Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 23- 5- 87- CULTURA ABC, póg. 51- La revista 391 subdita barcelonesa de una larga saga numérica de la vanguardia La publicación dirigida por Francis Picabia apareció hace setenta años Madrid. Tulio H. Demicheü Nunca una serie aleatoria pero constante de tres dígitos rimados en noventa y uno ha tenido una leyenda semejante en la biografía de las vanguardias. La historia se inicia en Nueva York, hace escala en Barcelona y concluye- como los intermitentes ojos del Guadiana- multiplicándose por siete, décadas más tarde. Este año cumplen años dos de sus epifanías: la muerte de la galería neoyorquina 291, patrocinada por el fotógrafo Alfred Stieglitz, y la aparición, en Barcelona, de una revista que será su primera heredera numérica: 391. Stieglitz fue uno de los animadores fundacionales de la vanguardia contemporánea en Norteamérica. En 1905 fundó las Phoío- Secessions Gallery, en el número 291 de la Quinta Avenida. La galería edita, hasta su desaparición, una revista de arte fotográfico, Camera Work. A partir de entonces, Stieglitz impulsaría y acogería con entusiasmo la aparición y el desarrollo de las nuevas tendencias pictóricas del siglo XX, sin renunciar nunca a la perspectiva de su propio arte. A partir de 1908, años antes de que se realizara el Armory Show, una magna exposición de arte europeo moderno, Stieglitz acogió en su galería, a la que todo el mundo llamaba 291 exposiciones individuales de Henri Matisse, Rousseau el Aduanero, Marius de Zayas (caricaturista mexicano) Pablo Picasso y Cézanne. En 1913, el fotógrafo organizaría la primera- muestra neoyorquina de Francis Picabia. Picabia regresó a Europa en 1913. Al estallar la primera guer rra mundial fue reclutado por el Ejército francés. En 1915 se Je asigna una misión en el Caribe. En vez de cumplirla, el pintor- hombre- niño de temperamento travieso y adolescente- deserta y decide volver a Nueva York. Allí, en aquel interregno, Stieglitz, cuya galería había atravesado graves dificultades económicas, había renunciado a seguir publicando Camera Work, pero sus amigos De Zayas, Haviland y Agnes Meyer le apoyaron y entre los cuatro fundan una revista que habría de ser una revista dedicada al arte más moderno y a la sátira Se decidió que habría de llamarse 291, y que publicar un texto en ella era, simple y llanamente, una decisión de alguno de sus fundadores. Las asambleas- -dirá Stieglitz- las actas y las discusiones interminables son anti- 297. En 1917 Francis Picabia llega a Barcelona. 291 había llegado a su fin ese mismo año en Nueva York. Fue, al decir de muchos, una publicación proto- Dada, el movimiento predecesor del surrealismo, que impulsaría, entre otros, Tristan Tzara, desde Suiza, y que daría sonados escándalos en toda Europa. Dada fue un grito contra el pasado, y la llamada a un arte futuro desligado de toda servidumbre. Francis Picabia es uno de los casos más singulares de las vanguardias europeas. Próximo a las iglesias (dada, surrealismo) nunca fue, sin embargo, un militante o un sacerdote de ninguna de ellas. Su evolución personal así lo demuestra: artífice de máquinas femeninas, de collages, de pintura onírica, respondió más a su inclinación personal que a los dictados de la ideología artística. En 1917, cerca de la tierra de sus antepasados, funda en Barcelona, junto con su mujer, Gabrielle Buffet, la revista 391. una publicación de suscripciones, que aparecería esporádicamente hasta 1924 y cuya influencia en los medios literarios y artísticos El académico Alarcos se niega a dirigir una tesis en bable Oviedo. Faustino F. Alvarez Emilio Alarcos Llorach, académico y catedrático de lengua española de la Universidad de Oviedo, se ha negado a figurar como director de la tesis doctoral de Ramón D Andres, profesor de la Escuela de Magisterio, por estimar como condición indispensa- ble su redacción en español, y no en bable, como hizo el autor. Las razones del profesor Alarcos están relacionadas con el carácter no oficial del bable. En una carta que envió a Ramón D Andres, Alarcos afirma que en una tesis doctoral no me parece oportuna la utilización de la llingua entre varias razones por el hecho de que ha de ser juzgada por personas que se extrañarán aún más que yo, y que sin duda se negarán a leerla en su estado actual Ramón D Andres calificó la reacción de Alarcos como una ofensa de los derechos cívicos que tengo como usuario de la lengua que hablo desde que nací. Y digo esto sin ningún menoscabo hacia la autoridad científica del señor Alarcos, de quien he sido alumno Portada de Picabia de su época no sería pequeña. Colaborarían Max Jacob, Max Goth, G. Ribemont- Dessaignes, Gabrielle Buffet, Marie Laurencin, Uoyd y Guillaume Apolinaire. 391 estaba Inspirada en 291, y surgió al mismo tiempo que o hacían en Europa otras publicaciones pre dada. La historia de esta numérica publicación vanguardista se continuaría- -tras la desparición de 391- en París, en donde Michel Tapié publicó, no importa que un solo númro, 491. Por su parte, Pierre André Benoit (Gard) publicó 591 en 1952 y 691 en 1959. Los franceses intentaron, algún tiempo más tarde, la reaparición de una última, no menos numérica, resurrección de las vanguardias: 791, que nunca vio la luz. Torrente Ballester, doctor honoris causa por Salamanca Salamanca El escritor y académico Gonzalo Torrente Ballester, que hoy será investido doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca, obtuvo esta distinción por su tarea como profesor, teórico de la literatura y escritor. Al concederle este doctorado se ha tenido en cuenta, además, el hecho de que Torrente ha sido vecino de Salamanca, lo mismo que su presencia permanente en las actividades culturales celebradas en la ciudad. Víctor García de la Concha, defensor de la candidatura de Torrente Ballester, ha manifestado, según Efe, que desde la llegada del escritor a Salamanca, en 1975, ha entrado a formar parte del panorama cultural de la ciudad En la propuesta de investidura se destaca, fundamentalmente, la producción anterior a la hora del éxito, tanto la obra literaria como la ensayística, así como su labor como catedrático de Literatura, lo mismo en institutos que en Universidades nacionales y extranjeras. ACTUALIDAD DE ARCIMBOLDO Si tomamos a Arcimboldo de parábola, se nos aclara todo. Como sigue: He conocido a gente admirable, perfectos ninguno. Amigos menos pobres, pobres y aun siéndolo, que se sangraron para socorrerte cuando tu ruina, luego te desconciertan con fallos notorios, inesperados. Mirando un cuadro de Arcimboldo descubres el porqué de tanto misterio. Hay gente que es tomate; aquéllos más, puerros; éste de aquí, rabanito; col, tú. Huerta total en sí: nadie. Con todos se compone- componemos todos- -un ser humano único y completo. (No hay vuelta de hoja- dijo el alcaucil- a esto que digo) De ese ser humano único (probablemente, desde que el mundo es mundo, el mismo) son los muertos que se le mueren a diario secreciones; los locos, unos uñas, caspa los más, suyas. Suicidas excreta. Julio CERÓN (Excretar es de libre albedrío, secretar involuntario)