Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 9- 5- 87 INTERNACIONAL ABC 31 Triunfo de Margaret Thatcher en los comicios locales del jueves Podrían convocarse nuevas elecciones en el mes de junio Londres. Alfonso Barra Los resultados de las elecciones locales en Inglaterra y Gales, con la excepción de Londres, son bastante más favorables para Margaret Thatcher y su partido de lo que se pronosticaba. La jefa conservadora ha amasado un voto muy sólido que le permite convocar elecciones generales, tal vez para el 11 de junio. Los indicios son que conseguirá el tercer mandato, hecho insólito en siglo y medio. Como ha dicho el diputado conservador Onslow, luce un sol malagueño para la nación y los conservadores. La City se despabiló con entusiasmo después del escrutinio, con otra reducción del interés bancario, que queda en el 9 por 100. Es la cuarta revisión a la baja en lo que va de año y queda en la cota más reducida de los tres años últimos. La Bolsa no tardó en encajar las nuevas noticias salidas de las urnas. El índice del Financial Times practicaba el alpinismo hasta llegar a la cima más alta de todos los Margaret Thatcher tiempos. Con ese clima de feria de mayo, la opinión general es que Thatcher, después de la reunión este fin de semana en la residencia oficial de Chequers, cerca de Londres, con sus asesores, adoptará la decisión de convocar elecciones anticipadas. El lunes pedirá audiencia a la Soberana para recomendar la disolución del Parlamento. El presidente del Partido Conservador, Norman Tebbit, ha insinuado esa posibilidad. No considera beneficioso que siga el clima de electoralista y afirma que los intereses internacionales piden confirmaciones acerca de la consulta a la nación. Los conservadores no esperaban resultados tan risueños en la consulta para renovar la totalidad o la tercera parte de los Municipios ingleses o galeses. Con tos últimos datos ganan 534 escaños, pierden 439 y quedan con 81 más. Se aseguran también el control mayoritario sobre 114 Ayuntamientos. Los grandes perdedores han sido los laboristas, en el momento indicado para confirmar fuertes progresos. Salen de las urnas con 193 escaños menos. Los liberales ganan 200 y los sociáldemócratas, 174. Los socialistas pierden el control sobre 102 Municipios. Los liberales y sus aliados los sociáldemócratas tenían que haber ganado más posiciones para esperar con plena confianza la prueba de las elecciones legislativas. Dice el jefe liberal, David Steel, que según la proyección de la votación en el panorama nacional de las elecciones legislativas los conservadores tan sólo tendrían una mayoría de 12 ó 15 escaños. El jefe sociaidemócrata, David Owen, repite que los dos partidos de la alianza son los que salen mejor librados. No descarta la posibilidad de una Cámara con empate de escaños, entre conservadores y laboristas en ese supuesto, los arbitros serían los aliancistas. No son buenas perspectivas con ninguna interpretación para el jefe iaborista, Neil Kinnock. Repite que su partido está acortando las distancias con los conservadores. El argumento de Kinnock es que en las elecciones locales no intervienen las mismas bazas que en las generales. Se piensa en el desempleo, el deterioro de la Seguridad Social, las lagunas que sufre la enseñanza pública. Los socialistas prometen crear centenares de miles de puestos de trabajo. La gran golosina electoral es que todos los escrutinios brindan signos prometedores a los partidos. Es el caso ahora, aunque pocos ciudadanos aceptan las leyendas que no estén respaldas por las cifras. Para valorar con mayor. precisión el relieve de los resultados propicios a Margaret Thatcher es preciso recordar que sus posiciones en la administración local alcanzaban cotas óptimas. En las últimas elecciones de 1983 logró un éxito arrollador porque el elector votó bajo el clima de la guerra de las Malvinas, de alta densidad patriótica. Y Thatcher era la amazona de la victoria. Los socialistas, con sus posibilidades mermadas por tos enfrentamientos internos entre moderados y radicales de la ultra izquierda, con la herencia de muchas gestiones municipales presididas por la mala administración del presupuesto y la tendencia general a aumentar el gasto público a costa del contribuyente, no logran superar el mal recuerdo de su última etapa en el Poder. Publicidad EE. Uü. incluirá los misiles de largo alcance en Ginebra Nueva York. J. M. Carrascal La delegación norteamericana ha propuesto en las conversaciones de desarme en Ginebra no reducirse a los cohetes de medio y corto alcance, sino abordar también los intercontinentales, que son, a fin de cuentas, los que pueden hacer volar el mundo. La última propuesta norteamericana en este terreno viene a ser la mitad de la hecha por Reagan en Reykjiavik: ofreció allí eliminar todos los grandes cohetes en diez años. Ofrece ahora eliminar la mitad de dicho arsenal en siete años. Eso, en términos generales, pues metiéndose yá eri detalles, difíciles de entender para los no expertos, significa proponer un límite de tres mil trescientas cabezas nucleares en este tipo de misiles, con otro techo de mil seiscientas cincuenta de misiles ultrapesadós, entendiendo por tales los que llevan seis y más cabezas nucleares. No se sabe cuál es la reacción soviética a tal propuesta, ya que esos cohetes constituyen la espina dorsal de su arsenal y, en cierto modo, es lo que da a su país el estatuto de superpotencia. Los recortes en ellos pueden poner en peligro tal estatuto. Pero, por otra parte, Gorbachov viene insistiendo en que quiere librar al mundo de la amenaza atómica por lo que le será difícil decir nó a una oferta de este tipo. En cuanto a Reagan, lo hace por doble motivo: está más que interesado en acabar su presidencia con un éxito en política internacional, ve que el acuerdo de desarme es el que le ofrece más posibilidades, y apuesta por él. Si un acuerdo sobre los euromisiles le falla por cualquier causa, ofrece el recorte de los intercontinentales como sustituto. Al mismo tiempo, le permite contrastar las presiones que está sufriendo en el Congreso para que se ajuste a una interpretación restringida del acuerdo ABM sobre antimisiles, que frenaría su proyecto de armas espaciales. Demostrando que está dispuesto a recortar los grandes cohetes, tiene más fuerza para pedir el anticohete. O eso cree. De lo que no hay duda es de que la Administración Reagan, en esta úttima etapa de su mandato, ha puesto el desarme a la cabeza de sus prioridades. Cree tener posibilidades de alcanzar un acuerdo sobre la cohetería media en los próximos meses, ve problemas en los cohetes pequeños- como confirmó ayer el canciller alemán Kohl, al oponerse a su retirada de Europa- -y prueba también suerte en los intercontinentales, un poco como esos jugadores de ruleta que cubren todos los colores. Lo más curioso de todo es que ahora que la Administración Reagan apuesta fuertemente al desarme, es a los demás a los que les entra cierto pánico ante él. Los europeos occidentales ya han expresado abierta o calladamente sus reservas a ser desnuclearizados y puede vaticinarse que en la cúpula del poder soviético habrá serias resistencias a quedarse sin los grandes misiles. Y allí mandan más que aquí. ¿POR QUE NO PRUEBA ELCARNEGIE? descubra cómo ocurre Sea usted nuestro invitado a una sesión informativa de comunicación eficaz y relaciones humanas (autoconfianza, oratoria, entusiasmo, convivencia, control de preocupaciones, memoria, dirección y vivir por objetivos) que se celebrará el próximo lunes, día 11, a las ocho horas en punto de la tarde, en los salones del hotel Eurobuilding Calle Padre Damián, 23 Madrid Información: Teléfono (93) 318 22 70 Tener éxito no es algo casual, ¿NECESITA ALQUILAR UN AmRTAMENTO? Consulte las páginas de Anuncios ¡por palabras de ab iri