Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 A B C SOCIEDAD SÁBADO 9- 5- 87 La empleada de una pizzería, posible ganadora de los 843 miñones de la Loto En un principio se pensó que los dueños eran los afortunados Bilbao. Alberto Fernández ¿Quién será? Pese a que los propietarios de la pizzería Passarella de Bilbao creen que el boleto premiado con 843 millones de pesetas en el sorteo de la semana pasada de la Loto no pertenece a alguno de sus empleados, fuentes consultadas por ABC indicaron que el ganador es una mujer que trabaja en el local. Los rumores que circulaban el pasado jueves apuntaban a los dueños de Passarella como los nuevos millonarios. Juan Antonio Ipiña y su socio, Miguel García, manifestaron insistentemente que a ellos no les había tocado el premio y que creían que tampoco a ninguno de sus empleados. Los dueños del restaurante Passareila, local situado a escasos metros del despacho de apuestas mutuas donde fue sellado el boleto ganador, se muestran bastante molestos por el bulo que ha circulado pbr toda la ciudad. Ni yo ni mi socio, Juan Antonio Ipiña, ni el camarero del que se ha dicho que comparte la suerte somos los afortunados, ¡qué más quisiéramos! Creemos que el responsable de este rumor es un vendedor de periódicos y lotería, llamado Alejandro, que podría haberse dedicado a difundir esta falsa noticia entre sus clientes. Ignoramos con qué intenciones, porque jugar con ochocientos cuarenta y tres millones es muy peligroso, especialmente aquí. Juan Antonio Ipiña y Miguel García Campo van a solicitar al Organismo Nacional de Loterías que desmienta de forma oficial este rumor. Asimismo, se mostraron profundamente molestos por la información publicada en un diario ya que en ella hay numerosas incorrecciones Los dueños del restaurante están muy preocupados por las consecuencias que les puede acarrear este rumor: Nos puede originar problemas a los dos matrimonios, que somos responsables de otras personas que forman parte de nuestras familias. Es una temeridad publicar, dándolo por hecho, este tipo de información cuando no se ha comprobado la realidad de lo que verdaderamente ha sucedido. No obstante, ellos dicen que no saben a ciencia cierta si el poseedor del boleto es alguna de sus empleadas. Sin embargo, fuentes consultadas por ABC señalaron como ciertos los rumores que apuntaban a ese local, y concretamente a una mujer que trabaja en el mismo, empleada, y que no se trata de ninguna de las esposas de los propietarios, que también prestan sus servicios en el restaurante Passarella. A la hora de cerrar esta edición, este redactor desconocía la identidad de la posible agraciada con los 843 millones de pesetas, aunque Juan Antonio Ipiña y Miguel García Campo anunciaron que iban a celebrar una reunión ayer noche para que este informador pudiera hablar con ellas, ya que los propietarios manifestaron: Nosotros no podemos decir nada. La pizzería Passarella cuenta con diez empleados entre cocineros y camareros. Uno de ios dueños dijo que nadie ha dicho nada hasta ahora, ni ha dado muestras de alegría; todo el mundo sigue trabajando con total normalidad Ipiña reveló que tanto él como otras personas de su restaurante juegan habitualmente a la Loto y que depositan sus boletos en el despacho donde fue sellado el boleto premiado en el sorteo del 30 de abril. Por otra parte, según fuentes consultadas del Organismo Nacional de Loterías, el dato de identidad que aparece en el boleto premiado es un apellido y no concuerda con ninguno de los dueños del restaurante Passarella que podría tratarse como hemos dicho antes de alguna de sus empleadas. Hasta ahora, según nos han informado, ninguna entidad bancaria o representante del afortunado se ha puesto en contacto, como suele ocurrir normalmente en estos casos, con el Organismo Nacional de Loterías. Es posible que por esta razón circulen por Bilbao toda clase de rumores acerca de la identidad del propietario del boleto agraciado con los 843 millones de pesetas. Como ya informó ABC el pasado martes, el número del boleto premiado es el 249645333. Hay que señalar que en el País Vasco los afortunados con elevadas sumas de dinero suelen mostrarse reacios a la hora de darse a conocer, ya que corren el riesgo de ser objeto de algún chantaje por parte de ETA, que encuentra en estas ocasiones una forma de financiación de sus actividades terroristas. No hay que olvidar que esta posibilidad fue señalada por los dueños del restaurante Passarella al recriminar el bulo que les apuntaba a ellos como los máximos acertantes. Dos soldados de la Cruz Roja mueren al estrellar su ambulancia Galdácano (Vizcaya) Efe Al filo de las dos de la madrugada del jueves al viernes, dos soldados de la Cruz Roja resultaron muertos en accidente de tráfico ocurrido en las proximidades de Galdácano, a pocos kilómetros de Bilbao. El suceso se produjo al estrellarse la ambulancia en la que viajaban contra una máquina pesada de obras públicas, estacionada en la carretera nacional 634. Los fallecidos son Ignacio Barba y Miguel Buriaga. En el mismo siniestro resultaron heridos de diversa consideración por fracturas y cortes los soldados de la misma institución benéfica Juan Castaño Márquez, de veinte años, conductor de la ambulancia, e Isidoro Soriano, de diecinueve: Ignacio Barba y Miguel Buriaga viajaban en la parte derecha del vehículo accidentado. Un portavoz de la Cruz Roja matizó que la ambulancia siniestrada regresaba al puesto de Bermeo, tras haber trasladado a un enfermo al Hospital de Galdácano. Según la misma fuente, a los soldados fallecidos- s e da la circunstancia de que el accidente ocurrió en el Día Mundial de la Cruz Roja- les faltaba poco tiempo para licenciarse. N. de la R. -Aunque se desconocen las causas que motivaron el siniestro en el que murieron los soldados, la noticia indica que chocaron contra una máquina de obras estacionada, no explicando tampoco si debidamente o no. De cualquier forma, conviene ahora recordar que tanto estas máquinas pesadas como otros equipos de trabajo en las carreteras deben estar retirados de las calzadas, por cuanto es evidente que un descuido en este sentido puede provocar un siniestro. Un subteniente delEjército, premiado con cerca de 400 millones de la Lotería Primitiva Melilla. S. Ramírez José María Tortosa Navarro, subteniente de Artillería destinado en el Regimiento Mixto de Artillería número 22 de Melilla, ha resultado agraciado con cerca de cuatrocientos millones de pesetas al conseguir acertar un boleto de seis aciertos y varios de cinco en el sorteo de la Lotería Primitiva celebrado el pasado jueves. El suboficial está de permiso. El acertante marcó en su boleto la combinación ganadora 1 2- 3 3- 3 4- 3 6- 3 9 y 40, sellándolo en la oficina melillense de la Loto Cuando supo. el resultado de su apuesta, pidió inmediatamente permiso para desplazamiento al jefe del regimiento, teniente coronel Terres, y mientras algunas fuentes señalan que abandonó Melilla en el primer vuelo a Málaga de ayer viernes, otras no dudan en afirmar que se encuentra en la ciudad. En cualquier caso, la familia Tortosa no se encontraba ayer en su domicilio de la calle Río Nalón, 2. Para rellenar el boleto se valió de combinaciones, aunque solamente invirtió en la Loto una cantidad ligeramente superior a las mil pesetas. Enterado de su suerte depositó su boleto en la oficina del Banco de Bilbao en Melilla hasta la que deberá llegar en días próximos la transferencia de la entidad pagadora del premio, la Caja Postal de Ahorros. Del ganador se ha podido saber que es casado, con tres hijos de corta edad, residente desde hace años en Melilla y que suele jugar a la Lotería Primitiva semanal nenie, aunque hasta la presente ocasión no había conseguido un premio de cierta importancia. Tanto las autoridades militares como los responsables de la entidad bancaria guardan absoluto silencio al respecto y se niegan- por expreso deseo del interesado- -a facilitar datos relativos a José María Tortosa. Es la segunda vez en poco tiempo que la Loto recala en Melilla. Hace varias semanas, una peña de amigos, funcionarios del INEM, conseguía más de 56 millones de pesetas con un boleto de seis aciertos realizado con la ayuda de un ordenador. En este caso, concretando en números, José María Tortosa consigue casi 382 millones de pesetas, resultantes de un acierto de seis números, doce combinaciones con cinco aciertos y catorce con cuatro dígitos premiados. Melilla.