Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 23- 5- 87- OPINION -ABC, póg. 15 FGANISTÁN es la gran asignatura pendiente de Gorbachov y de su pretendida política de racionalización comunista, porque allí la Unión Soviética viene demostrando desde hace nueve años la naturaleza expansiva de un político exterior. Invasión militar, dictadura férrea, represión armada con todos los elementos de la guerra, incluyendo el arma química, y manifiesta incapacidad para instalar un régimen que diese, al menos, la sensación de gobernar con cierta eficacia. Dentro del fracaso patente de la invasión militar, una parcela, y no la menor, del descrédito soviético ha sido la inutilidad de los hombres que colocaban en el poder apoyados por la fuerza de los 130.000 soldados del cuerpo expedicionario ruso. Mohamed Taraki fue asesinado por los hombres de Hafizullah Amin, que acaba siendo fusilado por Babrak Karmal, ya con el apoyo decidido de Moscú, que materializa con la ocupación lo que era ya en la práctica una colonia soviética desde 1978. Pero Babrak Karmal, es sustituido por el general Najibullah, cuya incompetencia pretende ser cortada por Gorbachov mediante un gobierno de coalición. Mijail Gorbachov acaba de hacer unas declaraciones donde considera que la mejor solución sería un gobierno de unión nacional donde todas las tendencias comunistas y anticomunistas estuviesen representadas, incluyendo al rey Mohamed Zahir Chah, exiliado ahora en Italia, que cuenta con apoyos entre diversos grupos armados que componen la resistencia. Pero la desunión de la guerrilla constituye la máxima dificultad para realizar ese proyectado gobierno anticomunista de salvación. Cinco grupos armados reunidos teóricamente en una llamada alianza, dotada de un consejo revolucionario desde 1980, no han conseguido componer un frente solidario en su lucha de liberación. Los partidarios de la restauración monárquica, que son numerosos, se enfrentan a los integristas de la Hezb- i- islami, que sueñan con una república islámica copiada del modelo iraní. A su vez, esta tendencia, está fragmentada, en diversos subgrupos, que hacen la guerra por su cuenta. La A GORBACHOV Y AFGANISTÁN única realidad es que Afganistán había guardado su independencia desde 1921 viviendo en relativa calma hasta que un golpe de estado destronó al rey en 1973. Desde entonces la sucesión de dictadores efímeros, derrocados por otros sublevados, y, como final, la ocupación soviética, han compuesto la h i s t o r i a de aquel desdichado país. De los quince millones de su población, tres millones se hacinan en los campos de refugiados fronterizos del Pakist á n Es n a t u r a l que Gorbachov pretenda poner fin a una guerra interminable donde la aparición de armas antiaéreas modernas en manos de la guerrilla anticomunista está causando bajas importantes en las fuerzas heliotransportadas soviéticas. Pero, sobre todo, Gorbachov querrá realizar una operación de propaganda internacional para recibir por parte de Occidente una buena credencial de credibilidad. OSÉ María Cuevas ha sido reelegido presidente de la CEOE. No ha tenido que disputar a nadie su continuación en la presidencia y este dato, al menos en las circunstancias actuales, refuerza su prestigio bien ganado y su autoridad personal como cabeza responsable de la acción empresarial privada. Cuando no pocos dirigentes o líderes de agrupaciones profesionales o de partidos políticos se muestran proclives al uso de eufemismos, al recurso a los circunloquios, para evitar el compromiso que generan las afirmacipnes claras, José María Cuevas ha sido, a lo largo de su primer mandato, un ejemplo de claridad, responsabilidad y valor. De valor moral en un tiempo en el que las conductas públicas se arropan con veladuras de ambigüedades y se deslizan hacia confusos consensos con el propósito de esquivar la firmeza de los compromisos y mantener abierta la salida. J JOSÉ MARÍA CUEVAS STA tarde, en el Camp Nou, el Barcelona y el Real Madrid reñirán su cuarto duelo en este campeonato de Liga. Si todos los encuentros entre ambos equipos buscan resultados necesarios para la conquista del título, por su habitual condición de favoritos, el de hoy tiene un importante suplemento de interés y emoción por la proximidad al término del torneo. El Barcelona pretende recobrar posibilidades de éxito; el Real Madrid, mantener o aumentar su ventaja. Esos propósitos enfrentados abonan las pasiones de los hinchas y el ardor de los jugadores. La ocasión, por ello, es idónea para que los equipos y sus seguidores ofrezcan un doble ejemplo de deportividad, más deseable aún cuando, como en este caso, van a ser muchos los aficionados que sigan el partido en directo por televisión. Los azulgranas y los blancos han demostrado, una vez más, que su fútbol ha sido el mejor. Pero ahora tienen ante sí la posibilidad de despertar con su juego limpio la mejor actitud de quienes les alientan. E JUEGO LIMPIO Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos ABC Subdirectores a Valcárcel, J. Vila. J. Javaloyes. M. Adrio, R. de Góngora, J. Amado Jefes de Redacción: J. A. Gundín (Continuidad) J. C. Azcue (Intemaciona! B. Berasátegui (ABC literario) A Fernández (Eoonomfa) J. I. G. a Garzón (Cultura) A. A González (Conünuidad) R Gutiérrez (Continuidad) L Lz. Nicolás (Reportajes) C. Maribona (Continuidad) J. L. Martin Descalzo (Sociedad) J. Orno (Edición) L I. Parada (Suplementos Económicos) L Prados de la Plaza (Continuidad) C. Praí (Dominical) Santiago Casteto (Colaboraciones) Secciones: J Rubio (Arte) J. M. Fdez. -Rua (Ciencia) A. Garrido y J. Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yáñez (Edición Aérea) J Badfa (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) 0 Martinez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (t o r o s) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Tétex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 1890. Suscripciones: 4350225. Apartado 43 Prensa Española, S. A. Ha entendido, por otra parte, la intensidad de su trabajo habitual como tarea ajena a las comparecencias públicas de mero brillo personalista, de cultivo de la propia imagen. Pero, eso sí, sin hurtar su comparecencia donde ha sido necesaria y conveniente para la CEOE, sin cuenta de riesgos. Y también por esta razón era esperada su reelección. Si en toda sociedad de auténtica contextura democrática tienen destacada importancia las asociaciones empresariales, por el peso que naturalmente se reconoce a sus opiniones, de modo especial en cuanto a la vida económica se refiere, la importancia de la CEOE aparece forzosamente acrecida en las actuales circunstancias políticas de nuestro país por la prepotencia con que se ejerce desde el Gobierno y por la tendencia controladora de éste en la actividad económica. Bajo la presidencia de José María Cuevas, la CEOE ha sido, o ha intentado ser lealmente, una abierta área de diálogo con el Gobierno y con los sindicatos. Prueba destacada fue el Acuerdo Económico y Social (AES) firmado en octubre de 1984, cuyo cumplimiento quedó a mitad de camino porque no se quiso proceder a las pactadas reformas del mercado de trabajo y de la Seguridad Social. Pero también ha sido la CEOE, sin rebasar su propio marco funcional, un foco de emisión continua de advertencias críticas o censuras a los errores de la política gubernamental, sin dejar tampoco de ofrecer a la opinión pública información constructiva en las ocasiones que lo demandaban. Han sido así constantes, por ejemplo, las advertencias sobre las perniciosas consecuencias del gasto público desbordado, la fiscalidad excesiva, la persistencia de la inflación o las posibilidades ciertas de emprender una real disminución del paro. Nada va a cambiar en la actitud de la CEOE, prevísiblemente, durante el nuevo mandato de José María Cuevas. Es deseable, sin embargo, que sea reconocida sin recelos su representatividad y experiencia. Y también su facultad democrática para opinar, si el caso lo demanda, en contra de los criterios o de las decisiones de la política del Gobierno.