Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 70- TRIBUNA ABIERTA -VIERNES 8- 5- 87 L Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que anualmente se celebra en los primeros días de mayo, se ha centrado, en 1987 en- el tema y lema Para que vivan los niños La Cruz Roja, como institución humanitaria que desde sus tiempos fundacionales centra todo esfuerzo en la prevención y atenuación de los sufrimientos del hombre, no podía ser insensible al más lacerante de los padecimientos: el dolor de los niños. Quienes institucionalmente nos ocupamos del desarrollo del trabajo social apreciamos un cierto progreso en la concienciación de nuestra sociedad frente a los malos tratos a la infancia, en sus vanadas manifestaciones de daños físicos y mentales, espeluznantes en demasidas ocasiones y oportunamente aireados al público. Pero hay una forma de maltrato más sutil que no ha penetrado en la sensibilidad def tejido social, constituido por el tratamiento descuidado de los niños y por la desasistencia de quienes son responsables de su salud, que con frecuencia conduce a situaciones trágicamente irreversibles. En esta ostensión de daño al menor se enfoca la campaña mundial de la Cruz Roja Para que vivan los niños De cada doscientos nacidos en los países en desarrollo, seis morirán anualmente de sarampión; cuatro, de tos ferina; dos, de tétanos, y uno quedará afectado por las secuelas de la polio; más de cuatro millones de niños mueren todos los años por este tipo de enfermedades, evitables mediante la inmunización, y una cifra similar fallece prematuramente por deshidratación. Y ello es tanto más irritable y doloroso si consideramos que puede erradicarse un panorama tan sombrío con procedimientos sencillos como la vacunación o evitando la deshidratación con recursos baratos y domésticos, al alcance de cualquiera que tenga una elemental información y un mínimc acceso a recursos absolutamente primarios, Las Sociedades nacionales de la Cruz Roja y de ta Media Luna Roja están poniendo en práctica diversos programas de lucha contra las enfermedades que amenazan a los niños del mundo, servidos por sus miembros voluntarios, por personal remunerado, por socorristas, por los componentes de ta Cruz Roja de E 1 1 Día Mundial de la Cruz UN COMPROMISO CON LA INFANCIA Por José la Juventud y por personas y entidades que espontáneamente se ofrecen a colaborar con los equipos movilizados por la Institución en las regiones endémicas. En los documentos básicos de la campaña se establecen las estrategias a seguir. Recuerde el lector- s é dice en uno de ellos que cada vez que usted respira, un niño muere y otro queda disminuido a causa de enfermedades que pueden prevenirse mediante la inmunización y siguen unos datos globales, encaminados a la concienciación de los colaboradores potenciales: en algunos países, hasta el 70 por 100 de las defunciones ocurridas en el primer mes de vida son causadas por el tétanos; de unos ochenta millones de niños en países en desarrollo en condiciones de ser vacunados, sólo veintidós millones reciben dosis completas; el 3 por 100 de los menores que contraen el sarampión mueren de esta enfermedad, y otro 3 por 100 sufrirán lesiones permanentes del oído y de la vista; el 15 por 100 de los niños de muchos países en desarrollo mueren en su primer año de vida, y un 33 por 100 en los primeros cinco años a causa de dichas enfermedades y por mala nutrición. En verdad, el Sudán, la India, Costa de Marfil, Nigeria, Bangtadesh, Somalia, Uganda, Belize y tantos y tantos países y comarcas de Iberoamérica, de Asia y del continente africano quedan lejos de nosotros, si calculamos la proximidad en millas o kilómetros. Malo es el. sistema métrico y cualquier método agrimensor para calcular fas distancias del bienestar sociáf, ciertamente. La paz y la solidaridad universales están en juego, recíprocamente, en función de cuestiones de tanta trascendencia como la vida de los niños y el bienestar de la infancia. En el mundo del desarrollo occidental no precisamos recurrir a argumentaciones generales, apoyadas en lucubraciones que nadie discute y pocos practican. Es cierto que la mayoría dé nuestros niños viven; la mortalidad y la morbilidad infantiles están prácticamente alejadas de las preocupaciones nacionales. De 571.018 niños españoles nacidos en 1980, 7.048 fallecieron antes de cumplir el año de vida, incrementándose esta cifra hasta 8,699 si ponemos el tope antes de los cinco años. Pero tas estadísticaSj en su frialdad, no denuncian las causas sociales de la muerte de estos miles de niños. Tampoco disponemos de datos fiables sobre tos malos tratos que sufren tos menores y sobre sus repercusiones en la salud física o mental. Pero el problema existe: niños agredidos o explotados por sus propias familias b por sus tutores; niños carentes de ambiente familiar y conviviendo en hogares desestructurados; niños abandonados o desasistidos, con problemas de deficiencias físicas, psíquicas y sensoriates; niños sometidos al fracaso escolar, procedentes de familias incapaces de resolver su situación; niños predefincuentes; niños suicidas; niños, en suma, enmarcados en la más doforosa de tas margínaciones del hom- bre en los albores de la vida. La cuestión no es privativa de España El Diario Oficial de las Comunidades Europeas de 17 de feFARRE MORAN brero de 1986 ha publicado una resolución del Parlamento Europeo sobre malos tratos infligidos a los niños, y otra, del 14 de abril siguiente, sobre las infraestructuras de- su asistencia, con 18 y 19 recomendaciones respectivamente, a los Estados miembros, deplorando que en la mayoría de los Gobiernos falta hasta ahora la voluntad política de asumir una responsabilidad en el ámbito de la asistencia a los niños Esta voluntad política de los Gobiernos debe verse complementada por la acción de los ciudadanos y de las organizaciones conscientes de la gravedad y de la trascendencia del maltrato a los niños. El Gobierno ha de multiplicar sus esfuerzos para que los niños vivan como personas humanas, ofreciendo a los miembros más débiles de la sociedad la protección especial que como tales necesitan. En la Dirección General de Protección Jurídica del Menor, del Departamento de Justicia, corren nuevos aires de modernidad y eficacia; la política de prestaciones sociales básicas, que promueve la Dirección General de Acción Social del Ministerio de Trabajo con los Ayuntamientos, tiene mucha y positiva conexión con el tema que nos ocupa; las nuevas leyes de servicios sociales que progresivamente van aprobando los Parlamentos de las Comunidades autónomas abren nuevos caminos y ninguna ha olvidado, hasta ahora, las responsabilidades públicas de atención a la infancia marginada; hay indicios- repetimos- de concienciación de la sociedad española ante las agresiones por acción o por omisión que reciben los niños y rio ha de faltar la aportación voluntaria de entidades como UNICEF, la Cruz Roja, Caritas y otras en el ámbito del Estado y de las Comunidades autónomas, capaces de responder a las t iniciativas de los poderes públicos que, por otra, parte, no requieren grandes inversiones ni desmesurados presupuestos de mantenimiento eri relación con el progreso que para una política. de acción social con la infancia y del bienestar social general, a corto término, significa la prevención de los malos tratos a! menor y el remedio a sus secuelas. ATOCHA (vendo) Local 2.000 m 2 Amplias fachadas Totalmente instalado Nuevo Apto comercio, oficinas, etcétera- OPORTUNIDAD- tncrvadillo de kcjqyay plata antigua Teléfonos 270 71 75 270 12 02 INVERSORES PISOS LLAVE EN MANO EN SAN LORENZO DE EL ESCORIAL A MENOS de 40.000 ptas. m 2 construido Información: Teléfonos 266 21 05- 06 (sólo mañanas) DOMINGO, 10 de MAYO. Entrada ubre. abierto de 12 a 21 horas FÉNIX rfefmosilta. Z. Madrii