Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ABC INTERNACIONAL VIERNES. 8- 5- 87 Nuevo aplazamiento en el juicio contra Duvalier París. J. P. Q. Ayer se volvió a aplazar en Grasse, cerca de Carines, el juicio que enfrenta al Estado de Haití contra su ex presidente Jean- Claude Duvalier, acusado de haber defraudado a las finanzas de su país más de 720 millones de francos (unos 15.120 millones de pesetas) malversando u ocultando más de 3.000 millones de francos (unos 63.000 millones de pesetas) Unos 720 millones de francos es la cifra que manejó oficialmente el otoño pasado el ministro haitiano de Justicia. Malversación de 3.000 millones de francos es una cifra avanzada por Antenne- 2 (segundo canal de TV) citando fuentes oficiosas próximas al Tribunal de Grasse. Jean- Claude Duvalier y su muy numerosa familia continúan instalados en su residencia de Mougins, en el corazón de la Costa Azul. El ex dictador continúa negándose a presentarse personalmente ante el Tribunal (jurídicamente, la Ley le permite esa ausencia) y sus abogados han iniciado una batalla previa de dilaciones y procedimientos que ya les dio un excelente resultado el pasado 4 de marzo, cuando el proceso sufrió su primer aplazamiento. El Tribunal de Grasse ha recibido desde Haití un número impresionante de cajones repletos de documentación que, a juicio del Gobierno haitiano, constituyen las pruebas irrefutables contra el dictador robando al pueblo Jean- Claude Duvalier no manifiesta públicamente recelos ni miedos particulares. Puede viajar y moverse con mucha libertad, y su negativa a presentarse ante el Tribunal sólo forma parte de un discreto teatro de corte privado Las fuentes judiciales oficiosas francesas, por su parte, no excluyen, sin duda, una decisión que permitiese incautar preventivamente una parte sustancial de las propiedades de la familia Duvalier en Francia, en Suiza, en o t r o s p a í s e s e u r o p e o s y en los EE UU. Sin embargo, la televisión francesa se pregunta por el alcance mismo de la fortuna oculta del clan Duvalier. El Gobierno francés afirma oficial y oficiosamente estar totalmente al margen del desarrollo de un juicio que todas las partes mantienen, por ahora al menos, en un estado de muy prudente expectativa. El Gobierno de Haití desearía una sentencia ejemplar y ha trasladado a la Costa Azul una modesta cohorte de abogados dispuestos a defender el patrimonio nacional hasta el fin. Sin embargo, los abogados haitianos han deseado preservar el procedimiento jurídico de las presiones políticas o publicitarias. LOS MAS PRÓXIMOS AL FUEGO Un periodista citaba hace poco a Osear Wilde diciendo algo así como Dios castiga a los que le piden favores concediéndoselos. Se refería el periodista en cuestión a los Gobiernos europeos que de repente se han encontrado con que los rusos han accedido, al fin, a lo que tantas veces les habían pedido: el desmantelamiento de los cohetes nucleares. Como confesó el ministro holandés de Asuntos Exteriores, Hans van den Broek, aludiendo a tal desmantelamiento: Nos encontramos en medio de una gran incertidumbre y quisiéramos ver propuestas más detalladas. A su vez, el secretario de Estado, Shultz, quizá no se esperaba la reacción de los aliados atlánticos de los Estados Unidos cuando hace poco declaró en Moscú que corría Bruselas a consultarles sobre las propuestas dé Gorbachov sobre cohetes. Los europeos, acostumbrados a que los americanos disparasen primero y preguntasen después, quiero decir a que Washington se entendiese con Moscú y después simplemente les informase de si había sido niño o niña, lejos de sentirse satisfechos, y como dicen en América, incensados pues cayeron en esa gran confusión de que hablaba Van den Broek. Dé entre los confusos, los que más lo están son los alemanes occidentales, sumidos en una gran perplejidad. Tanta, que como sin duda ustedes saben, incluso dentro del Gobierno hay divisiones. El ministro de Defensa, Manfred Worner, se inclina por estudiar a fondo la oferta de Moscú antes de pronunciarse, y el ministro de Exteriores, Genscher, es decidido partidario de una respuesta afirmativa. En su última reunión con Chirac, recientemente, el jefe del Gobierno, Helmut Kohl, se puso más al lado de Worner que de Genscher. Si hay alguna lógica en todo esto, las perplejidades de la República Federal D Ocho policías que patrullaban ayer en Cataingan, al sur de Manila, sufrieron un ataque contra su vehículo, atribuido por las autoridades a los guerrilleros comunistas del Nuevo Ejército del Pueblo. Helicópteros de com- bate y tropas de tierra persiguieron a los atacantes. Según los observadores, la tensión puede recrudecerse en el archipiélago hasta el próximo lunes, fecha de las elecciones legislativas. Alemana están mucho más justificadas que las de cualquier otro país europeo atlantista, por la sencilla razón de que las fronteras orientales de la República federal están pegadas a los más importantes países del Pacto de Varsovia: República Democrática Alemana y Checoslovaquia. En cualquier confrontación bélica EsteOeste, la República Federal Alemana sería el primer campo de batalla. La proximidad al enemigo es tal, que si fuesen retirados los cohetes de alcance intermedio y los de corto alcance, sólo quedarían en el Este los cohetes de alcance táctico que tiene la URSS en su territorio, en la Alemania del Este y en Checoslovaquia, y todos ellos alcanzan lo justo para cubrir sólo a Alemania del Oeste. En realidad, además de la proximidad geográfica, y quizá por ella, al Pacto de Varsovia, la concentración de tropas y armas en la República Federal Alemana es mucho más que la de cualquier otro país europeo; nada comparable a Francia, o Italia, por ejemplo. Entre esas tropas figuran más de trescientos mil soldados norteamericanos. Esa presencia, que dura ya cuarenta y dos años, es otra de las cosas que habrá que incluir, tarde o temprano, en las negociaciones de desmilitarización de Europa. Eso es lo que reclama un número creciente de norteamericanos. Entre los componentes de la confusión de los Gobiernos europeos figura el temor a la reacción de las organizaciones pacifistas, si la respuesta a Gorbachov fuese negativa. Ese temor es particularmente intenso en el Gobierno de Bonn, donde cualquier actitud negativa o pasiva desataría las furias. Alguna vez les he contado a ustedes algo sobre la fuerza del pacifismo germano: en 1955 se registraron en el país 12.000 manifestaciones pacifistas. No está mal, si pensamos en una compensación del viejo militarismo. Manuel BLANCO TOBIO Q Philippe Arruti y Lucien Eyherabide, miembros del grupo independentista Iparretarrak comparecieron ayer ante la Justicia francesa acusados de complicidad en dos atentados terroristas perpetrados en I986 en el Sur de Francia. Ambos reconocieron, durante la instrucción del sumario, que el 28 de febrero del año pasado fueron a Anglét, población cercana a Bayona, para localizar los domicilios de dos policías.