Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 74 f- TRIBUNA ABIERTA -JUEVES 7- 5- 87 A transición española, que como se sabe comenzó hace ciento cincuenta años con la muerte de Fernando V i l ha sido un continuo juego de Penélope, un tejer y destejer, una herencia incesante de lo bueno- que se calla- y de lo malo- que se magnifica- Cada Gobierno que se instala aquí encuentra tal cantidad de defectos y desgracias por herencia que, si la lógica no falla, nuestros abuelos debían de vivir en la miseria y en las cavernas. Si ahora vivimos mejor que nunca, con nuestros tres millones de parados. con nuestra juventud desmoralizada, con cientos de asesinatos terroristas, ¿cómo habremos vivido hasta ahora, Dios mío? A lo largo de este siglo y medio es innegable que las Constituciones y las dictaduras nos han ido salvando las unas de las otras sucesivamente. El absolutismo nos salvó de Jovellanos, Olavide y el marqués de la Ensenada. Menos mal que luego Mendizábal puso las cosas en su sitio y a los frailes fuera de su sitio. Los generales y los políticos del siglo XIX, sentados con frecuencia en las mismas mesas de los Consejos de Administración, nos siguieron salvando los unos de los otros. Es cierto que la herencia que cada uno recibía era onerosísima; pero con alto sentido patriótico la aceptaban sin vacilar. Así llegamos a Primo de Rivera, que recuperó el orden, a costa de la libertad democrática. Y la República, que recuperó la democracia, al duro precio que todos conocemos. Pero fui- mos salvados de nuevo. Hay algo que no sé si los españoles reconocen cumplidamente: el régimen anterior coincidió con la época de prosperidad más grande y más larga que Europa había conocido desde hacía siglos! Por ello, y a rastras de esa locomotora, España no conoció el paro obrero, el consumismo se instaló en nuestra sociedad hasta extremos impensables veinte años antes; y no siendo precisas las huelgas, y garantizado el orden, y con los poderes tácticos satisfechos ¿para qué se necesitaban partidos políticos, si los ambiciosos ya sabían su camino: alcalde, gobernador, ministro, cruz de Carlos III y presidencia de Banco? Hay que comprender que si la crisis económica mundial, que nos devolvió los emigrantes, provocó el paro y produjo la recesión de una economía- tecnológica y financieramente desequilibrada- hubiera ocurrido diez años antes, la historia política de España en los años setenta habría exigido otros planteamientos. La ucrania, esa curiosidad académica inservi- L ESTA FINCA QUE HEREDARON suprime la ideología en favor del imperio de la nómina. Se sienten Por Miguel JUSTE IRIBARREN mesiánicos y milenaristas. O ellos o el diluvio. Durante años, TVE ble, no es capaz de aclararnos cómo habría mantiene una guerra declarada contra Reareaccionado ei régimen en su fabulosa capagan. Esto no es nuevo en TVE, que ya mancidad de adaptación. tuvo sus guerras particulares años y años contra Rusia, contra la Monarquía y los partiLlegó, pues, la generación que nos salvó dos liberales y contra las conspiraciones jude la ominosa tiranía. Por miles, los converdeomasónicas. Como se ha dicho, todo tuvo sos se arracimaron y empujaron para ocupar que cambiar para que todo sinuevos lugares bajo el sol! Salvo guiera igual. excepciones, la danza febril de los políticos fue emocionanteUn alto cargo actual me dijo mente unánime; sobre todo a una vez: Yo no soy socialista, partir de la muerte de Carrero sino ácrata. Y añadió en una Blanco. ¡Antes, cualquiera! Los extraña asociación de ideas: Lo españoles, entonces, ignorábaque yo envidio es el poder total mos que la élite política estaba de Franco. Y es que no hay íntegramente o en Carabanchel, que darle vueltas: Franco reso en Lanzarote, o en Munich, o pondía ante Dios y ante la Histoen Suresnes. Uno se pregunta ria. Felipe González, naturalmen- como en el viejo chiste del jute, sólo ante la Historia. Que sudío que agonizaba- ¿quién depone acabará diciendo lo que él monios estaba en la tienda? le dicte. Por cierto, el alto cargo actual al que aludo, hay que reDigo que nos salvaron, aunconocer con él que no sólo no que no del todo hasta que llegaes socialista, sino tránsfuga del ron los que, además de heredar Miguel Juste PCE; la única constante política y despotricar de la herencia Iribarren de estos diez años ha sido la cacomo todo el mundo, prometieAbogado rrera desenfrenada hacia el Poron que iban a cambiarnos. Y nos cambiaron. Los ingenieros son más inge- der, doquiera que esté. Y uno se pregunta nieros; los médicos, menos médicos; los fun- cómo es posible que el PSOE haya admitido cionarios mudaron de nombre; los estancos, en su seno a los elementos más inservibles de dueño; los notarios, de aranceles; las Au- de los partidos vecinos. Cuya megalomanía, diencias, de presidentes; los policías, de ob- traducida a delirios palaciegos, es una maldición bíblica. (Las diez plagas de Egipto hujetivos; los colegios, de ideología, o ruina... Y hasta los diputados cambian y cambian de bieran estado de más si Moisés hubiera acerlugar en el hemiciclo. Muchos se rieron, es- tado a introducir gente así en la Administracépticos: ¿Cambiar? ¡Vamos, hombre! Pues ción faraónica. Hubieran sido los egipcios los sí señor, cambiaron. Si lo sabrá quien prome- que hubieran tenido que marcharse al desiertió (porque podía prometer y lo hizo) que a to. España, esta finca que heredaron, no iba a reconocerla ni la madre que la parió. Que fue Pero, ¡ojo! aún queda mucho por hacer. una forma como otra cualquiera de mentarle Aún hay diferencias entre lo de antes y lo de a los españoles su madre sin que nadie reac- ahora. Dejo para otro artículo la relación de cionara. temas en los que la síntesis demócrataPero hay que reconocer el mérito donde se encuentre. Nuestro Gobierno actual ha conseguido esa difícil perfección de la síntesis: la democracia totalitaria. Esto es: La democracia soy yo. Como empecé a decir antes, España se ha debatido durante varias generaciones entre el Estado de hechos, que esperaba cubrirse con la coartada de un Derecho sui generís, y un Estado de Derecho, que ponía éste por encima de los hechos acusatorios, implacables y palpables, con la estúpida coartada- propia de irresponsables e ineptos- de que el desorden es el precio de la democracia Hace falta valor para decirlo y paciencia para aguantarlo. El caso es que el doctrinario máximo del sistema es un vicepresidente que necesita más escolta defensiva que los cinco o seis vicepresidentes juntos que le precedieron en el cargo. ¿Por qué será que el precio de la democracia- por lo menos la nuestra- exige que los que se sacrifican conduciéndola tengan que ser tan defendidos? Pero la síntesis ahí está. Las leyes se aprueban por esa aclamación delegada que es el rodillo. No se permite que nadie dimita, se les dimite. Se sustituye la censura atenuada por el vasallaje subvencionado. Se totalitaria aún no está conseguida. Será un más difícil todavía. Pero tienen, tiempo. No porque vayan á ganar más elecciones (que, en rigor, con menos del 50 por 100 de los votos, ya las perdieron, y se ignora la legitimidad democrática del rodillo) sino porque la oposición- que riza el rizo oponiéndose a sí misma- -también las tiene perdidas de antemano. Si Dios no lo remedia. Esa es la ventaja de la derecha: que cree y confía en Dios. Mi duda es si Dios cree y confía en la derecha española. Seguiremos hablando. CHALET 3 DORMITORIOS (El boom de Madrid) No adosado. Parcela 2.500 m 2 Total 3.678.000 pesetas Entrada a convenir y resto hasta 20 años A 55 minutos carreta La Coruña Teléfono 431 02 59 PARA 20 30 CHALETS ADOSADOS I PAGO CONTADO GESTIÓN INMOBILIARIA r V CARRETAS, i4, v 91 433 41 00 10 QUETAS y ALFOMBRAS F E L P U D O S C Bravo Murillo, 105 Teléfono 233 21 80 CLÍNICA PSiCOGERIATRICA DOCTOR ALEGRE Tratamiento médico y psicológico del anciano Condesa Venadito, 30. Tel. 267 3610. (CS 32)