Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 22- 5- 87 N un sistema democrático, que p r e s u p o n e la responsabilidad de los ciudadanos de los asuntos de Estado, es necesario explicar la razón de la exigencia y el destino de los impuestos y, por tanto, del gasto público y, como parte fundamental del mismo, de los gastos de Defensa. Sin embargo, asi como los llamados gastos sociales o inclusive los de funcionamiento de las Administraciones públicas tienen una explicación muy sencilla, no sucede lo mismo con los gastos de Defensa, que no atienden a necesidades interiores de la nación, sino que precisamente se destinan a hacer frente a algo que tiene su origen allende nuestras fronteras. Es la amenaza contra la seguridad, independencia e intereses deja patria. La dificultad se incrementa cuando esta explicación se trata de hacerla en un país que, como España, ha vivido durante muchos decenios aislada del mundo exterior, lo que nos ha hecho dirigir nuestra atención de modo preferente, si no exclusivo, a los problemas, conflictos y enfrentamientos de intereses internos. A B C 69 E LOS GASTOS DE DEFENSA fortalecimiento de la posición exterior de España, en todas sus dimensiones, en todo tipo de Por Eduardo SERRA relaciones internacionaSecretario de Estado para la Defensales. Puede parecer una perogrullada, pero un país fuerte tendrá una posentido la necesidad de agrupar sus esfuerzos sición negociadora fuerte, y viceversa. Es cierto defensivos estableciendo diferentes tipos de que la fortaleza no se mide sólo por el esfuerzo alianza que se hacen para defender sus interedefensivo, pero no es menos cierto que es éste ses políticos, culturales y económicos comunes, uno de sus principales parámetros. En definitiva: a los que de modo aislado no podrían defender. éste es un esfuerzo que se dirige ni más ni meSurge así una nueva dimensión del esfuerzo denos a garantizar la soberanía, libertad e indefensivo: la cooperación y solidaridad entre napendencia de España y a defender su integridad ciones afines. Sería también ingenuo, además territorial y el ordenamiento constitucional, como de insolidario, pretender disfrutar de las ventajas dice el artículo 8.I J de la Ley más importante que de pertenecer a comunidades (políticas, económicas o culturales) si no participamos en los es- nos hemos dado los españoles. fuerzos de defensa que esa misma comunidad Estos son los fines primarios de los gastos requiere. En conexión con esta solidaridad apadefensivos, pero también existen otros fines inrece un nuevo sector que surge del esfuerzo demediatos o derivados: utilizar los gastos de fensivo y que, si bien es difícil de percibir a priDefensa como palanca principalísima para inmera vista, es evidente su eficacia: me refiero al crementar nuestro potencial económico y, hoy Tirando a dar EL FUTURO YA NO ES LO QUE ERA Estimo, por tanto, más que pertinente realizar esta explicación. En este sentido van dirigidas, siquiera sea someramente, estas líneas. Como he dicho, a diferencia de casi todos los demás gastos públicos, los gastos defensivos tienen su origen en la amenaza que surge del exterior. Sería pecar dé ingenuos pensar que un país como España, con su situación estratégica y con su potencial humano, económico e industrial, no estuviera en el punto de mira de quienes, por distintas razones, desearían hacer suyas total o parcialmente y utilizar en beneficio propio las capacidades y potencialidades de España. Es, pues, la amenaza la última ratio de nuestro esfuerzo defensivo; pero hay más: en un mundo como es el que vivimos, interrelacionado en mayor grado que en ninguna otra época de la Humanidad, diversas naciones han Para darle la razón a Paul Valéry la Comisión Europea hizo público ayer un informe en el que revisaba, a la baja, las previsiones de crecimiento de los países miembros de la Comisión durante 1987. En pocos meses, la cifra del crecimiento del PIB ha bajado desde el 3 por 100 al 2,5 y al 2,2. Tres estimaciones que demuestran que el proceso de crecimiento iniciado hace un par de años, tras más de una década de depresión, se va agotando suavemente. El optimismo expansivo ha sido tamizado por la dura realidad y parece que no se dan las condiciones supuestas hace un año para que las economías europeas culminen una etapa de recuperación que no ha durado tanto como cabía esperar. Las previsiones comunitarias indican también que el consumo privado subirá más que lo estimado en un principio y que la inflación tiende a ser superior a la prevista cuando se hicieron los primeros cálculos. Por lo que se refiere a la economía española, la Comisión Europea ha situado sus previsiones en el 2,8 por 100 de crecimiento del PIB, el 6 por 100 de aumento de los precios y el 1,3 por 100 de incremento de los salarios en términos reales. Según su responsable, estas revisiones a la baja deben considerarse normales, dados los riesgos e ¡ncertidumbres que pesan continuamente sobre la economía internacional que hacen difíciles los pronósticos O sea, como decía Valéry, el futuro ya no es lo que era. Luis Ignacio PARADA también, nuestro acervo tecnológico. Ello contribuiría, está contribuyendo, a ser más independientes en los suministros de nuestras Fuerzas Armadas y a elevar nuestro nivel de vida y nuestra posición relativa en el concierto internacional. A nivel individual es sencillo percibir la utilidad de nuestros gastos familiares en alimentación, en vivienda o en educación; es más difícil, insisto que sólo a primera vista, comprobar la utilidad del llamado gasto médico preventivo, las vitaminas que se toman para evitar las posibles agresiones procedentes del medio ambiente en que vivimos. Sin embargo, cuando llega la enfermedad, todos echamos en falta el no haberlas tomado a tiempo, el no haber dedicado a las mismas una parte, siquiera sea pequeña, de nuestro presupuesto familiar. Por ello, -ningún país que estime su libertad olvida la necesidad de hacer el esfuerzo necesario para ser capaz de defenderla. -Panorama internacional A la espera de datos y declaraciones A fin de cuentas, fortalecida la situación del jrtalecida del dólar y de los valores financieros USA, mientras el impacto del asunto Citicorp se va desvaneciendo, y hay que destacar que su efecto negativo fue de corta duración, no se hizo sentir más que de modo inmediato, durante la última fase operativa del martes día 19, después de haber sabido la opinión de la peripecia por la que pasaba el importante grupo bancario. Y debió coadyuvar a que los ánimos recuperaran la serenidad la presteza y cuantía con que Citicorp puso de manifiesto que disponía en reserva de potencial financiero sobrado para resolver la cuestión y colmar el vacío excavado en su activo por el impago de ciertos de sus deudores a nivel de Gobierno. Vueltas las aguas financieras a su cauce, otra vez se dirigen las miradas hacia. las prem i s a s h a b i t u a l e s d a t o s e c o n ó m iic o- económ co estadísticos y declaraciones públicas de uno u otro alto personaje de la Administración. En cuanto a datos, tres muy importantes han de ser dados a conocer hoy, viernes: el del Producto Nacional Bruto en el primer trimestre, el de los precios para el consumidor y el de la cartera de nuevos pedidos para bienes duraderos correspondientes al mes de abril. Para el PNB, con su incremento ahora calculado en un 4,3 por 100, se pronostica cierta mejora que pondría la subida entre un 4,4 y 4,7 por 100. En cuanto a los precios para el público, los vaticinios van hacia un alza del 0,40,5 por 100, y en la cartera de pedidos contemplan una baja en torno al 1,7 por 100. Hemos de señalar que últimamente los datos económicos oficiales han perdido bastante credibilidad por causa de las frecuentes te caus; rectificaciones a que luego vienen siendo sometidos. No debe pensarse, por lo tanto, que los tres indicados vayan a tener un efecto mágico en la marcha del dólar. Mayor podría ser el de las esperadas comparecencias públicas del secretario del Tesoro, James Baker; del vicepresidente del FED, Johnson; del delegado comercial itinerante, Yeutter, y del jefe de los asesores económicos de la Presidencia, Sprinkel. En la próxima crónica lo comentaremos, en función del impacto que puedan haber tenido. Conviene anticipar al respecto que anteayer James Baker y el secretario de Comercio, Baldrige, decían que cualquier nuevo declive del dólar resultaría muy preocupante Jaime JEREZ