Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ABC OPINIÓN Panorama ME 2) ío, LA CUtPA DE Se MIÉRCOLES 20- 5- 87 LA VISITA DE LOS REYES C UANDO desempeñaba el cargo de embajador en España, me correspondió el honor de invitar a Sus Majestades los Reyes de España, Don Juan Carlos I y Doña Sofía, a visitar nuestro país en nombre del Gobierno de Bolivia. Obedecía esta invitación al propósito de unir más a dos pueblos, a la dignidad que ostentan los Reyes como representantes de su nación y al reconocimiento que se les debe por la extraordinaria labor llevada a cabo bajo su reinado. Muchos hechos importantes pueden escribirse en este período, pero cabe poner particularmente de relieve la ejemplar y pacífica transición a la democracia, la constitucionalización e institucionalización, la obra de paz e integración interna, la incorporación de España a la Comunidad Europea y la tarea de solidaridad realizada con Iberoamérica. En efecto, perduraban aún las últimas consecuencias de la terrible guerra civil que causó un millón de muertos y cientos de miles transterrados, como se los llama ahora, cuando el Rey orientó los primeros pasos del proceso que condujo a la reconciliación de la sociedad española y que cierra el emocionante abrazo, cargado de significación, que se dieron, bajo la presencia real, los jefes y oficiales de los dos bandos de la sangrienta contienda. Debía darse y se dio paso, asimismo, a un régimen plenamente democrático. No era nada fácil la evolución de un Estado autoritario a otro democrático. El cambio se dio, sin embargo, sin rupturas, en paz, dentro de un enorme y firme consenso. En consonancia con todo esto, rige hoy la Constitución admirable de 1978 e instituciones democráticas norman el quehacer nacional. Se ha dado forma a la creación jurídica denominada El Defensor del Pueblo dignamente presidida por Joaquín Ruiz- Giménez y que ampara, particularmente, la vigencia de los derechos humanos. En el tiempo presente- -como escuché decir a Julián Marías en una conferencia- todo ciudadano tiene su lugar y su misión en la España actual Adolfo Suárez y Felipe González, como timoneles SE NECESITA SOCIO para dirigir nuevo negocio de venta de automóviles de importación en zona Sur de Madrid IMPRESCINDIBLE EXPERIENCIA Aportación económica mínima Interesados escribir detallado historial al Apartado 13, 28980, Parla (Madrid) del Gobierno, y Manuel Fraga Iribarne, desde la no menos difícil y eminente dirección de la oposición que ocupara hasta hace poco, cumplieron con responsabilidad y brillo su función de estadistas al conducir este paradigmático proceso. Se ha dicho repetidas veces que hay dos Españas e incluso que existen varias Españas. La verdad es que las sangrientas, prolongadas y frecuentes luchas fratricidas parecen dar razón a esta afirmación que subraya el carácter de confrontación que ha existido en la Península. Sin embargo, bajo un régimen pluralista, de alternancia en el Gobierno y descentralizado, el espectro de una nueva confrontación armada no existe. Por encima de los banderíos está el Rey, respetado por derechas e izquierdas. Por otra parte, Jordi Pujol, en Barcelona, y José Antonio Ardanza, en el País Vasco, son estadistas admirables que representan, dentro de un sentido de identidad, propio de culturas milenarias, el pensamiento responsable y unitario de ambas regiones. Si se revisa el largo camino seguido por España para incorporarse a la Comunidad Europea, se verá la ardua y complicada tarea que tuvo que superar Fernando Moran y que continuó Francisco Fernández Ordóñez para impulsar la participación española en el desarrollo comunitario. Este proceso gradual, tenaz, vencedor de mil resistencias, fue presidido por la respetada figura de Juan Carlos I, quien mereció, en justa recompensa a su tarea europeísta, el premio Cario Magno, concedido a las personalidades que más hicieron por la reunificación del viejo mundo. No puedo ni quiero omitir, en esta relación sucinta, la solidaridad de los Reyes con Iberoamérica. Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía han sido los primeros Monarcas que han visitado América indohispana. Sus mensajes han estado invariablemente cargados de amor hacia la América mestiza, como cuando su Majestad expresaba que los conquistadores se hicieron americanos y que los libertadores recibieron el bautismo de la es- pañolidad por el reconocimiento que les ha dado la España contemporánea. No fueron éstas, empero, meras palabras. En el hermoso parque madrileño del Oeste se levantan monumentos a Bolívar, a San Martín y a Santa Cruz, como se levantan bustos a Ruminahui, entre otros jefes indígenas. Se admiran también las culturas autóctonas, a veces con más intensidad que en muchos países de nuestro continente. Esta solidaridad se reiteró en el doloroso conflicto de las Malvinas. Al llegar por primera vez los Reyes de España a América, en su visita a la República Dominicana, Juan Carlos I recordó las palabras que Colón dijera al desembarcar en la misma isla: Creo que debajo del cielo no hay mejor tierra en el mundo. Ahora, esta tierra, Bolivia, tan entrañablemente americana, recibe a Juan Carlos I y a la Reina Doña Sofía, con el respeto que su labor ha despertado en el mundo entero, y que su vocación les ha granjeado en México, en Perú, en Guatemala y en todos los pueblos americanos que han visitado. Luis Adolfo SILES SALINAS PARA ANUNCIOS, en General Pardiftas, 34- 2 SE SE NECESITA URGENTE PARA CONSTRUIR 2.000 3.000 m 2 Edificio de oficinas. Preferentemente zona Avda. América- Arturo Soria- M- 30 Llamar 442 39 00. Señorita Milagros (sólo mañanas) SOLAR La Publicidad le informa. Le pone al día de las últimas novedades. Recuerde que la decisión de compra siempre la tcxna usted.