Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 ABC SOCIEDAD VIERNES 8- 5- 87 uropa lucha contra el tabaco y c mo los principales riesgos de Hace ya mucho tiempo, destacados científicos habían notado que la frecuencia de determinados tipos de cáncer corría pareja a ios modos de vida y a las condiciones de trabajo de los sujetos afectados. Un pionero en este campo fue el doctor Percival Pott, cuya teoría fue confirmada dos siglos más tarde. Hoy se sabe a ciencia cierta que la alimentación, el tabaco y el alcohol, entre otros factores, tienen relación con algún tipo de cáncer. De ahí que su control pueda evitarlo. Otro tanto ocurre con las técnicas de detección precoz. Hoy determinados tipos de cánceres en su inicio tienen cura. Hace falta sólo acudir a tiempo a su médico, y lo que puede ser una muerte inevitable unos años después, diagnosticado a tiempo puede tener solución. Una alimentación muy rii de peso también influye) impide la formación en el estómago de compuestos N- nitrosos, considerados como agentes muy cancerígenos en los animales. Por otro lado, la vitamina A o el betacaroteno tendrían virtudes preventivas respecto a los cánceres de pulmón y quizá también de determinados cánceres de piel. Finalmente, numerosos trabajos han demostrado el efecto beneficioso del consumo de hortalizas, verduras frescas y frutas. Consciente de ello, la Comisión de las Comunidades Europeas, el 16 de diciembre del pasado año aprobó en Bruselas el Programa Europa contra el cáncer un plan de acción de 1987 a 1989 en el que mediante campañas divulgativas y consejos científicos trata de dar a conocer a la población los peligros que suponen el tabaco, una alimentación excesiva en grasas, el alcohol, etcétera, en función de unas estadísticas realizadas en distintos tipos de cáncer. Según el programa Europa contra el cáncer existen numerosos factores que hacen pensar seriamente que las costumbres alimentarias, incluido ei consumo de bebidas alcohólicas, representan un importante papel en la formación y también en la prevención de diversos cánceres frecuentes en el hombre y la mujer, tales como los de las vías digestivas (de la cavidad bucal al recto) y los de mama. En este estudio los doctores Dolí y Peto consideran que en los Estados Unidos los factores nutritivos podrían estar implicados en más de una tercera parte de los fallecimientos por cánceres humanos. Los citados doctores estudiaron las bebidas alcohólicas, el exceso de peso, las grasas, etécera, entre otros factores, con resultados que vamos a ver a continuación. presentan por sí solas el segundo factor de riesgo de cáncer después del tabaco. En Francia, que es una de las primeras naciones del mundo en consumo de alcohol per cápita, un cáncer de cada diez estaría unido al exceso de bebidas alcohólicas. Aunque el etanol no es en sí cancerígeno, se ha observado que otros componentes de las bebidas alcohólicas a veces lo son. Además, la irritación crónica que el alcohol provoca en la lengua, la garganta y el esófago produce un claro aumento de la frecuencia de los cánceres en estas regiones, particularmente cuando las bebidas alcohólicas van unidas al consumo de tabaco. Así, en Francia, las frecuencias de cáncer de esófago en las personas que fuman menos de 10 cigarrillos y beben menos de 40 gramos de etanol al día, es 20 veces inferior al de los no fumadores que beben un litro de vino al día (80 gramos de etanol) y 40 veces inferior al de los fumadores que consumen un paquete de 20 cigarrillos y beben un litro de vino al día. EXCESO DE PESO. En los animales ya se ha probado, desde hace más de cincuenta años, que el exceso de peso puede ser también considerado como un factor de riesgo importante, sobre todo en la mujer, como lo demuestra un estudio ALCOHOL. En varios países eu- americano hecho sobre una muesropeos las bebidas alcohólicas re- tra de 750.000 personas durante El 90 por 100 de las personas que fallecieron por cáncer de pulmón eran fumadores El riesgo de los no fumadores que inhalan el humo del tabaco es del 50 por 100 Detectar el cáncer en su primer nivel puede permitir incluso su eliminación total La Comunidad Europea recomienda acudir inmediatamente al médico si se observan determinados síntomas trece años. Para determinados cánceres, como los de la visículua biliar y útero, los índices de fallecimientos eran más de cuatro veces superior a la media en las personas cuyo peso era un 40 por 100 superior al normal. El doctor de Ward considera que en lo que se refiere a las relaciones entre el exceso de peso y los cánceres de mama después de la menopausia existe una correlaADITIVOS ALIMENTARIOS. Deción estadística que se encuentra terminados aditivos alimentarios que confirmada en 22 de los 27 estudios se ha demostrado son cancerígenos recogidos. en el animal, como el colorante LAS GRASAS. En el estado ac- amarillo de la mantequilla, están tual de nuestros conocimientos, el hoy día prohibidos. Según tos docpapel específico de cada uno de los tores Dolí y Peto, menos del 1 por diferentes tipos de grasas no está 100 de los fallecimientos por cáncetodavía muy claro. Varias investiga- res podrían encontrar su origen en ciones epidemiológicas sugieren, los aditivos alimentarios nocivos. sin embargo, que al igual que ocuSAL EN EXCESO. Por último, el rre con los animales, una alimenta- profesor J. V. Joosens sugirió en ción demasiado rica en grasas re- 1980 que una nutrición demasiado presenta un riesgo agudo de cánce- salada podría aumentar los riesgos, res de colon y de mama. Esta de cáncer de estómago. Estos reobservación es tanto más importan- sultados son, sin embargo, muy diste cuanto que estas dolencias origi- cutidos. nan gran parte de los fallecimientos por cáncer en Europa y en los Estados Unidos. Además, e consumo Tabaco, principal factor excesivo de grasas podría intervenir Si es cierto que en los factores también en la formación del cáncer alimentarios hay una inclinación clade páncreas, aunque esta hipótesis ra en unos casos y supuesta en está aún por confirmar. otros, en lo que respecta al tabaco FIBRAS ALIMENTICIAS. La im- es opinión unánime de los más des- portancia de las fibras alimentarias en el funcionamiento del intestino era ya conocida desde hace ya mucho tiempo. Pero ha sido necesario No fume. Si no puede evitarlo, esperar a 1971 para que el profesor consuma cigarrillos con poco conBurkitt, uno de los más prestigiosos epidemiólogos norteamericanos, estenido de alquitrán y no fume dontableciera el nexo probable entre de haya gente. una alimentación pobre en fibras aliModere su consumo de bebidas mentarias y el cáncer de colon. Hoy alcohólicas. se sabe que una alimentación rica Consuma suficientes frutas, leen fibras es un factor protector de gumbres frescas y cereales ricos determinados tipos de cánceres. en fibras. Consuma alimentos con poca graVITAMINAS. Otras investigaciones sa y evite el exceso de peso. epidemiológicas sugieren que deterEvite en lo posible las exposiciominadas vitaminas o elementos como el selenio, podrían reducir los nes brutales, intensas y prolongariesgos de determinados cánceres. das al sol, especialmente en el Por ejemplo, la vitamina C podría caso de niños y si no tiene cosrepresentar un papel en la preventumbre. ción dé cáncer de estómago, pues El decálogo p