativa frente a el como enemigo del individuo, esquilcuales puede identificarse positiva- primer aviso un palo claramente mador de su patrimonio, derrochamente y tiende a desmarcarse de conduce a una labor pedagógica y dor del fruto del trabajo individual, los que identifica como negativos. a un comprometer a la gente con la en ocasiones debería ampliarse al Con las teorías de la producción tarea común que a todos atañe, fruto del trabajo colectivo. Frecuentemente al oír de dictaduocurre algo relacionado: cuando el Hacienda (cuando menos en ocatrabajador productor tiene conoci- siones) te hace unas especies de ras de todos los colores y recordar miento de la trascendencia positiva propuestas con el ánimo de aho- la declaración de la renta, Hacienda de su trabajo, se siente psicológica- rrarse trabajo siguiendo la consabi- y aquéllas se asocian, quizá por mente recompensado y ello deriva da teoría de que todos tenemos atavismos ancestrales o por cuesen una mejora y aumento de su la- algo que esconder o mucho que tión de imagen o de falta de indentibor. ¿Qué somos los contribuyentes temer y ante ello sólo deja como ficación. ¿Será ésta la Hacienda púsino productores respecto a Hacien- camino el caro, angostoso, humi- blica que nos merecemos? Quizá llante y troglodita sendero de la re- sí, pero en todo caso no solemos da? e c o n ó m i c o- identificarnos con modelos que pueRecordando famosas frases ab- c l a m a c i ó n solutistas nos da la impresión de administrativa, porque las alegacio- dan representar nuestros aspectos que hay quienes consideran suya la nes no s i r v e n de nada ante más desagradables. Estas son exde el Estado somos nosotros respuestas que parecen preparadas presiones de emociones y experiennos referimos, naturalmente, a quie- de antemano, reclamación que sue- cias de quien no na usado, ni usunes como imaginarios personajes le resultar estéril en la mayoría de fructuado ni abusado del poder del de lan Fleming, con licencia para las ocasiones. Tragicomedia que no Estado, de quien no pertenece a todo y olvidando la exquisita corte- debería darse si no fuese porque ningún grupo político ni a ningún sía y el buen hacer que preconiza- ante Hacienda todos somos culpa- grupo de presión económica, de ban la reales ordenanzas del primer bles hasta que demostremos no- quien simplemente ha llegado a experto en economía familiar, extercio de siglo, y que debía tener sotros lo contrario. Los datos estadísticos y su poste- periencia surgida de los malabarisHacienda, nos da la imagen de esa superestructura compacta y monolí- rior análisis tienen en s (como mos, sacrificios y motivaciones que tica que no trasciende y donde no mayor defecto su recogida y su utili- comporta ser padre de familia y que sólo no. nos sentimos integrados, zación sesgada: no basta con decir no sabe de enchufes ni de rentas y sino, lo que es más, la odiamos, la que tocan tres pollos y medio por qué ve y observa tristemente cómo tememos y la soñamos como un cada contribuyente, hay que ver a su esfuerzo y el de muchos otros fantasmal mundo kafkiano en el que quién le tocan siete pollos y a quién puede diluirse entre tanta burocrano sabes cuándo entrarás, pero de ninguno. Hacienda nos congratula cia y administración inadecuada. donde sí sabes que difícilmente sal- de que han bajado el IRPF y las co- Experiencia del que depende sólo tizaciones a la Seguridad Social y de su trabajo personal y familiar, del drás. de que hay menor presión fiscal; que lleva a sus hijos a la escuela suponemos que debe ser como con pública y del que se visita en la SeEfectos disuasorios guridad Social, del que si ha estulos pollos. Hacienda sigue optando por el camino aparentemente más fácil: el Desplumar al ganso del reforzamiento negativo en la Decía Colbert que el arte de la triaplicación de acciones dé castigo con efecto disuasorio- cada día butación consiste en desplumar al más graves e irracionales- en la ganso para obtener el mayor númeintimidación, en el meter miedo en ro posible de plumas con el menor el Hacienda, e Veinte acusaciones 1 Considera la declaración inexacta como fraude, pero no hay devolución automática de lo que recauda de más. 2 Inseguridad jurídica. Lluvia de normas y disposiciones. 3 Ficción de mantenimiento de las tarifas, cuando la inflación sube. 4 Amenaza con aumento de la base de la Contribución Urbana, que se transmitirá a la base del IRPF. 5 Sanciones salvajes en la Ley General Tributaria. 6 Uso indiscriminado de las solicitudes de manifestación de cuentas bancariás de los pe queños contribuyentes por Estimación Objetiva Singular simplificada. 7 Actuaciones abusivas en la estir marión indirecta de bases. 8 Olvida la libertad y el derecho ajenos. 9 Nula información sobre derechos y libertades. 10 Descalifica por pertenecer a determinados sectores: empresarios, profesionales y agricultores. 11 Faltan garantías para el contribuyente. 12 Caso omiso a la sentencia d Deterioro del I Cada año, por estas fechas, intimida con listas de presuntos defraudadores La declaración de la Renta se ha convertido en un laberinto sin salida Juristas y expertos se han refer do en numerosas ocasiones a I precipitación y deficiencia técnic en el reciente Derecho Tributar Concretamente se ha subrayado i considerable empobrecimiento y d terioro que muestra en la actualida esa rama del Derecho en España A impulsos de necesidades ca siempre contingentes, mediante r