Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE es que, contra lo que se piensa, la invención de la imprenta no representó ningún progreso. Antes, en el Medioevo, se vivía de creencias y también de ideas habladas; ahora tan sólo se las lee. No por nada, el anarquista alemán Gustav Landauer prefería también la Edad Media, en la que existía todavía una cierta comunidad o una sociedad real y no abstracta en el castillo (como actualmente en el campo) en lugar del anonimato del burgo. Entonces, en lugar de libros había hombres, y si se castigaba con la hoguera la idea o práctica equivocada es por cuanto aquéllas existían; tenían una realidad y una eficacia que podían poner en peligro el orden social, mientras que hoy todo encaja en un sistema que sólo finge saber, o leer, o creer, pero que no acepta fundamentalmente la realidad de lo que piensa o, como se dice, opina. En esta edad verdaderamente oscura, mucho más tenebrosa que el Medioevo, la lógica de la apariencia es un código ni escrito ni hablado que castiga toda experiencia que trastorne o simplemente desborde la nulidad de la vida, y la normalidad aceptada como castración y oscuridad del sentido. Y es que, si hablamos de revolución, lo hacemos como de algo que va mucho más allá del mero trastoque del orden económico y de la lucha Y La exterioridad de la palabra o la revolución de Federico Nietzsche (y ID de clases, ya que la burguesía, al destruir al otro, se destruyó a sí misma. Es así que decía Vaneigem: tous nous sommes des proletaires y el proletariado es algo más radical que la mera pobreza de medios; es estar desposeído de la vida. La verdadera subversión está en las drogas, en el alcohol, en la locura; es decir, en una política de la experiencia que ponga en peligro realmente el actual modo de subsistencia o, como decía el propio Vaneigem, de sobrevivencia. Se trata, en suma, de crear una revolución ética, no de buscar signos misteriosos en un lejano orden económico exterior al hombre. No nos referimos, pues, a una revolu- ción marxista, sino a una mucho más trágica y definitiva revolución nietzschiana. De una revolución que cambie al hombre y a la vida, como también quería Rimbaud, en lugar de limitarse a reformar un status económico o social, ideal éste que se parece mucho más a la idea burguesa de progreso que a una voluntad realmente subversiva. Qué mejor que la literatura muera para que un día, al fin, en lugar de llover ceniza, lluevan sobre nosotros las palabras. Leopoldo María PANERO SU CUARTO DE rtBAftO ¡EN FORMA! BAÑERAS DE MASAJE TROPIK C JUAN DE AUSTRIA, 3 y 15 Telfr 4486300 28010 MADRID LA VAGUADA, Local A- 4 Telfr 730 6222 2 B 029 MADRID Calvo y Munar CUARTOS DE BAÑO, AZULEJOS, PAVIMENTOS MUEBLES DE COCINA Calvo y Ufanar, Sponsor oficial del Club Campeón de España de Gimnasia deportiva femenina; Club Calvo y Munar- RODEIRA