Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 10- 5- 87- SUCESOS -ABC, pág. 67 Perecen ciento ochenta y tres personasen la mayor catástrofe aérea de Polonia Subditos polacos, americanos y suizos volaban a Nueva York Varsovia. Afp, Efe Un avión 11- 62 de la compañía polaca Lot, que viajaba con destino a Nueva York con ciento setenta y dos pasajeros y once tripulantes a bordo, se estrelló a las once y cuarto de la mañana de ayer, hora local, poco después de despegar del aeropuerto de Varsovia. Entre las víctimas se cuentan una gran mayoría de subditos polacos, así como americanos y algunos suizos. Ai parecer, el accidente se debió a un fallo de motores. Minutos después de despegar del aeropuerto de Varsovia- Okecie, el llushin- 62 se precipitó en una zona boscosa cuando intentaba hacer un aterrizaje de emergencia en el punto de salida. El avión, cuatrirreactor, de fabricación soviética, se dirigía a Nueva York desde la capital polaca y cayó tras haber informado el piloto de fallos en los motores y haber recorrido desde el momento del despegue una distancia aproximada de doscientos kilómetros. El aparato, el de mayor capacidad de la flota de la compañía polaca, iba, al parecer, cargado al máximo de sus posibilidades. El vuelo charter fletado por la Lot tenía programada la salida para las diez y media de la mañana, hora local, y despegó con algo de retraso. EL AVIÓN POLACO, UN IL- 62 PERTENECIENTE A LA COMPAÑÍA LOT. SE ESTRELLO EN EL BOSQUE DE LASY- KABACKI, AL SUR DE VARSOVIA, TRAS INCENDIARSE SUS MOTORES Y RECORRER DOSCIENTOS KM, DESDE EL DESPEGUE. N I N G U N O DE SUS CIENTO OCHENTA Y TRES OCUPANTES HA SOBREVIVIDO El piloto intentó regresar al aeropuerto de Varsovia tras incendiarse los motores ron ochenta y siete personas, entre ellas un grupo de boxeadores El II- 62 es un tetrarreactor con las cuatro turbinas a popa, radio de acción de nueve mil kilómetros y puede alcanzar una velocidad de crucero de novecientos kilómetros por hora. Este mismo modelo ha sufrido al menos otros cinco accidentes, el más grave de los cuales ocurrió en Moscú en 1972, con un saldo de ciento setenta y seis muertos. El avión accidentado ayer se había comprado nuevo en 1984. Contaba con un total de cinco mil horas de vuelo y tendría que haber pasado su primera revisión una vez rebasadas las diez mil horas. Tras el accidente, el jefe de vuelo de la compañía declaró que en los controles técnicos efectuados antes del despegue no se había apreciado ninguna anomalía en el aparato. El siniestro del llyushin- 62 ocurrido ayer constituye la primera catástrofe aérea de importancia que se produce desde el comienzo de 1987. En marzo del pasado año, un Boeing de las líneas aéreas mexicanas se. estrelló a trescientos kilómetros al norte de México y en el accidente perdieron la vida doscientas cincuenta y seis personas. Motores averiados Al detectar fallos en uno o varios de los motores, el comandante comunicó a la torre de control de Okecie: Nos fallan dos turbinas en la vertical de la ciudad de Grudziadz; pido regresar urgentemente al aeropuerto. Acabo de comprobar las reservas de queroseno y solicito dar un rodeo para evitar sobrevolar la ciudad de Ursynow... ¡Llevo incendiados dos de los cuatro motores! El piloto trató entonces desesperadamente de alcanzar de nuevo las pistas de Okecie. Todo en vano. El aparato se precipitó a tierra en el bosque Lasy- Kabascki, después de haber rozado las copas de unos árboles, en una zona deshabitada al sur de Varsovia. Según testigos presenciales de! accidente, los dos motores del li- 62 ardían antes de que el avión se estrellase. Oi un horrible estampido a! caer el aparato y después vi cuerpos colgando de las ramas... declaró una mujer. Otros testigos indicaron que el aparato quedó totalmente destrozado y sus restos diseminados en el bosque. Según la agencia polaca PAP, coches de bomberos, ambulancias y vehículos militares se trasladaron inmediatamente al lugar de la catástrofe. Un elevado número de miembros de las Fuerzas del Orden y del Ejército acordonaron el bosque para evitar la avalancha de curiosos. Los equipos de rescate encontraron serias dificultades de acceso debido a que cuatro hectáreas de bosque ardieron a consecuencia del accidente. Decenas de bomberos, equipados con trajes de amianto, intentaron enfriar el fuselaje con nieve carbónica para introducirse en el aparato y rescatar los cuerpos sin vida de las víctimas. El olor a carne calcinada flotaba en el aire. Poco después de la explosión, el lugar del accidente ofrecía una visión dantesca. Cuerpos espantosamente mutilados, irreconocibles, miembros de los pasajeros, con las vestiduras sangrantes enganchadas en las ramas, colgaban de los árboles en un radio de doscientos metros... El avión, quebradas las alas, reposaba con el morro hundido en tierra. En el aeropuerto, algunos familiares de los viajeros, hombres con el rostro petrificado y los ojos enrojecidos, y mujeres deshechas en lágrimas, esperaban cualquier noticia que pudiera proporcionarles el jefe de vuelo de la compañía polaca. Una joven azafata de veinte años, que debió tomar el avión en acto de servicio y en el último momento fue reemplazada por una compañera, exclamaba, visiblemente emocionada: ¡Úrsula me ha salvado la vida! A unos metros de distancia, una pasajera polaca que igualmente debió, haber tomado el vuelo y no lo consiguió por exceso de equipaje afirmaba tener enormes deseos de abrazar a los aduaneros que me han permitido escapar de la muerte Según informaciones llegadas del Vaticano, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, que se encontraba en audiencia privada con el director general de la ONU. para la Agricultura y con el ministro francés de Asuntos Sociales, supo de la trágica noticia momentos después de producirse y, visiblemente afligido, se retiró a su capilla privada para rezar por las víctimas de la catástrofe. El primer ministro polaco, Zbigniew Messner, nombró una Comisión investigadora para aclarar las causas del siniestro, considerado como la mayor catástrofe aérea de la historia de la aviación polaca. El mismo aeropuerto de Varsovia fue escenario, el 14 de marzo de 1980, de otro accidente durante el aterrizaje de un avión del mismo tipo, en el que murie- LA GRAN OPORTUNIDAD ÍIUE ESTABA ESPERANDO SE LA BRINDA AMERICAN LIFE Usted que necesita de una vez y para siempre: -Una profesión sólida. -Unos ingresos crecientes. -Una auténtica mejora en su ambiente de trabajo. Usted que dispone de: -Al menos 6 horas al día. -Buena capacidad de relación. -Ganas de trabajar. -Edad entre 25 y 50 años. Venga a vernos en una entrevista personal PUEDEN SER LOS 30 MINUTOS MAS VALIOSOS DE SU V 5 DA Le estaré esperando en nuestras oficinas de Santísima Trinidad, 32- 4. Madrid, los días 11 y 12. Horario: de 10 a 13 horas y de 17 a 20 horas. Preguntar por el director de Agencia Nota ZARAGOZA, contacto en el teléfono 976 33 66 66 BILBAO, contacto en el teléfono 94 415 20 30 PALMA DE MALLORCA, contacto en el teléfono 971 46 13 00