Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 22- 5- 87 SAN ISIDRO 1987 A B C 65 feria de San Isidro o dueña de la tarde u Alteza Real í el palco real continuación, seis muletazos más de pura filigrana, que se jalearon con entusiasmo. Qué lástima que necesitara de tres pinchazos antes de lograr tirar al toro sin puntilla de una estocada. Dio la vuelta al ruedo con la taleguilla rota, pues había sido cogido espectacularmente (parecía que estaba herido) en una serie de muletazos. Valiente de verdad estuvo el torero madrileño. bre con aquellos gitanos del cartel de los gitanos de finales de los cuarenta y principios de los cincuenta. Allí sí que había gracia, y, en cambio, cobraban los tres muy poco dinero, porque se encontraban ya en el ocaso de su carrera. Parece mentira las cosas que se dicen de este hombre, pero, con todos los respetos, taurinamente no lo entiendo. Escuchó un aviso después de matar de media estocada, estocada baja, pinchazo hondo, tres descabellos y otro pinchazo hondo. Muchos pitos. confusión en el ruedo y una abierta polémica entre Roberto Domínguez y Rafael de Paula. Las discusiones pasaron también a los tendidos. En diversos sectores de la plaza el público iniciaba diversas camorras. El toro de Daniel Ruiz, sin casta, sin clase, llegó al último tercio defendiéndose. Roberto Domínguez no pudo hacer faena. Toreó decorosamente a la defensiva y mató de dos estocadas y cuatro descabellos. La cosa quedó en silencio. Patio del desolladero S. A. R. LA CONDESA DE BARCELONA EN LOS TOROS J. L. S. -G. S. A. R. la Condesa de Barcelona, la Reina madre, asistió a la corrida de ayer, desde el palco real, honrando la feria de San Isidro. Doña María de las Mercedes hizo honor a la afición que adquirió en la tierra sevillana, donde tantos años vivió. Lucio Sandin le brindó la muerte del último de la tarde, recibiendo la egregia señora una cariñosa ovación. El doctor Cabeza navega por los pasillos presto a ver el festejo. El mexicano Aurelio Pérez, presidente de Televisa y propietario de los uros que acaba de regalar a nuestros Reyes, se confiesa currista y espera con ilusión la fecha del 1 de junio. Antonio Resines se ha aproximado a las Ventas entre rodaje y rodaje de películas. Vemos, entre otras personas, a Juan Manuel Sainz de los Terreros- cliente habitual de la Monumental- a Antonio Barro y a su hermano José Ramón, a la esposa de éste, Fifí Arguelles, a los ganaderos Alvaro Sánchez Fabrés, Fernando Domecq y los hermanos Jiménez Pasquau, Paco es además un gran médico endocrinólogo; a la restauradora Mayte, a Javier Gandarias, al catedrático de Derecho del Trabajo Pepe Serrano Carvajal, a los matadores retirados Serranito y Luis Alfonso Garcés, y a Felipe Machín, Carlos Alonso, Pedriío Ruiz, Pedro Trapote y Antonio Picó, A la salida son unánimes los comentarios elogiosos respecto a la actuación de Lucio Sandín: Me ha gustado mucho dice Cari Rosillo. Ha estado muy bien en el primero comenta Juan Pedro Domecq, conde del Asalto. Para Felipe Lafita, Sandin ha estado muy bien de valor y ha toreado muy bien. Si llega a matar habría logrado un éxito grande. Roberto Domínguez también ha estado bien Ni Domecq ni Lafita quieren hablar del conato de combate pugilístico entre Paula y Roberto. Sí lo hace Pepe Lancha Casanueva: La gente ha estado mal. Sólo han gritado a uno- a Paula- y han estado mal los dos. No piensa así Félix Aguirre: Paula está totalmente acabado. Sólo viene a provocar al público. Su esposa, Casilda Cabanyes asiente: Lo que ha hecho Paula es una vergüenza. El caso es que la fiesta sigue. Las discusiones de los terdidos continúan en los alrededores de la plaza y hoy- a la siete üe a tard e- otra vez Antoñete ¡Cuántos recuerdos! Tesón Lucio Sandin lanceó de capa lucidamente al sexto. En el tercio de quites se produjo otra vez la polémica. Esta vez no tenía ninguna razón Roberto Domínguez. Le correspondía claramente a Rafael de Paula. El de Valladolid se fue hacia el toro. Tuvo que intervenir, conciliador, Lucio Sandin, indicando que le correspondía al primer matador. Parece mentira que profesionales con tantos años de doctorado protagonicen un espectáculo tan lamentable, impropio de dos toreros de San Isidro. Parece que esto iba más en concordancia con una capea pueblerina que en un festejo de primerísima categoría. Lucio Sandin brindó a Su Alteza Real la Condesa de Barcelona. Fue el único torero que tuvo el detalle de brindar a la Reina Madre. La faena de muleta del madrileño estuvo presidida por la decisión. El toro de Alonso Moreno de la Cova no se dejaba torear. Embestía con la cara alta y gazapón. Lucio porfió valiente con una y otra mano, con claros deseos de buscar el éxito, pero no fue posible. La corrida duró dos horas y media. Cuando las funciones taurinas se prolongan tanto, mala cosa. El interés anduvo alrededor de peleas callejeras mucho más que de la calidad de lo presenciado en la arena. Los toros de Alonso Moreno de la Cova salieron escasos de fuerza. Los tres primeros se dejaron torear. La otra mitad de la corrida, incluido el sobrero de Daniel Ruiz, fue tremendamente deslucida. Abandonamos la plaza con la noche completamente cerrada, mientras llovían las almohadillas para Rafael de Paula. Insistimos en que lo más divertido del espectáculo estuvo en estos detalles, que son ajenos a la más elemental tauromaquia. Petardo Muy mal lidiado el cuarto. En manos de los peones durante todo el primer tercio. Rafael de Paula anduvo de espectador hasta después del primer puyazo. Roberto Domínguez se estiró en un quite con dos buenos lances por el izquierdo. De la enfermería nos comunican que Sandin no tiene nada. Rafael de Paula se pasó la faena de muleta trasteando de pitón a pitón, con la punta del engaño, quitando las moscas. Hay ingenuos que quieren comparar a este hom- Polémica E quinto también fue devuelto por cojo. En su lugar salió un sobrero de Daniel Ruiz, muy difícil. Paula se dispuso a lancear a la hora de su quite, en medio de una pita. Pero la verdad es que le correspondía; pero se entretuvo más de la cuenta en deslucidos capotazos. Le desarmó el toro y pretendió continuar. Un subalterno de Roberto Domínguez se encaró con el gitano con muy mal estilo. Un banderillero no es nadie para enfrentarse al director de lidia, aunque le asistiera la razón. Hubo un momento de gran lar cogida de Sandin sin consecuencias Foto Botan Vicente ZABALA