Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 22- 5- 87- INTERNACIONAL -ABC, pág. 37 Fyi podría romper sus lazos La Reina Isabel II interviene con la Commonwealth en la crisis del Pacífico Sur Alerta parcial en la Armada australiana Sidney. Francisco Sánchez- Bayo Después de expresar su apoyo al golpe de Estado capitaneado por el teniente coronel Rabuka, el Gran Consejo de Jefes de las Fiji parece haber llegado a un compromiso para poner término a la confusión que reina desde la semana pasada en el archipiélago, manifestaron ayer fuentes de las Fuerzas Armadas. Por su parte, Londres, que sigue atentamente los acontecimientos en estos remotos territorios del Pacífico Sur, ha señalado que las Fiji serán expulsadas de la Mancomunidad de Naciones si no reconocen la autoridad del gobernador general. En previsión de que vuelvan a irrumpir nuevos enfrentamientos raciales, el Gobierno australiano ha decidido, por su parte, poner en estado de alerta a parte de su Armada. El primer ministro, Bob Hawke, anunció ayer que una unidad de la Marina de Guerra está en ruta hacia el archipiélago para contribuir a evacuar a los australianos de las Fiji- unos cuatro mil- -en caso de que se estime necesario. Hawke desestimó, no obstante, la posibilidad de una intervención militar australiana en las islas. Serio revés para la Comunidad de Naciones Londres. Alfonso Barra La Reina Isabel II, jefe del Estado de Fiji, ha intervenido personalmente en la crisis de ese país. En el palacio de Buckingham no revelan et alcance de la gestión real, pero según informaciones de Suva, capital de Fiji, la Soberana pidió al gobernador general de las islas que se opusiera a las pretensiones de los rebeldes. La intervención de la Corona destaca la delicada crisis constitucional que afecta a la Commonwealth, una de las más graves desde lá intervención armada de Estados Unidos en la isla de Granada, en el Caribe. En la familia británica de naciones ha habido otros golpes militares, pero es la primera Vez que interviene el Ejército en un país de los 16 que reconocen a la Soberana como jefe del Estado. Los otros 31 son Repúblicas dentro de la Commonweath. El gobernador- general de Fiji, Ratu Sir Penaia Sanilav, es el guardián de la Constitución. Un ataque contra esa ley suprema es una acción dirigida contra la Soberana. En Londres no precisan cuántas veces ha hablado Isabel II con su representante El cabecilla militar ha repetido Sitiveni Rabuka El compromiso alcanzado, al parecer, con el representante de la Corona británica, el gobernador Penaia Ganilau, consistiría en la creación dé un Gobierno en parálelo que estudie la reforma de la Constitución del país. Según algunos observadores, el Consejo de Jefes- máxima instancia consuetudinaria de autoridad entre la población melanesia- estaría estudiando en estos momentos la posibilidad de proclamar la República en el archipiélago, rompiendo así amarras legales con la Corona británica. De acuerdo con la propuesta de los jefes tribales, se constituiría un grupo de consejeros independientes del Consejo de Ministros. Uno de los Consejos se dedicaría al gobierno del país y el segundo, a proceder a la reforma de la Constitución de 1970. Según el portavoz del Ejército, el teniente coronel Rabuka presidiría los dos Consejos, mientras que el gobernador general de la isla y representante de Isabel II permanecería como jefe del Estado. Lo que en la práctica vaciaría de contenido la representación de la Corona británica, en un preámbulo del desligamiento de las islas Fiji de la Commonwealth. Esta posibilidad fue evocada en unas declaraciones por radio del teniente coronel Rabuka, que recogió ayer la agencia de noticias australiana. El militar golpista indicó que la posibilidad de que las Fiji se conviertan en República se tiene en cuenta, pero que, no obstante, el país desea conservar sus lazos con la Corona británica. Isabel II que será redactada una nueva Constitución que asegure la hegemonía política de la población autóctona de Fiji, de origen melanesio. Una opción sería adoptar el régimen republicano para impedir toda intervención de la Reina británica. Hasta ahora ningún Gobierno ha reconocido la autoridad del teniente coronel Rabuka. Las autoridades australianas rechazan los rumores de una posible intervención militar y niegan la existencia de un plan para enviar un cuerpo expedicionario a las islas. Australia puede retener la ayuda económica a ese país de las trescientas islas hasta la solución de la crisis. Informes de Canberra dicen que los militares intentan asegurar, constitucionalmente, 40 escaños de los 52 del nuevo Parlamento para diputados de origen melanesio. Nueva Zelanda ha puesto en estado de alerta a una unidad de 600 hombres. Ef interés de este Gobierno, como el del australiano, es la estabilidad en el sur del Pacífico. Los sindicatos de los dos países han impuesto un bloqueo sobre Fiji al negarse a prestar asistencia a los aviones y buques que vayan a esas islas. Hay rumores en Londres acerca de una supuesta intervención de la CÍA norteamericana en la organización del golpe militar. En sus últimas declaraciones, el teniente coronel Rabuka precisó que una de las razones de la intervención militar ha sido la política internacional del Gobierno depuesto, con gran mayoría de hindúes, que alejaba Fiji de los aliados occidentales. Gorbachov admite al Rey de Afganistán como interlocutor El Monarca se encuentra en el exilio en Roma Roma. Miguel Castellví Por primera vez desde la ocupación soviética de Afganistán, el número uno del Kremlin, Mijail Gorbachov, ha admitido públicamente, en el diario italiano L Unita que el Rey del Afganistán, Zahir, podría llegar a ser una solución para el futuro de este país. En la entrevista concedida al diario italiano L Unita Gorbachov dice textualmente: La Unión Soviética no se entromete ni se entrometerá en la búsqueda, por parte de los compañeros afganos, de interlocutores para realizar el programa de reconciliación nacional: en el propio país, entre los prófugos y los emigrados al exterior, quizá incluso también entre vosotros en Italia La referencia ai Rey Zahir que vive en Roma desde 1973, cuando el general Daud tomó el poder aprovechando que el Monarca estaba en Italia, no podía ser más explícita y avala la hipótesis de conversaciones para una solución en la que el Rey podría tener un papel fundamental en la pacificación del Afganistán. Sin embargo, fuentes muy próximas al Monarca han declarado a ABC que para llegar a una solución política ésta deberá garantizar la independencia, la integridad territorial, la religión y el derecho del pueblo afgano a la autodeterminación El general Ahmed Wali, consejero del Rey Zahir, no quiso pronunciarse sobre los planes futuros de los Gobiernos afgano y ruso: Es difícil penetrar en el pensamiento de estos Gobiernos dijo. En sus declaraciones, Gorbachov añadió que los dirigentes afganos han declarado que en el ámbito del programa de pacificación nacional aceptan la colaboración de las fuerzas más diversas, es decir, con la mayoría de las fuerzas políticas, y están disponibles a llegar a un acuerdo para la formación de un Gobierno de coalición. I