Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 20- 5- 87- INTERNACIONAL Desestabilización en el Pacífico Sur -ABC, pág. 37 Australia rompe las relaciones El gobernador de Fiji asume diplomáticas con Libia el poder en el archipiélago Los independentistas ¡reciben ayuda de Gadafí Sydney. Francisco Sánchez- Bayo El Gobierno australiano rompió ayer las relaciones diplomáticas con Libia, ordenó el cierre inmediato de su Embajada en Canberra y concedió un plazo de diez días a los diplomáticos libios para que abandonen este país, acusando al Gobierno de Gadafi de crear en Australia una base para sus actividades desestabilizadoras Recientemente, el líder del OPM (Organización de Libre Papua) Moses Werror, había revelado que miembros de dicha organización están recibiendo entrenamiento en técnicas de guerrilla y en manejo de armas en Libia. Según Werror, uno de los grupos de dicha organización independentista que ha recibido esa instrucción se encuentra ya de regreso en Papua Nueva Guinea y está en plena acción Otro grupo espera volver de Libia dentro de un par de meses. La OPM mantiene un frente de lucha armada en el borde occidental de Papua Nueva Guinea, en la frontera de Irian Jaya, contra el Gobierno de Indonesia. En sus declaraciones, Werror dijo que su organización había buscado apoyo en Australia, Estados Unidos y Libia, y que sólo Libia ha acudido en nuestra ayuda Werror dijo que podrían conseguir de ese país tanto dinero como queramos no ayuda material: como armamento, en el OPM utilizan simplemente los rifles robados a los indonesios. Tales declaraciones ha constituido la primera confirmación de que el Gobierno de Gadafi está ayudando a los grupos de carácter independentista en la región P a c í f i c o Sur. Aunque los servicios de inteligencia americano y australiano habían hecho saber acerca de tales movimientos libios, a decir verdad nadie hasta ahora había podido probar la veracidad de tales informes. Por otra parte, se sabe que en Port Vila (Vanuatu) se han recibido varios cargamentos de armas en fechas recientes, y se cree muy posiblemente que provengan de Libia. Ante tales informaciones, el Gobierno federal australiano está preocupado. Australia se siente responsable de la paz y seguridad en le región Pacífico Sur, y ha prevenido a los países vecinos. Resulta curiosa, por este motivo, la reacción del embajador libio en A u s t r a l i a S h a b a n Serán convocadas nuevas elecciones Sidney. F. S. B. El gobernador general de Fiji, Ratu Sir Penina Ganilau, se impuso ayer al autor del golpe militar, el teniente coronel Rabuka, asumió los poderes ejecutivos, disolvió el Parlamento y anunció la convocatoria de nuevas elecciones. Así lo comunicó el propio gobernador en una alocución difundida a través de la radio fijiana. primer ministro, Timoci Bavora y ios veintisiete miembros de su gabinete, liberados ayer, según indicaron fuentes del piquete permanente que desde el pasado domingo rodeaba la residencia oficial del primer ministro, donde se encontraban detenidos los políticos. No obstante, Ganilao irá a Londres tan pronto como sea posible para tratar del caso con miembros del Parlamento británico y estudiará un posible plan para el futuro inmediato de su país. Por otra parte, noticias de ayer tarde indicaban que el gobernador general ha anulado el recién elegido gobierno del doctor Bavadra y que prepara unas nuevas elecciones generales dentro de seis meses. La aceptación de esta nueva situación política de Fiji por los restantes países del Fórum del Pacífico Sur es aún incierta. Hasta el momento cinco países entre los doce miembros que componen el Fórum han condenado el golpe, y en Nueva Zelanda, por ejemplo, el primer ministro, Lange, ha llegado a asegurar una intervención armada de su país para devolver al doctor Bavadra a su puesto. Esta posición extrema ha sido desestimada, sin embargo, por el Gobierno australiano, que ha anunciado severas medidas diplomáticas en orden a restablecer la situación. Por ejemplo, ha anunciado ya la supensión de una ayuda militar que tenía en contrato con ese país por valor de 1,4 millones de dólares y tratará de boicotear el turismo de Fiji, la tercera parte del cual proviene de Australia, movilizando al público en ese sentido. Los únicos incidentes registrados hasta ahora son una explosión en un puente, la detención de algunos periodistas y la supresión de cuatro periódicos nacionales, algunas reyertas entre grupos indúes y aborígenes de Fiji, así como varias protestas pacíficas de diversos grupos. o Grupo Yasawa Lautoka AEROPUERTO INTERNACIONAL DE NADI VITILEVU oBeqa WatuLele jVunisea DE MoalaQ K O RO Namuka- hlau f j Totoya Ogea KADAVU Matuku OCÉANO PACIFICO ZELANl Vatoa VERA tscoo F. Gashdut, quien asegura que tales preocupaciones del Gobierno australiano están basadas en la desinformación por parte de los servicios de inteligencia americanos. Es más: Gashdut afirmó- días antes de que Werror lanzara sus declaraciones- que no había pruebas de que su país estuviera entrenando a extremistas y rebeldes provenientes de países de esta área, y desafió al Gobierno australiano a probar tales asertos, incluso llevándolo a los Tribunales Ganilau explicó que había tomado esa decisión tras una consulta con el presidente del Tribunal Supremo y en su calidad de representante de la reina Isabel II, jefe del Estado de Fiji, como cabeza de la mancomunidad británica de naciones, Commonwealth. El gobernador añadió que todas esas medidas tienen el respaldo del teniente coronel Sitiveni Rabuka, que protagonizó el golpe de Estado del pasado dia 14, en el que fueron detenidos el INTRUSIÓN LIBIA La balsa de aceite que hasta hace unos meses parecía el enorme entorno oceánico de Australia, con sus archipiélagos circundantes en el Pacífico sur, se ha visto alterada de modo abrupto por dos sucesos que aparentemente no guardaban relación: el golpe militar en Fiji y las denuncias de la ayuda libia a los grupos independentistas del área. El Gobierno australiano, garante tradicional de la estabilidad y seguridad de la zona, rompió ayer relaciones con Libia, una vez confirmada la ayuda en envíos de armas y entrenamiento guerrillero a los grupos independentistas. Días antes se llegó a hablar de una acción australiana en Fiji para restaurar la democracia tras el golpe protagonizado por un militar próximo a los plateamientos de Gadafi. En uno y otro caso parece clara la determinación de Australia por cortar de raíz un principio de contagio que a largo plazo hubiera sido mucho más difícil de extirpar.