Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 A B C CULTURA VIERNES 8- 5- 87 El sociólogo Signan analizó la Le Matin símbolo de la Universidad y Prensa, una agonía del periodismo militante pluralidad lingüística europea relación a debate en Granada París. Juan Pedro Quiñonero En la primavera de 1977, Claude Perdriel, empresario próximo al Partido Socialista (PS) decidió lanzar el periódico Le Matin con el fin de apoyar el proyecto político de la Unión de la Izquierda. Hoy, Le Matin pierde siete millones de francos mensuales (unos 147 millones de pesetas) y se ha visto forzado a declararse en quiebra. En 1986, Le Matin tuvo un volumen de negocios de 130 millones de francos (alrededor de 2.730 millones de pesetas) -y un déficit anual de 62 millones de francos (unos 1.302 millones de pesetas) Desde su creación, Le Matin ha sufrido, prácticamente, más de una crisis financiera por año, experimentando sucesivas reestructuraciones hasta desembocar en la cesación de pagos. Entre 1977 y 1978, Le Matin se consideraba a sí mismo como el primer diario de izquierdas Por entonces, los sondeos anunciaban la victoria del proyecto histórico de la Unión de la Izquierda, que, finalmente, fracasó en las elecciones legislativas de marzo del 78. Entre 1978 y 1981, Le Matin perdió su condición de primer diario de izquierdas en beneficio de Liberation que, dirigido por Serge July, iniciaba su espectacular e inexorable escalada. Tras la llegada al poder de Francois Mitterrand, Le Matin sufrió, con severidad, el oleaje político brutal que culminaría con las elecciones de marzo de 1986, que consumaron el retorno al poder de una coalición de centro- derecha. Le Matin controlado por un holding dirigido por Paul Quiles, ex ministro socialista de la Defensa, se convirtió con celeridad en un órgano de expresión oficioso de algunas de las facciones dominantes en el seno del PS. Durante unos meses, un grupo de periodistas de izquierda, independientes, intentaron salvar al periódico de la catástrofe final. Su independencia de criterio provocó la penúltima crisis, hasta que en marzo pasado la redacción conoció la gravedad de la crisis al recibir el anuncio oficial de la imposibilidad de la empresa de hacer frente a los salarios. Ahora, el procedimiento jurídico de la declaración de quiebra deja provisionalmente en suspenso el destino final del periódico. Quiles intenta desesperadamente encontrar nuevos socios que hagan frente a las necesidades de tesorería más urgentes. La redacción vive el drama de la ¡ncertidumbre más absoluta. Le Matin está hundido intelectual, periodística y profesionalmente. El grupo italiano Interpart, accionista minoritario de Le Matin ya ha avanzado 30 millones de francos (unos 630 millones de pesetas) a fondo perdido. En la redacción del periódico circulan los rumores más diversos: e ¡eventual desembarco de grandes patronos de envergadura continental, entre ellos Robert Maxwell, Jean- Luc Lagardere e incluso Robert Hersant. Quiles afirma que Le Matin no ha muerto En la redacción existe un clima de agonía final Si bien, efectivamente, el procedimiento jurídico de la declaración de quiebra ofrece todavía un último balón de oxígeno, en realidad el periodismo político militante sí parece estar enterrándose en vida de modo trágico y penoso. Madrid. S. C. Dentro de los encuentros culturales Puente aéreo recientemente establecidos entre Madrid y Barcelona, ayer se celebró en la sala de actos del Banco de Bilbao la segunda conferencia- coloquio del ciclo Comunidades, lenguas y naciones Con el título Unidad de Europa y pluralidad de lenguas Miguel Siguan, catedrático de sociología, que fue presentado por José Luis Pinillos, abordó el problema de cómo establecer en Europa una estructura política y administrativa unificada sobre la diversidad lingüística existente, o lo que es quizá más importante, cómo asegurar una comunidad de información a partir de esa diversidad. Según Siguan, perdida la unidad otorgada por el latín, el nacionalismo lingüístico que desde el Renacimiento culmina en el siglo XIX, supondrá la unificación y la afirmación de la igualdad de derechos de todas las lenguas estatales en el panorama Internacional. A partir de entonces surge la actual contradicción en que se debate Europa: la necesidad de una lengua común frente a la defensa de las peculiaridades lingüísticas y la afirmación de la igualdad de derechos. Ésto elimina la posibilidad tanto del unilingüismo europeo como de la aceptación de una segunda lengua común Para Siguan la única solución es el proponerse el triling. üismo como objetivo del sistema educativo: quizás sea una pretensión excesiva en una época de sobrecarga de los programas educativos. Pero excesiva o no, ésta es nuestra situación y es inútil intentar olvidarla Granada. I. Vilardebó A. Martín Castro En el Hospital Real de Granada, sede del Rectorado de la Universidad granadina, comenzaron ayer las jornadas sobre Universidad y medios de comunicación que en sus primeras ponencias y coloquios ha abordado los estudios en las Facultades españolas de Ciencias de la Información y los cursos de master promovidos por algunas empresas periodísticas. En el acto de apertura intervino el secretario general del Consejo de Universidades, Emilio Lamo de Espinosa, que tras analizar el proceso seguido en nuestro país en relación con el periodismo científico o universitario afirmó que en España hay hoy más interés por la ciencia que en ningún otro período precedente de la Historia Las causas serían la creciente internacionalización de la sociedad española y la superación de los problemas de organización social y política tras la transí- ción. Asimismo, planteó el problema de la formación de informadores especializados. El presidente de la Asociación de Periodistas Europeos, Carlos Luis Alvarez, explicó que el ejercicio de la profesión periodística gira en España actualmente en tomo a dos principios generales y fundamentales: la libertad de expresión y la idea de Europa. En esta jornada, intervino en primer lugar Joaquín Amado, subdirector de ABC, quien explicó los objetivos del curso master promovido por nuestro periódico, en colaboración con la Universidad Complutense. Aspiramos- d i j o- a que sea un título apetecido, que proporcione una información sólida. Lo hemos preparado con rigor porque no caben improvisaciones. Destacó que ABC ha defendido siempre la formación universitaria del periodista; sin embargo, la actual masificación no permite impartir una adecuada preparación práctica, aspecto en el que hace especial hincapié el master Inmediatamente después, Eugenio Giralt, miembro del Consejo de Administración del Ente Público RTVE, reiteró las limitaciones que en nuestros días ofrecen las Facultades de Ciencias de la Información a la hora no ya sólo de preparar sino de crear la necesaria inquietud vocacional en el informador. Por su parte, pronosticó el fracaso de los cursos master en tres o cuatro años, atribuyéndolo quizá a que el acceso sea muy restrictivo y a la escasa tradición de unos estudios eminentemente prácticos en nuestro país. Sin embargo, abogó porque fuera una empresa neutra como la Universidad la que realice tal curso, por e n t e n d e r que cada e m p r e s a periodística marcará ideológicamente los que organice. Finalmente, tomó la palabra Felipe Sahagún, profesor de Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias de la Información de Madrid y jefe de Internacional de los Telediarios fin de semana, quien habló sobre Enseñanza y especialización en la información del extranjero Con referencia a los cursos Impartidos por los medios de comunicación, considera que han venido a cubrir un vacío existente: El master es un filtro para los licenciados en Ciencias de la Información y una puerta abierta para otros universitarios que tengan vocación de periodistas. Foco 87, un paseo por la fotografía contemporánea Madrid. S. C. Hoy se inaugura en el Círculo de Bellas Artes Foco 87, feria anual de la fotografía contemporánea, que hasta el 5 de junio mostrará seis exposiciones con más de 350 fotografías de autores nacionales y extranjeros. Joel Meyerowitz y Ralph Gibson son los dos fotógrafos internacionales representados mediante sendas exposiciones antológicas. Ambos, norteamericanos, el primero. se inclina por el colorismo mientras que el segundo prefiere el soporte del blanco y negro y ambos arrastran una interminable estela de seguidores. Entre los españoles, son dos catalanes los presentados en exposiciones individuales: Tony Catany y Jordi Sodas. Del primero se recogen las naturalezas muertas realizadas entre 1976 y 1986, primero en un blanco y negro de técnica ancestral y más tarde en color. De Sodas se repasa su evolución personal, sorprendiendo sus grandísimos formatos y una distribución espacial que los integra en el ambiente del Círculo. Foco ofrece también la obra de autores jóvenes, en este sentido ha programado la primera exposición individual de Valentín Vallhonrat y la colectiva Autorretrato: ¿Narcisismo o provocación? En este montaje se recoge la obra de aquellos autores que han hecho del autorretrato el motivo central de su obra.