Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 8- 5- 87- ESPECTACULOS ABC, pág. Í 83 Buen comienzo en Carines, Tierra de Ronda y albero para a la sombra de Cesare Pavese las cenizas de Orson Welles Un homme amoureux abrió la competición Cannes. Pedro Crespo, enviado especial El Festival comenzó con buen pie. Luce un sol esplendoroso. La Croisette parece, más que nunca, una pista para hacer gymkanas o, cuando menos, desconcertar al automovilista más pintado. Y, si malos principjos quieren los gitanos para sus hijos, hasta en eso son buenos los augurios para esta edición La proyección de Un homme amoureux de Diane Kurys, con que debutaba lá sección oficial, Francia y el propio certamen, se ha cortado dos veces para desesperación de unos y guasa de otros. Diane Kurys, antigua- aunque joven- actriz convertida en realizadora con tres películas a las espaldas Diablolo menthe Cocktail molotov y Coup de foudre ha querido contar una historia de amor vista con ojos femeninos, y sin abandonar el mundo que le es propio, el del cine y las películas. Y lo ha sabido hacer en Un homme amoureux a base de contar con un guión discreto, dos intérpretes espléndidas y el recuerdo de Cesare Pavese como refuerzo. Porque la historia del hombre enamorado es la de Steve Elliot, una estrella del cine americano que viene a Europa, a Roma, para rodar los últimos días del escritor Cesare Pavese, los que transcurrieron antes de que tomase la tremenda decisión de escribir, con el propio suicidio, su último poema. Elliot es Pavese con el físico del americano Peter Coyote, y, como Pavese, se enamora de Gabriella, la última muchacha a la que conoció el escritor, encarnada en una joven actriz, Jane, que tiene la apariencia espléndida y el buen hacer de Greta Scacchi. Kurys ha confeccionado una película en la que brilla especialmente el talento de sus dos protagonistas. Coyote es una magnífica encarnación del actor vedette Y Greta Scacchi muestra tanta capacidad expresiva como encanto físico, incorporando con veracidad y gracia a la desconcertada Jane. La historia contiene demasiados clichés, demasiados deja vu El trabajo de los intérpretes, bien secundados por los americanos Peter Riegert, Jamie Lee Curtís y John Berry, y por la italiana Claudia Cardinale, consigue que Un homme amoureux pase con limpieza el listón de entrada del certamen. Aceptable filme, en definitiva, en el que viene a describirse prácticamente la teoría francesa de la película internacional, con productores comunitarios y actores sin fronteras, que lo mismo hablan en inglés que en francés o italiano. No cabe pensar que la organización del Festival pensase que una película a palo seco, aunque fuese francesa, fuese poco, no. Sin embargo, la apertura oficial del cuadragésimo Festival ha dado mucho más de sí. Se han proyectado nueve minutos de El último emperador la película en que Bernardo Bertolucci se afana últimamente. Y hubo en la sección oficial saludo- homenaje para Ingmar Bergman, que, al parecer, está enfermo, por lo que la pantalla en lugar de con su figura se ha llenado con un estracto de la obertura de su película La flauta m á g i c a para R i c h a r d Brooks, presentado por el ínclito superviviente, Jean Luc Godard, y para Bernardo Bertolucci. En definitiva, mucho smoking mucho traje de noche y mucho proyecto de futuro. Ayer fueron depositadas en la finca de Ordóñez Ronda. Francisco Acedo, enviado especial Fue una ceremonia breve y sencilla, de apenas veinte minutos de duración. Desde ayer reposan en Ronda las cenizas de Orson Weiles, tal como había expresado en su testamento. Al acto, celebrado en la intimidad familiar, asistieron, entre otros, su hija Beatrice, su prometido Christopher Smith, Antonio Ordóñez y sus hijas. Además de Carmina y Belén Ordóñez, se encontraban presentes en la ceremonia el alcalde de Ronda, Julián Zulueta, y el diputado de Cultura Salvador García. En primer lugar, el sacerdote católico Gonzalo Huesa, por deseo expreso de la hija, que es católica practicante, ofreció un responso en la finca El Recreo de San Cayetano a seis kilómetros de Ronda, propiedad del ex diestro Antonio Ordoñez, con el que tuvo gran amistad en los años 50 y 60 y donde estuvo en varias ocasiones acompañándole después de varias corridas. Allí fue el lugar escogido por Welles para que sus cenizas reposaran de modo definitivo. Tras el responso, Beatrice, de riguroso luto y muy emocionada, depositó la urna de madera de dimensiones cuadrangulares y con una funda de tela azul en el interior de un pozo de agua falso con ladrillos de artesanía y forja andaluzas, que se encuentran en la entrada de la finca y que años atrás el Ayuntamiento de Ronda regaló a Antonio Ordóñez con el lema: Ronda al maestro de los maestros El pozo esta rodeado de dos hermosos tilos que tienen muchos años y que dicen algunos del lugar ya estaban cuando Orson Welles visitaba Ronda con bastante asiduidad. Tras esto, se echó tierra por los asistentes, exactamente ocho macetones de tierra, uno de los cuales era de arena de la finca y otro de arena del albero de la plaza de toros de Ronda. Posteriormente se tapió el pozo y no se colocó ninguna lápida que recuerde esta efemérides. Durante aproximadamente un minuto, Beatrice, hija de Welles y de su tercera esposa, la actriz italiana Paola Mori, estuvo orando unos minutos. Después de la ceremonia, Beatrice se mostraba muy emocionada y satisfecha de haber cumplido su viaje a España: Verdaderamente ya puedo descansar tranquila porque he cubierto el objetivo de mi padre, descansar en la casa del tío Antonio. El mismo Ordóñez, que no opuso ningún tipo de dificultad al gran número de informadores y fotógrafos procedentes de España y del extranjero que se encontraban cubriendo el acto, afirmaba emocionado: Esto ha sido algo tremendo porque era un gran amigo mío y estoy muy orgulloso de que haya escogido Ronda para quedarse, y más aún, en mi finca. Un detalle curioso que pudo conocer ABC es la coincidencia que con el tiempo ha unido a Orson Welles con su personaje de Ciudadano Kane el multimillonario William Randolph Hert: la fachada principal del castillo de San Simeón, en California, propiedad del multimillonario, está hecha a imitación exacta de la torre mudejar de la Iglesia de la Plaza Mayor de Ronda. Hert, a finales del pasado siglo, quiso comprar la Torre durante una visita privada, pero, al no se posible, tuvo que llevarse sólo fotografías y planos y la plasmó de modo exacto y fidedigno en California. Mabou Mines inaugura hoy la Muestra de Teatro de Valladolid Valladolid. José Jesús Arroyo Hoy será inaugurada la IX Muestra internacional de Teatro de Valladolid con un magnífico espectáculo, el que presenta la compañía norteamericana Mabou Mines. Este Festival ha conseguido consolidarse como uno de los más prestigiosos de Europa. Un total de quince compañías de teatro, música, danza y performance diez presentaciones en España, cinco mundiales y veintidós representaciones y actuaciones constituyen el programa de esta Muestra organizada por la Fundación Municipal de Cultura, que en esta ocasión ha contado con la colaboración de distintos organismos nacionales e internacionales, además de algunas empresas privadas. Las compañías que participarán en esta edición son, junto a Mabou Mines, las también norteamericanas The John Hassel y The Stuart Sherman; Susane Linke, de Alemania; Michael Clarck y Test Departemente, de Gran Bretaña; Royal de Luxe y Carine Saporta, de Francia; Cees Brandt y Pauline Daniels, de Holanda; Compagnie Muriel Bader, de Suiza; Wim Mertens, de Bélgica, y las españolas Producción Uno, La Orquesta de las Nubes y la Orquesta de Cámara del Teatro Lliure. Paralelamente, la dirección del Festival ha programado un importante ciclo del nuevo cine independiente americano, organizado por el Walker Art Center, de Minneapolis, y cuenta con películas de directores tan prestigiosos dentro de esa línea como Laurie Anderson, Jane Aaron, Hervri Hills o James Benig.