Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c El buscavidas Inquietudes Dirección y guión: Alan Rudolph. Color. Distribución: Weekend Vídeo. Precio aproximado de venta: 8.500 pesetas. Principales intérpretes: Kris Krostofferson, Keith Carradine, Lori Singer. Drama. Choose Me Dirección y guión: Alan Rudolph. Color. Distribución: Vídeogram. Precio aproximado de venta: 8.500 pesetas. Principales intérpretes: Genevieve Bujold, Keith Carradine, Lesley Ann Warren. Drama. I love you Dirección: Marco Ferreri. Guión: E. Oldoini, D. Kaminka y M. Ferreri. Color. Distribución: Weekend Vídeo. Precio aproximado de venta: 8.500 pesetas Principales intérpretes: Christopher Lambert, Eddy Mitchell, Flora Barillaro. Drama. Dirección y guión: Robert Rossen. Blanco y negro. Distribución: CBS- Fox Vídeo. Precio aproximado de venta: 8.000 pesetas. Principales intérpretes: Paul Newman, Jackie Gleaspn, George C. Scott. Drama. El camino del éxito es a menudo de espinas. Un itinerario ingrato y dramático que puede derivar en la autodestrucción. Una película seria y densa que refiere la odisea de un buscavidas, un ciudadano americano que intenta suerte en el billar y sólo encuentra la desgracia. El progresivo deterioro moral del personaje. Los cines de ensayo, pequeñas y admirables salas, han hecho posible el conocimiento de este realizador independiente y atípico. Una distribución videográfica para cinefilos trae Inquietudes segunda película de Rudolph que llega a España. Obra en la que en un realismo de cine negro hay un aire irreal. Tipos sin gloria ni futuro, solos en un mundo frío y egoísta. Supera el filme la apariencia desenfadada y entra en un submundo de vacío y decepción. No es, como algún crítico ha dicho erróneamente, una comedia sentimental sino un drama de sentimientos confusos e irónicos. Personajes escépticos en sus contradicciones. La imposibilidad de comunicarse, de amarse, alcanza en el cine de Ferreri extremos preocupantes. No existe una relación natural entre los personajes. I love you es paradójicamente lo contrario al amor, su autodestrucción. El protagonista se vale de un llavero que responde a su silbido, I love you Lápiz lector en vídeo La tecnología no conoce reposo. Los progresos apenas dejan tregua para su pleno disfrute. La marca Panasonic, una de las grandes de la electrónic? extendida en más de ciento treinta países, con más de ciento cincuenta mil empleados, presenta un nuevo modelo de magnetoscopio VHS. Se trata del NV- 621 e incorpora el sistema de programación por lector de código de barras El llamado lápiz lector descifra los códigos barrados de la hoja de programación que contiene los datos necesarios para programar la grabación (canal de televisión, hora de inicio y de fin) los registra y transmite la información al magnetoscopio, que automáticamente queda dispuesto para grabar a su hora el programa elegido. Es un accesorio estándar. Basta con apretar un botón para transmitir toda la información al vídeo. Un aparato para los más exigentes y ultradelgado con un peso aproximado de 4,9 kilos. MARTES 19- 5- 87 VIVIMOS EN COMUNIDAD TAMBIÉN EN VIDEO Sí, vivimos en comunidad, como insistentemente recuerda en sus impactos publicitarios la Comunidad de Madrid. Una cosa es vivir en comunidad y otra vivir con o del vídeo comunitario. La comunidad como realidad social es el respeto a la intimidad y la autonomía de cada uno. El vídeo juega un papel determinante en la vida comunitaria, lo que no quiere decir que deba recurrirse al vídeo comunitario. No sólo por los irreversibles daños que crea, en una culpable progresión, a los derechos de autores y productores, y en consecuencia de distribuidores y exhibidores cinematográficos, sino por que representa un modo triste y precario de ver unas películas. El videoespectador tiene un magnetoscopio para sentirse libre y programar a su gusto. A veces es una utopía porque quien programa en muchas casas es el vídeoclub, que no dispone en el momento de copias del título requerido y hábilmente recomienda otro para cubrir el hueco. Nada justifica la existencia sin una normativa, pese a las sentencias del Tribunal Supremo, que tienen un específico carácter legal de vídeos comunitarios incapaces de suplir la falta de un magnetoscopio particular. Tampoco puede servir de consuelo el vídeo comunitario, como si fuese una pequeña, local y coyuntural televisión por cable. Pasa el tiempo y no acaba de aprobarse la ley de derechos de autor que con la lentitud coadyuva al desarrollo del vídeo comunitario, suponiendo que los problemas jurídicos, que impiden en su incuestionable fundamento el funcionamiento de los vídeos comunitarios, se solventaran y respetanddo la libertad de su actividad, cubiertos los aspectos legales y comerciales que garanticen los bienes intelectuales e industriales, no es lo más deseable. Más estrenos en vídeo Disney, en su serie Premiére Cinema ofrece dos nuevos filmes que llegan directamente al vídeo. ¡Ese mono no es mi padre! constituye una visión humorística de las pruebas de la NASA. El realizador Mel Damski juega con el equívoco de un astronauta que regresa a la Tierra con el cuerpo de un chimpancé. Amable y frágil película, especialmente indicada para un público adolescente en tarde de domingo. Sigue el tema conocido del cambio de personalidad física. Otro estreno es Derecho a vivir de índole dramática y ejemplarizadora, como sucede en las producciones del sello Disney. Resulta demasiado ambiciosa en su planteamiento acerca de si los menores tienen derecho a decidir sobre su vida. Es el caso de un muchacho que ha de someterse a una arriesgada intervención quirúrgica en el cerebro ante la duda de los padres. Vicente A. PINEDA ABC 127