Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 23- 5- 87 A B C 23 El PSOE ejerce el control en los municipios asturianos con mayor densidad de población Salvo en Gyón y Langreo, todos los alcaldes quieren ser reelegidos Oviedo. F. F. A. Cuarenta y dos de los setenta y ocho municipios asturianos están gobernados por socialistas, siguiendo AP como segunda fuerza municipal (18 alcaldes) el PCA (7) el COS (3) y los ocho restantes con independientes. Los principales municipios de la zona central- e n los que se concentra el 70 por 100 de la población asturiana- tienen, en la actualidad, mayoría socialista: Oviedo, Gijón, Aviles, Langreo y Mieres. En el Ayuntamiento de Oviedo se inició la legislatura con empate en número de concejales del PSOE y AP, por lo que la única representante comunista, Aurora Puente (quien, pasado el ecuador de la legislatura, se afiliaría al PSOE) fue la que dio mayoría con su voto al alcalde Antonio Masip. Este político, cuyo padre había sido alcalde de Oviedo en el franquismo y que inició su actividad pública en partidos regionalistas a la izquierda del PSOE, se presenta a la reelección y tuvo algunas dificultades en la elaboración de su candidatura, por el control que sobre ella ejerció la Federación Socialista Asturiana. El candidato de AP, y rival más directo de Masip, es Gabino de Lorenzo, ingeniero de Ensidesa, persona que se estrena en una campaña electoral y que fue presidente de la Federación Asturiana de Boxeo y, actualmente, lo es de la peña flamenca Enrique Morente. Gabino de Lorenzo quiere mostrar sus dotes de ejecutivo y su capacidad de profesional con numerosas personas a su cargo, frente a la imagen de Masip, más populista y, a juicio de algunos, más folclórica. Por IU encabeza la candidatura municipal Juan Fernández Ania, y por el CDS, Consuelo Marcos Vallaure. En cuanto a Gijón, la polémica se inició cuando fue sustituido el actual alcalde, José Manuel Palacio, por otro candidato (Vicente Alvarez Areces, ex comunista y alto funcionario del Ministerio de Educación) Aún no ha sido entendida bien esta retirada forzosa de Palacio en ambientes socialistas. AP presenta en Gijón una candidatura encabezada por Francisco Rimada; Izquierda Unida, por José Antonio Hevia, y el CDS, por Luis Arias de Velasco. En Aviles se presenta a la reelección el alcalde Manuel Ponga, quien hace unos meses fue criticado por una cuestión relacionada con su salario, que no quedó del todo clara ante la opinión pública. Entre otros rivales, es posible que a lo largo de la campaña mantenga su batalla más dura con el aspirante del CDS, el ex militante socialista Antonio Artime. En Mieres- municipio especialmente castigado por el incierto futuro de la minería- re- ASTURIAS CONCEJALES 1983 pite como candidato el alcalde Eugenio Carbajal, vinculado profesionalmente a la empresa Hunosa y en cuyo municipio, a pesar de la mayoría socialista, se perdió el referéndum OTAN del pasado año. En Langreo, también municipio minero, no se presenta a la reelección, por propia voluntad, el alcalde, Aladino Fernández, quien se reincorpora a sus tareas docentes en la Universidad de Oviedo. Lo sustituye Francisco González Zapico, actualmente diputado socialista por Asturias en el Congreso. En otros municipios de menor número de habitantes, las vísperas electorales se desarrollan sin que falten tensiones y discrepancias, motivadas en muchos casos por quienes se consideran injustamente tratados al ser excluidos de las candidaturas u ocupar un lugar que consideran irrelevante. Quién es quién Oviedo, F. F. A. Los principales líderes que encabezan las candidaturas a la Presidencia del Gobierno asturiano no son muy conocidos, pese a su frecuente presencia en los medios de comunicación, por los electores. Así lo demostraba una reciente encuesta regional elaborada por la empresa Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (SADEI) cuyo principal accionista es él propio Principado de Asturias. Pedro de Silva había iniciado su comparecencia ante la opinión pública asturiana a mediados de los años setenta, con su colaboración en la revista Asturias Semanal Desde aquellos tiempos hasta la actualidad- transcurridos más de diez años- Pedro de Silva Cienfuegos- Jovellanos se ha esforzado sin éxito en tratar de entender y reconducir la situación socioeconómica regional y algo que no le niegan ni sus adversarios es la laboriosidad. Le falta capacidad para conectar con su pueblo, quizá por su carácter introvertido, y tiende buen guardián de la ortodoxia comunista del gerardismo Para los votantes de esta ideología, es una figura bien aceptada. Alejandro Rebollo, asturiano, que fue defensor de Julián Grimau (fusilado por sus ideas en abril de 1963) demostró ser un buen gestor en los tiempos de UCD, cuando ocupó la Dirección General de Correos y a presidencia de RENFE. Actualmente es diputado por Asturias. El hecho de haber aceptado encabezar la candidatura suarista por Asturias ha sido interpretado como un gesto de apuesta fuente entre los militantes del CDS. En cuanto a los alcaldes, quizá los personajes más significativos entre quienes se estrenan en la escena política sean el candidato socialista por Gijón (Vicente Tini Alvarez Areces) y el aliancista por Oviedo, Gabino de Lorenzo. Ellos constituyen algunas de las pocas novedades de las listas municipales con respecto a las elecciones anteriores. Alvarez- Cascos a protegerse en exceso de un complicado aparato de protocolo, quizá con la intención de dar relieve a la función institucional del presidente, pero padeciendo él mismo los efectos impopulares de esa táctica. Isidro Fernández Rozada, presidente regional de Alianza Popular y candidato a la presidencia, tiene buen cartel entre los militantes de su partido por la política de puertas abiertas que siempre practicó. Sin embargo, sobre él pesa la realidad de que Pedro de Silva de hecho no es el número uno de AP en Asturias, plaza ocupada y mantenida en la actualidad por el d i p u t a d o F r a n c i s c o Alvarez- Cascos. El candidato comunista Francisco Javier Suárez, es secretario general del PCA y su trayectoria política la hace tras los pasos de Gerardo Iglesias, a cuyo lado vivió muchas experiencias sindicales y políticas. Procede, como Gerardo Iglesias, de la cuenca minera del Caudal, cuya capital es Mieres, y ha sido un