Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 A B C NACIONAL 10 de junio, elecciones en tres frentes DOMINGO 10- 5- 87 Las mujeres siguen siendo una minoría en todas las candidaturas electorales Concurren, en general, en los puestos más bajos de las listas Madrid. B. T. La participación de la mujer en las próximas elecciones vuelve a ser, una vez más, casi testimonial, si exceptuamos unas pocas candidaturas privilegiadas. A pesar de las promesas de los dirigentes políticos, incluido el propio presidente del Gobierno, respecto a una mayor presencia femenina, lo cierto es que sólo la quinta parte de los candidatos que se presentan a las elecciones europeas, autonómicas y municipales son mujeres. Todo indica que la mujer sigue siendo ün lujo en la vida política, pese a constituir la mayoría de la población española. No se ha producido el esperado incremento en la participación femenina con respecto a las últimas elecciones. Aunque el presidente González prometió a las mujeres; de su partido una cuarta parte de las listas, lo cierto es que el PSOE se ha mantenido en el mismo nivel que el resto de los partidos, se y gún ha reconocido el secretario de Orga- Pilar Salarruilana nización, José María Benegas, sin que se haya alcanzado el 25 por 100 ofrecido. Además es importante tener en cuenta no sólo la cantidad, sino también la calidad de las candidaturas ofertadas; la mayoría de las mujeres candidatas apenas tienen posibilidades En las listas europeas, alguna de las cuales da la impresión de ser un auténtico desfile de viejas glorias la suerte de las mujeres varía sensiblemente de unos partidos a otros. Los socialistas han colocado en el séptimo lugar de su candidatura a Ana Miranda, figura relevante del socialismo vasco. Alicia Izaguirre para la presidencia regional de La Rioja, y María Dolores Pelayo, actual diputada, como número uno a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife, son otras dos candidatas socialistas- destacadas. Alianza Popular, pese al desacuerdo generalizado de las más relevantes figuras femeninas del partido, que han expresado su protesta ante el Comité Electoral aliancista, según se dijo a ABC, ha relegado a Carmen Llorca al puesto número dieciséis, en la frontera que las encuestas dan a los conservadores para lograr sus actas Sin embargo, Soledad Becerril ocupa el primer puesto, como independiente, para la Alcaldía de Seviüa. Los conservadores esperan que la popularidad de la ex ministra de Cultura pueda ayudarles a conseguir el Ayuntamiento de esta importante ciudad. Las Nuevas Generaciones, rama juvenil de! partido, conservan casi el mismo porcentaje de participación femenina que sus mayores Los grupos de centro siguen las mismas pautas; todos ellos presentan, punto arriba, punto abajo, un 20 por 100 de candidatas. El CDS ha colocado a Carmen Díaz de Rivera, que fue directora del gabinete del Gobierno con Adolfo Suárez, en el quinto puesto para Estrasburgo, lo que posiblemente la convertirá, de cumplirse los pronósticos, en una de las futuras eurodiputadas. Rosa Posada, que fuera portavoz del Gobierno de la UCD, y de quien se pensó en un principio que podía concurrir al Ayuntamiento de Madrid, ai igual que en las pasadas municipales, -ha conseguido un esperanzador número dos en la candidatura autonómica, encabezada por el ex director general de RTVE, Femando Castedo. El PDP sitúa a tres mujeres como alcaldables en capitales de provincia, concretamente en Albacete, Pamplona y Palma de Mallorca. En La Rioja, región en la que los democristianos cifran grandes esperanzas, Pilar Salarruilana opta a la presidencia autonómica. Lina Ortas ocupa el número siete al Parlamento Europeo, lugar destacado, pero que da pocas posibilidades a la ex candidata al Senado si se cumplen los pronósticos de los sondeos respecto al partido de Alzaga. Izquierda Unida es la única formación política cuya participación femenina rebasa la mencionada media, situada en torno al 20 por 100. Caso expresivo, aunque no generalizado, es la lista municipal de Guadalajara, con más de un 50 por 100 de mujeres. La participación femenina no alcanza los niveles europeos Madrid. L. Palma La triple convocatoria electoral que tendrá lugar. el día 10 del próximo mes de junio pone de manifiesto la escasa participación de la mujer en la política, cuestión que ya se había podido comprobar en todas las anteriores citas electorales celebradas en España. No hay, pues, ninguna novedad al respecto que pueda indicar una tendencia al alza de cara al futuro. Sin embargo, no sería justo decir que no ha aumentado en los últimos cinco años el interés de las mujeres en general por la política, aunque lo cierto es que dicho interés es apenas perceptible en la práctica si se hace caso a los escasos datos proporcionados por los partidos pues, como todo hay que decirlo, apenas disponen de estadísticas o estudios comparados sobre esta cuestión. A nivel oficial, el Instituto de la Mujer hizo hace algún tiempo una relación de la participación de la mujer en la vida política cuyos resultados confirmaron los niveles mínimos en que ésta se sitúa. Aparte de estas consideraciones generales, basta fijarse en, por ejemplo, las candidaturas presentadas para las elecciones de junio. Para empezar, se pueden contar con los dedos las mujeres que encabezan una lista. En el caso de las municipales y autonómicas, fijándonos en las candidaturas a la Presidencia de las Comunidades o en las Alcaldías de grandes ciudades, es fácil constatar que constituyen casos aislados. Por ejemplo, Alicia Izaguirre, número uno del PSOE por La Rioja, o Soledad Becerril, aspirante por AP a la Alcaldía de Sevilla. En las candidaturas al Parlamento Europeo no hay una sola mujer que aparezca al frente de ningún partido con peso social reconocido. Aunque hay dos excepciones, es difícil que se puedan computar, pues representan a partidos apenas existentes: el Partido Demócrata Español (Angelina Gómez) y la Unificación Comunista de España (María Dolores Minuesa) Lo sorprendente, sin embargo, es que en este úrtimo partido no hay ningún candidato masculino; todas son mujeres. Merece la pena destacar esta particularidad aún a riesgo de que el dato sirva de mera anécdota. Siguiendo con las listas europeas se puede echar un rápido vistazo a los puestos ocupados por mujeres. CiU es el único partido que lleva en el número dos a una mujer. Los demás han reservado lugares casi en la frontera de los puestos de salida. Es ehcaso de AP (puesto 16) Europa de los Pueblos, Izquierda de los Pueblos o Uniórr Europeísta (19, 12 y 14 respectivamente) y el PDP (en el 17) El PSOE (en el 7) IU (el 5) o el CDS (también el 5) han proporcionado mejores posiciones. Es evidente que España todavía no puede mirar cara a cara a la mayoría de tos países europeos en esta materia. Las causas, desde luego, son diversas, pero destaca un factor por encima de todos: el menor desarrollo social y económico español. El día en que relaciones como la detallada hasta aquí carezcan de valor objetivo, la tendencia actual de la presencia de la mujer en la vida política o social habrá empezado a invertirse. Sólo mujeres en tíos listas municipales Madrid Dentro de la infinidad de anécdotas que la proximidad de unas elecciones trae consigo, no podía faltar alguna que hiciera referencia a las mujeres candidatas; en efecto, se da la circunstancia de que tanto Alianza Popular como el PDP presentan en dos pequeñas poblaciones sendas candidaturas únicamente femeninas, como modesta réplica a la regla general. En Casares, Málaga, patria chica del padre del andalucismo, Blas Infante, la candidatura de Alianza Popular, con once titulares y tres suplentes, sólo incluye mujeres, según informa nuestro corresponsal Francisco Acedo. Además, las candidatas aliancistas son muy jóvenes, con edades comprendidas entre los dieciocho y veintisiete años, dándose la circunstancia de que en la anterior candidatura municipal de este partido, en 1983, sólo figuraban hombres. También ej PDP presenta una candidatura íntegramente femenina en San Pedro de la Nave, Zamora, encabezada por Nieves Martín.