Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 20- 5- 87 CIENCIA Y FUTURO A B C 85 FERNANDO RUBIO el mayor yacimiento de Europa de este mineral. La presencia del uranio provoca una radiactividad natural bastante elevada, hasta el punto de que medidas oficiosas han señalado la presencia en algunas zonas de diecisiete y dieciocho microcurios. Bernardo Santos anuncia que tiene datos en los que se señalan que los habitantes de su municipio consumen agua en verano, cuando es más escasa, con una contaminación radiactiva de ocho y nueve microcurios. La Organización Mundial de la Salud considera permisible un máximo de tres microcurios. Además de esta radiactividad natural, la zona cuenta ya con una fábrica de enriquecimiento de uranio en Juzbago con un almacén provisional de residuos radiactivos. Juan Manuel Kindelán considera que la radiactividad de la zona es natural, como consecuencia de la presencia de elementos radiactivos en el terreno, y que no procede de ninguna fuente artificial: El laboratorio que se proyecta no incrementará en ningún momento los niveles existentes, puesto que es totalmente inocuo. ENRESA declaró que técnicamente no es probable que ocurra un seísmo en la zona. Las explicaciones de la empresa no satisfacieran a los representantes. de la coordinadora y así se lo trasmitieron a sus convecinos. Una vez más se reafirmaron en su idea de que el IPES es un primer paso y que luego llegará el cementerio. Esta es una idea muy arraigada entre los habitantes de los Arribes. Hasta el punto de que Bernardo Santos dice que los incidentes que se han producido fueron provocados por la actitud de las autoridades locales, quienes no se manifestaron explícitamente sobre el tema. Concretamente la retención de Luis nidos en el laboratorio y con los que facilite el intercambio con los laboratorios europeos dedicados a la arcilla y las sales. Desconfianza secular La falta de confianza de los habitantes del noroeste de Salamanca en las razones de las autoridades tiene su base histórica. La situación de marginación social y económica de la comarca es muy evidente. El problema del IPES es un motivo de malestar añadido a los ya existentes. Por ejemplo, el tramo de ferrocarril entre la población española de Fregeneda y la portuguesa de Barca dÁlba, una de las más bellas obras de ingeniería del siglo XIX, con sus veinte túneles y diecisiete puentes en menos de sesenta kilómetros, fue cerrado por Renfe debido a su bajo rendimiento. Cuando esto sucedió, en enero de 1985, se prometió que se adecuaría el puente fronterizo para el tráfico vial y peatonal, promesa aún sin realizar. Ahora los habitantes de ambos lados de la frontera, separados por los inmensos farallones del Duero, deben recorrer más de cien kilómetros para encontrar un paso fronterizo. Esta situación se torna más paradójica desde el momento en que ya se han iniciado las obras del puerto fluvial Vega Terrón. Este puerto será la única salida al mar de Castilla y León, a través del Duero, que ya es navegable desde la frontera portuguesa. Puede que este puerto sea el único de Europa que no cuente con vía férrea y un buen sistema de comunicaciones terrestres. Otros datos corroboran la sensación de marginación de la zona. Bernardo Santos señala, cuando se acusa a su comarca de obstruccionismo al progreso, que Salamanca produce el 25 por 100 de la energía eléctrica del país. Energía que no queda en la provincia, puesto que no cuenta con un sector industrial de importancia: Esta energía se la llevan para alimentar las fábricas en otros lugares, ya que las nuestras no existen. Bernardo Santos tiene muy claro lo que debe hacer su comarca: Lo único que nos queda es llegar al éxodo en la zona. Ante esto sólo nos queda luchar, primero con la razón y pacíficamente. Si se empeñan en continuar declinamos toda la responsabilidad de lo que pueda suceder. J. L. FERNANDEZ- CHECA Falta de comunicación ENRESA pretendía informar del proyecto una vez que hubieran finalizado las negociaciones con la CEE. Kindelán señala: No se informó antes de presentarlo a la Comunidad porque no nos pareció oportuno además, hay que resaltar que aún no sabíamos dónde construir el IPES ni tampoco cómo. Sin embargo, a la vista de la reacción pública, quizá nos hemos equivocado, y hubiera sido mejor informar de lo poco que sabíamos. Cuando en febrero se conoció la noticia de la instalación del IPES en Salamanca ENRESA envió información al delegado del Gobierno y al presidente de la Junta de Castilla y León. No obstante, se dejaron, pasar seis semanas sin informar a la población debido, sobre todo a cierta confusión y a la falta de coordinación. Cuando el pasado día 30 de marzo se convocó la reunión con los alcaldes, ya no quisieron creernos. La coordinadora planteó una serie de cuestiones. Por ejemplo, se preguntan qué ocurriría en caso de seísmo. Es una zona prácticamente asísmica, pero no totalmente, puesto que las iglesias y edificios más antiguos aún guardan (as huellas del terremoto de Lisboa. Juan Manuel Kindelán (presidente de ENRESA) El laboratorio no incrementará en ningún momento los niveles existentes de radiactividad puesto que es totalmente inocuo Calvo, vicepresidente segundo de la Diputación de Salamanca, se produjo tras las declaraciones, el jueves 2 de abril, de Juan Antonio Lorenzo, consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León. En ellas decía que se oponía al cementerio nuclear pero que el proyecto del IPES requería un estudio previo, y si se demostraba que era inocuo no veía razón para oponerse. Bernardo Santos se pregunta por qué se analiza el granito de su comarca si luego se va a instalar el cementerio en otros lugares y por qué se van a gastar tanto dinero en estudiar un lugar y luego se va a elegir, otro. El total del presupuesto dedicado a la búsqueda del lugar más adecuado para el almacén de residuos es de 300.000 millones, por lo que los 8.000 millones para el laboratorio son una parte mínima que no condicionará la posterior elección. Para el presidente de ENRESA su función es la de estudiar y encontrar el lugar más favorable para instalar un almacén en las mejores condiciones. Dentro de doce años se decidirá el lugar más idóneo con los datos obte-