Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg- 44 TRIBUNA ABIERTA -VIERNES 8- 5- 87. O sé si el verbo psicologizar será muy correcto. A mí me parece que, en todo caso, expresa uno de los procesos más característicos de la sociedad contemporánea. En un mundo donde los problemas materiales tienden a resolverse más y más, aumentan en cambio los conflictos y dramas psicológicos. Mientras más avanzados los países, mayor número de psicoanalistas y psicólogos son precisos para atender a la salud mental de los ciudadanos; mayor es el influjo que ejercen las ciencias de la conducta, sus teorías y consejos, sobre nuestro comportamiento real. A la postre, lo que las ciencias humanas dicen que somos, los modelos de comportamiento con que los psicólogos operan, terminan por modelar lo que efectivamente hace el hombre de la calle, imprimen carácter a nuestra actividad. De ahí la importancia del neologismo: psicologizar significa algo bastante serio. duerme- a s í lo dice exactamente- no hay crimen, ni incesto, ni parricidio que la detenPor José Luis PINILLOS ga en la ejecución de sus insensatos designios. Esa bestia es adicta a los placeres, espsicoanálisis, del conductismo o de cualquier clava de sus apetitos, y si la razón flaquea o movimiento psicológico influyente. Hace unas semanas desarrollé con cierta extensión este duerme, se convierte en el monstruo que satema en uno de los Cursos Universitarios de bemos. En último extremo, nos dirá el viejo la Fundación March, y pueden creerme si les maestro de Viena, lo reprimido siempre vuelaseguro que los ejemplos de psicologizave: la cultura no es sino una interminable sución de la imagen que el homcesión de empeños represivos bre tiene de sí mismo sobreacondenados al fracaso. bundan e impresionan a cualDe nuevo, pues, la imagen del quiera. Si la imagen que la psihombre que nos ofrece la psicocología difunde se ajusta a la logía es otra forma de determilínea del mecanicismo, si la psinismo: un determinismo interior, cología potencia un modelo de si se quiere, pero no menos féhombre sometido a la tiranía de rreo que el exterior. La vida que los estímulos, no cabe duda de vivimos, nos vendrá a susurrar que ello facilita el descenso por Freud, no es más que un efecto la pendiente del mundo feliz, por de lo que ignoramos de nosotros la pendiente que conduce a la mismos, de lo nuestro que no somos. Algo, en fin, no mucho La psicología refuerza socialmente la ima- manipulación y al Estado totalitagen del hombre que mejor se compagina con rio. Una psicología de fuera más esperanzador de lo que poadentro, donde la respuesta husus pretensiones. Si se trata, pongamos por dría decirnos Skinner desde el caso, de ponerse al servicio del status quo, mana queda reducida al estatuto conductismo, tratando de conpara que cada cual ocupe sin discusión el lu- de variable dependiente, de re- José Luis Pinillos vencernos de que palabras como flejo pasivo de las contingengar que el sistema le asigne, se cultivará una libertad y dignidad no son otra Catedrático psicología especialmente interesada en el cias de refuerzo esto es, de las cosa que formas de encubrir recompensas y castigos que repronóstico, o sea, una psicometría afanada nuestra ignorancia: palabras vaen destacar los aspectos menos variables, parte la sociedad, no hará sino contribuir efihas que pretenden suplir el desconocimiento cazmente a convencer al ciudadano de que más fijos de las aptitudes humanas. Se argude- las yerdaderas causas y motivos que fatalmentará así que la psicometría y los tests de- obedecer y adaptarse es lo más propio de su mente gobiernan nuestros actos. El hombre condición. Muy especialmente si esa convicmuestran que los blancos son más inteligenpsicológico, pues, en ningún caso sería caución aparece adorada por la sacrosanta tautes que los negros- e n el siglo pasado era la maturgia de los números y de la medida. De sa, agente verdadero de sus propios actos, craneometría, el tamaño de los cráneos, lo dueño de sí, responsable de sus respuestas. que justificaba la superioridad intelectual del esta manera, qué duda cabe que la imagen del hombre promovida por una ciencia de la Por fortuna, no es eso todo lo que la psicohombre blanco- a la par que se descuidarán logía tiene que ofrecer. Se perfila, se vislumen cambio los estudios que prueban lo con- conducta de esta guisa, no facilitará precisatrario. Nadie se acordará entonces de los es- mente la idea de que lo característico, lo pro- bra ya en el horizonte intelectual de nuestro tiempo una psicología científica, auténticatudios que prueban cómo la inteligencia hu- pió de la respuesta humana, frente a la resmente rigurosa, capaz sin embargo de alojar mana mejora o empeora en función de las puesta puramente animal, es la de ser una en sus esquemas un modelo de hombre más condiciones ambientales que rodean los pri- respuesta responsable. parecido al de carne y hueso que en realidad meros años de vida del niño. Todo el mundo No hay sino pensar por un momento en la y de verdad somos. Y no estoy pensando repetirá que quod natura non dat, Salmantica ahora en esa psicología humanista que siemnon praestat. Así, valga el ejemplo, si la psi- imagen antropológica que conlleva el psicoacometría refuerza la idea de que la inteligen- nálisis de Freud, para advertir que aquí la ti- pre ha tratado de retener en su punto de mira lo humano del hombre, tal vez a la espera de cia de cada individuo es como una cantidad ranía no proviene de los estímulos externos. que la psicología dura pudiera incorporarlo a fija que puede medirse fácilmente, esta En este caso, la presión sobre la libertad se sus esquemas. Estoy pensando justamente creencia se materializará luego en diagnósti- ejerce desde la misma interioridad humana, en esta última, en una psicología que justacos apresurados que marcarán el destino es- desde los instintos que aguijonean las pasiones y toman por la espalda a la razón. Aquí mente por ser más científica que la de antes colar y las vidas de muchas personas. el determinismo opera de dentro afuera, o sea capaz de ajustar mejor sus lentes, sus Otra cosa muy distinta sucede, en cambio, mejor dicho, de abajo arriba, desde las pro- instrumentos de análisis, a la realidad histórica que los hombres somos, a nuestra condisi los educadores y los psicólogos tienen en fundidades de la pulsión hacia las más altas ción de seres libres, capaces de elegir y de cuenta el hecho de que, aproximadamente, la instancias del discurso. Es la fuerza la que en darnos destino responsable. mitad de los niños entre los seis y los dieci- este caso se impone al sentido como una vis séis años varían significativamente sus co- a tergo que convierte a la razón en un títere Soy de los convencidos de que la nueva cientes intelectuales, sin que se pueda saber de las pasiones, en un mero instrumento de de antemano quiénes van a ser los que cam- la búsqueda incondicionada del placer y, fi- psicología se dispone a reorientar su rumbo bien y los que no. El panorama variará toda- nalmente, en una intelección inútil, si se me hacia la emancipación del hombre. Ciertamente, la libertad humana no es absoluta, vía más en el caso de que la sociedad dis- permite parafrasear al olvidado Sartre. Por lo está condicionada, se halla rodeada de cadeponga de programas de educación compen- demás, la idea no es de hoy. Ya en La Repúsatoria y de estimulación cognitiva, capaces blica hay pasajes donde Platón se refiere a ta nas; pero de alguna manera, como habría dide influir positivamente en el desarrollo inte- bestia salvaje que anida en los sótanos, en el cho Miguel Hernández, ese mundo de cadenas nos es ajeno. Porque, a la postre, condilectual de los chicos. Este es un ejemplo bas- infierno del alma, y que cuando la razón cionada y todo, hay libertad. De ella, de tante real de cómo lo que los psicólogos se nuestra libertad, hay que decir lo que Mercuimaginan que el hombre puede influir, y de tio, herido ya de muerte, respondió a Romeo: hecho influye, en la imagen que los seres hu ¿Que sí es mucha la herida? No, no es tan LA CAJA VIEJA manos nos formamos de nosotros mismos, y honda como un pozo, ni tan ancha como la en el decurso mismo de nuestras trayectorias DE LA PERLA, S. A. puerta de una iglesia, pero basta: servirá. Y vitales. Se hace público que esta Sociedad, tal es lo que ocurre con la libertad. Que la Pero el problema no se reduce al uso que por acuerdo de su Junta general unipoca que tenemos basta para luchar por ella se hace de los tests, que, naturalmente, y diversal de fecha 23 de enero de 1987, y para impedir que la poca ciencia nos la cho sea de paso, no son culpables de nada. ha modificado su objeto social. arrebate. Otro tanto habría que decir a propósito del N EL HOMBRE PSICOLÓGICO