Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I ABC, póg. 32- TRIBUNA ABIERTA -LUNES 25- 5- 87 AN tenido que transcurrir casi cuatro años de Gobierno con Felipe González como presidente, para que muchos sectores de la sociedad española, que se han sentido agredidos, hayan organizado la protesta y la resistencia contra los abusos del poder. Durante la era del socialismo español en el poder, muchos sectores profesionales de la sociedad española no sólo han visto atropellados sus legítimos derechos y aspiraciones, sino que además, desde el poder se les ha tratado de delincuentes, corporativistas, y enemigos de los intereses de los españoles. Primero fue mi caso personal, con la expropiación de Rumasa. Lo nombro el primero, no porque considere que es más importante que otros muchos. Sencillamente fue el primer gran atropello que se cometió, sin que los socialistas llevaran más de un mes en el Gobierno. Envalentonados y crecidos por la euforia dé diez millones de votos, fue una medida demagógica para aparentar grandes cambios en el terreno económico y que se ha quedado en un gesto, que además de injusto e irracional, viene costando al Estado, a todos nosotros, más de un billón de pesetas. Nunca demostraron lo que tenían que demostrar: el famoso agujero patrimonial de Rumasa. Tenían todos los datos, todos los medios materiales y humanos para hacerlo. Tenían la necesidad de demostrar seriamente la razón y la necesidad de la expropiación. Sin embargo, jamás realizaron la valoración patrimonial de Rumasa. Y, parece que, entonces, acobardados todos por la marea socialista, se dio por buena una razón que sólo se apoyaba en el ministro Miguel Boyer, que ni siquiera está ahora en el Gobierno. Naturalmente, para justificarse, a mí se me ha tratado siempre de presentar ante la opinión pública como un delincuente. En mi descalificación iba unida la de toda la clase empresarial. La de to- H LOS ABUSOS DEL PODER SOCIALISTA parramado la protesta por todas las calles de España. Yo, durante todo Por José María RUIZ- MATEOS este tiempo, he sido un lobo solitario de la dos los hombres y mujeres que en este país denuncia. Un corredor de fondo contra los hemos luchado por crear riqueza y puestos abusos del poder. Sin otras armas que mi pade trabajo. Nunca, en ningún país civilizado, labra y la ayuda de la Prensa como medio de ha sido tan difícil ser empresario. comunicar mis denuncias. He sembrado duDespués vinieron maniobras para controlar rante cinco años una denuncia que ahora se el Tribunal Constitucional. Los jueces se con- generaliza. Pero yo también estoy cansado virtieron también en delincuende luchar sólo y de que mis grites, cuando se explicó a toda la tos no produzcan efectos palpasociedad que no se podía confiar bles. Por eso he tomado la open ellos, para que eligieran la ción de organizar políticamente a parte que les correspondía del todos los que conmigo creen que Poder Judicial. Los médicos fuehay que terminar con esta tiranía ron presentados como una clase y crear riqueza y empleo para privilegiada a combatir, utilizando España. y desviando hacia ellos la ira de Se trata de organizar este deslos enfermos. Los trabajadores contento y dirigir toda esta enerde Iberia, RENFE y demás comgía a la creación de empleo y de pañías estatales son teñidos y riqueza. Para ello hay que preacusados de una fórmula magissentar una alternativa política tral que descalifica cualquier disque hoy no existe. O, al menos crepancia socialista: intereses no ha sido capaz hasta ahora de corporativos arrebatar la mayoría socialista En el Parlamento, el rodillo soque impida este estado de coJ. M. Ruiz- Mateos cialista se ha convertido en un sas. Empresario sistema legislativo que no admite El Parlamento Europeo va a una enmienda ni tolera que se ser mi banco de pruebas. Tengo forme una comisión de investigación, como datos en la mano para confiar en que esto no es el caso de Rumasa, que pedían todos los es una aventura imposible. Ahora necesito Grupos parlamentarios. tres cosas: la ayuda de Dios, que me dé fuerEn Ayuntamientos y Diputaciones, los ca- zas para continuar en esta lucha. El apoyo de sos de corrupción son tapados por la mecáni- todos los que se identifican con esta causa y ca de las mayorías, mientras crece sin parar un juez lo suficientemente honesto y valiente para llevar a la cárcel a uno cualquiera de los el gasto de la Administración. responsables de la Administración en el criDa la impresión de que durante estos cinco men cometido con Rumasa. Si eso se consiaños la sociedad española y sus líderes polí- gue, es probable que algún miembro del Go 1 ticos y sociales han estado agazapados, acóbierno que tomó la decisión de expropiar Rubardados con el poder socialista, sin atrever- masa y que llevó a cabo la reprivatización, se a reaccionar. El resultado ha sido una olla acabe en la cárcel de Alcalá- Meco, en donde a presión sin válvula de escape, que ha des- yo nunca debí entrar. y sacrifican a quienes los rodean, para encerrarse a pelear con la cuartilla en blanco. MuPor Carlos MURCIANO chos me han preguntado si disfruto escribienHay entre nosotros una mitificación del pardo. No. Disfruto cuando he escrito. Escrico. Lleva cinco años sin publicar comenbiendo lo paso mal. Entonces- insisten- tan con los ojos en blanco, y cuando al fin ¿por qué lo hace Eso quisiera yo saber publica, echan las campanas al vuelo. Natuconcluyo. ralmente, ese libro tan esperado puede ser Porque- -y torno al principio- la fecundiespléndido; mas lo será porque su autor lo dad, como la inspiración, es hermana del traes, no porque haya tardado cinco años en bajo diario. Artículos, ensayos, cuentos, poegestarlo. Ser prolífico, o no serlo, es sólo mas, novelas, frutos son del tesón, no del recuestión de carácter, de condición, de tempeposo. Isaac Asimov, uno de los más copiosos ramento. Guillermo Díaz- Plaja habló una vez escritores de nuestro siglo y, por ello, maltradel escritor- río y del escritor- fuente, sin detritado en ocasiones, reflexionaba en su último mento del uno o del otro. Juan de la Cruz, libro- Sobre la ciencia- ficción- -acerca de la tan escaso y tan genial, no tiene por qué mifecundidad y de las pobres almas que no rar por encima del hombro- n o lo haría nunpueden evitarla y decía, refiriéndose a él ca el frailecico- a Lope de Vega, tan abunmismo y a su tarea: Lo que yo hago es doso y derramado. Ni al revés. Por sus obras mantener las persianas siempre bajas o imalos conoceréis. Muchas o pocas. Los conoceginarme que afuera hay tormenta de nieve. réis tal como son, sobrios u opimos, goteanMe consoló saber que no soy yo solo el que tes o desbordados, pero puros, entregados, cierra más de una vez la ventana al sol tibio sinceros. Pues de estos escritores hablo. De y al piar de las aves en el parque, para evitar los verdaderamente vocados, de los tocados su llamado en perjuicio de lo que trato de espor la gracia- o la desgracia- -del crear, de cribir. los que no renuncian, de los que se sacrifican ¿Prolífico? Trabajador. Y usted disculpe. P ROLIFERAR, según n u e s t r o diccionario, es reproducirse en formas similares; sólo en su segunda acepción, y en sentido figurado, vale por multiplicarse abundantemente Pero decimos prolífico- -pocas veces prolífero, que es igual- y estamos pensando en esa segunda acepción, cuando en verdad su significación cíñese a la virtud engendradora, no a su frecuencia. Pues bien, ser prolífico en el campo de las tetras es algo que no suele estar bien visto. Sobre todo por los pertenecientes a ese campo, ya que los ájenos pueden llegar a sentir un cierto respeto por el escritor fecundo. Si uno de tus colegas quiere saber cuántos libros has escrito y tú respondes que cincuenta, su gesto expresará inmediatamente conmiseración, no admiración; interiormente, no exclamará Qué tío, sino Así serán. Se me podrá decir que el hecho de haber escrito cincuenta libros tampoco tiene por qué producir pasmo, y es verdad; pero lo que no debe producir en ningún caso es lástima ni, por supuesto, un inmediato e instintivo convencimiento de que esa obra, por amplia; carece de calidad. SER PROLÍFICO