Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 22- 5- 87- NACIONAL -ABC, pág. 33 El Rey apoya la democracia boliviana y ofrece respaldo ante el problema de la deuda Sus Majestades fueron aclamados por el pueblo de La Paz La Paz (Bolivia) Catalina Luca de Tena, enviada especial La visita de Sus Majestades ha tenido un enorme eco entre la población boliviana, que ha acogido con gran calor su presencia en La Paz. Mientras, el Gobierno de Bolivia ha saludado la visita de los Soberanos como respaldo a la democracia en este país andino, enfrentado actualmente a una difícil situación económica. La segunda jornada de Sus Majestades los Reyes en tierra boliviana comenzó a primeras horas de la mañana con una ofrenda floral ante el monumento a Pedro Domingo Murillo, héroe y artífice de la independencia del país. Numerosas personas aguardaban desde una hora antes la llegada de Don Juan Carlos y Doña Sofía, que fueron aclamados con gritos de ¡vivan los Reyes de España! Allí mismo en la plaza Murillo, con la catedral de La Paz al fondo, los Soberanos escucharon la Marcha Real y presenciaron un desfile del Regimiento Colorado la guardia personal del presidente de la nación. El día, prirtiaveral, que amaneció con un cielo azul y limpio, hacía brillar los azulejos de la catedral, que recuerdan a los edificios andaluces. En su interior, hay una Virgen que, según cuentan, cambia de color cada dos meses, a veces rosa, y frecuentemente, negra. También muy cerca está el Museo Nacional de Arte, donde se pueden contemplar colecciones de pintu ra colonial y escultura sobre madera. En la misma plaza se alza el Palacio de Gobierno, al que los Reyes acudieron poco después de las once de la mañana para visitar al presidente de la República, Víctor Paz Estenssoro y su esposa. Tras saludar al Cuerpo diplomático, Don Juan Carlos y Doña Sofía fueron declarados huéspedes ilustres y recibieron las llaves de la ciudad de manos del alcalde de la capital, Ronald Maclean. En el transcurso del acto, el Rey recibió el Gran Collar del Cóndor de los Andes, la Reina, la Gran Cruz de Dama, y el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, también la Gran Cruz del Cóndor de los Andes. En sus palabras de agradecimiento, el Monarca recordó la fundación de La Paz por don Alonso de Mendoza en 1584 y resaltó el mérito de sus creadores aplicando el modelo urbano de los constructores españoles en las ciudades americanas. El particular mérito- d i j o- fue el de haber aplicado aquel modelo urbano, en medio de un paisaje de recia hermosura, pero sobre unas condiciones topográficas particularmente difíciles y el de haber logrado que el proyecto diera como resultado la aparición de una ciudad ordenada, útil y humana. Don Juan Carlos resaltó la localización de la capital boliviana, en el corazón de América del Sur y la trascendencia que ha tomado Bolivia como país de contactos, situación que la otorga una importante posición en el proyecto de conjugar objetivos e intereses de los países de este subcontinente y en la renovada voluntad de entrelazar vínculos de la comunidad de naciones de origen hispánico. Me es grato- afirmó- recordar que la ciudad actual de La Paz nó sólo tiene una deuda de gratitud con sus pretéritos fundadores españoles y con sus posteriores impulsores bolivianos. El Rey concluyó su discurso subrayando la importancia de la vida democrática en la institución municipal, en el ámbito del municipio se adecúa la responsabilidad ciudadana, se expresa con fluidez la voluntad popular, se establece una comunicación entre los ciudadanos y sus autoridades, salidas de la legítima expresión electoral. En el transcurso del acto se produjeron algunos incidentes cuando un grupo de mineros de la Federación Sindical de Trabajadores Bolivianos tuvieron que ser disueltos por la Policía con botes de humo, mientras se manifestaban ante el Palacio de Gobierno aprovechando el gran despliegue de medios informativos que se encontraban ahí reunidos. La visita de Sus Majestades los Reyes a la capital boliviana ha tenido un enorme eco en la población, que ha acogido con cariño su presencia entre las calles empinadas, prácticamente intransitables, abarrotadas de gente a cualquier hora del dia y plagadas de cientos de quioscos y pequeñas tiendas donde se puede comprar desde una pastilla de jabón, hasta centros de plata potosina. Doña Sofía, antes de asistir a la ofrenda floral en la plaza de Murillo, visitó algunos museos: el de Metalee Preciosos precolombinos, la Casa Murillo, donde te Reina se interesó especialmente por las máscaras indígenas y las cerámicas, y los restos de la cultura tiahuanaca La jornada de los Reyes terminó con una cena ofrecida por el presidente de la Nación en el Palacio de Gobierno, durante la que Don Juan Carlos destaco la fe inquebrantable del país en los principios de la democracia. El mantenimiento de esta actitud política- afirmó- que no ha podido evitaros momentos difíciles, os llenará hoy, sin embargo, de satisfacción al ver cumplido el ideal del pueblo boliviano de ver asentado en su pais un sistema democrático. España, que ha vivido un proceso similar, es plenamente consciente de su dificultad y de la magnitud del empeño, pero la voluntad de nuestros pueblos asegura la reafirmación de las prácticas democráticas y de los ideales de justicia y libertad. Don Juan Carlos se refirió a continuación a la deuda exterior, particularmente grave para Bolivia y dijo que España está decidida a prestar su concurso para llegar a soluciones justas mediante el diálogo entre acreedores y deudores España, desde el mismo momento de su ingreso en las Comunidades Europeas, se ha comprometido a llevar a cabo los esfuerzos necesarios para que las relaciones entre la CEE y los países iberoamericanos se sitúen en el nivel que corresponde a naciones que comparten los mismos ideales políticos y sociales Hoy, el Rey pronunciará un discurso ante las dos Cámaras del Parlamento y recibirá, en la sede de nuestra representación diplomática a la colonia española, que protestará ante el Monarca por no haber sido incluida en el programa oficial una visita a la Casa de España. La figura del día MANUEL OLIVENCIA El comisario general cié la Expo es una de las piezas claves de la recién constituida Comisión de Coordinación de la Exposición Universal de Sevilla, que preside Felipe González. Se trata de coordinar las Administraciones y el sector privado, a fin de que este proyecto de Estado, como en numerosas ocasiones lo ha definido el profesor Olivencia Ruiz, llegue a buen término. La Expo- 92 será la frontera de los nuevos descubrimientos, y cambiará no sólo a Andalucía si no a España entera Protestas de grupos marxistas radicales Algunos grupos marxistas radicales, como la Central Obrera Boliviana o la Confederación de Trabajadores Campesinos, aprovecharon la visita de los Reyes para amplificar ante la. opinión pública las protestas que sostienen contra el Gobierno de Paz Estenssoro por la situación social de Bolivia. La Policía disolvió a los manifestantes que intentaban concentrarse en las proximidades del Palacio de Gobierno, en La Paz, y se registraron algunos enfrentamientos, con un saldo de tres heridos y el mismo número de detenidos.