Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 8- 5- 87 SOCIEDAD A B C 65 alcohol áncer en grasas y el exceso ¡n la aparición del mal tacados científicos de todos los países en señalarlo como el principal factor de riesgo del cáncer. No obstante, fue necesario esperar hasta 1950 y a los trabajos de los médicos ingleses R. Dolí y A. B. Hill para que este lazo de unión tabaco y cáncer fuese rotundo. Desde entonces más de cuarenta sustancias cancerígenas han sido detectadas en el humo del tabaco, y los múltiples estudios efectuados sobre los enfermos afectados de un cáncer de pulmón han demostrado que al menos el 90 por 100 de estos últimos estaban unidos al tabaco. Los resultados de estos estudios epidemiológicos han sido confirmados y consolidados por análisis de larga duración a lo largo y ancho del mundo mediante el seguimiento regular durante varios años del estado de salud de varios cientos de miles de personas que en un principio gozaban todas de buena salud. Es así como se ha podido descubrir que la frecuencia de los cánceres de bronquios era proporcional al número de cigarillos fumados por día: veinte veces más elevadas entre los sujetos que fuman cotidianamente veinte cigarrillos que entre los que sólo fuman uno. Además, la frecuencia de los cánceres aumenta igualmente en todos los tejidos que entran en contacto con el humo del tabaco: labios, boca, lengua, laringe, esófago, pulmones, también el Los actores John Wayne y Gary Cooper son dos de las más famosas víctimas que se ha cobrado el cáncer páncreas, ríñones y vegija, puesto que los residuos del humo pasan a la sangre y son eliminados por vía urinaria. Por el contrario, cuando un fumador deja de fumar, su riesgo de mortalidad disminuye progresivamente en el espacio de diez o quince años, período al final del cual su esperanza de vida vuelve a ser igual a la de un no fumador. Por otra parte, las curvas de evolución del número de cánceres de pulmón y del consumo de tabaco son paralelas, pero con un desfase de veinte a treinta años que corresponde, en efecto, al período de incubación de los cánceres de pulmón. comunicación internacional en el Congreso Mundial del Cáncer, en Budapest, el pasado año, el profesor Dolí estimó qué la mitad aproximadamente de todos los cánceres de pulmón entre los no fumadores era debido al tabaquismo pasivo. Hoy día ya nadie discute que el tabaco es con mucho el agente cancerígeno más expandido en nuestro medio ambiente. Por consiguiente, ninguna acción sería más eficaz para hacer descender la mortalidad debida al cáncer en Europa que reducir el consumo de tabaco. Todo este estudio, contenido en el Programa Europa contra el Cáncer intenta ser una llamada de alerta a toda la población mundial para evitar esta plaga, que va in crescendo Como han coincidido los mayores expertos científicos, si no se pone remedio, en el año 2000 una de cada tres personas desarrollará algún tipo de cáncer. pas de alcohol fuerte a la semana aumentan sus riesgos de cáncer de mama un 30 por 100. Las que beben una copa diaria, lo aumentan hasta un 60 por 100. No se ha conseguido, sin embargo, descubrir científicamente el mecanismo que dispara este tipo d e cáncer a partir del alcohol. Puede que éste aumente la secreción de hormonas, que altere su metabolismo o, simplemente, que ejerza un efecto tóxico sobre los pechos. Pero éstas son sólo especulaciones, que no han sido demostradas ni siquiera empíricamente. Lo único que se sabe es lo que arrojan las estadísticas: que el cáncer de mama aumenta conforme aumenta el consumo de alcohol de las mujeres. Las cifras son tan claras que los médicos norteamericanos no tienen más remedio que recomendar a aquellas mujeres con predisposición a tal tipo de cáncer que eviten este riesgo. ¿Quiénes son esas mujeres? Pues las relativamente jóvenes, que no han tenido hijos o bien han perdido alguno durante un embarazo, y, sobre todo, las que han tenido o tienen madres con cáncer de mama. Todas ellas tienen, a partir de ahora, una razón más de dejar, junto al tabaco, el alcohol. La vida se hace cada vez más aburrida, pero es el precio a pagar por hacerla cada vez más larga. Miguel Ángel MARTIN Fumadores pasivos 3 evitar el cáncer Algunos cánceres pueden ser curados si se detectan a tiempo. Hágase un frotis vaginal con un intervalo regular de tres a cinco años a partir de los veinte a treinta años de edad. Vigile su pecho regularmente y, si fuera posible, hágase mamografías a partir de los cincuenta años de edad. Consulte a un médico si observa que un lunar o verruga sangra o cambia de forma o color. Consulte a un médico si observa un bulto o una hemorragia anormales, una tos o un cambio de voz persistente. Durante los últimos años se ha prestado mucha atención a los efectos en la salud de la inhalación involuntaria del humo. Es decir la persona no fumadora que tiene que soportar el humo de su compañero o de los que están en la misma habitación. El Journal of the American Medical Asociation publicó en su número de mayo de 1985 una reseña de catorce estudios epidemiológicos efectuados sobre ese riesgo en Estados Unidos, Japón, Alemania federal, Grecia y otros países. Trece de esos informes concluyen que el riesgo de cáncer de pulmón aumenta de forma neta entre los no fumadores expuestos al humo del cigarrillo en casa y en el trabajo. En su Alcohol y cáncer de mama Que el alcohol trae malas consecuencias para la salud en diversos sentidos se sabía. Pero que haya también una relación entre él y el cáncer de mama ha sorprendido incluso a los expertos. Pero ésta es la conclusión a la que han llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, que ha publicado The New England Journal of Medicine según informa nuestro corresponsal, José María Carrascal. Las mujeres que beben tres co-