Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 A B C CULTURA JUEVES 7- 5- 87 El Rey concede el marquesado de Marañen al lujo del humanista Madrid Su Majestad el Rey Don Juan Carlos ha concedido a Gregorio Marañón Moya el título de marqués de Marañón, con grandeza de España. El nombramiento se produce al cumplirse el centenario del nacimiento de su padre, Gregorio Marañón y Posadillo, médico, científico y humanista que hizo inseparables esas tres condiciones en su persona y su obra como señala el real decreto de concesión que publica hoy el Boletín Oficial del Estado El real decreto añade que fue un auténtico intelectual cuya figura marcó la época de la historia de España que le tocó vivir Hoy comienza, con un acto en la Real Academia Española que presidirán los Reyes, el homenaje dedicado al ilustre médico. Nacido el 17 de mayo de 1887, Gregorio Marañón y Posadillo fue una de las personalidades más destacadas de la medicina española en nuestro siglo, especialmente en el campo de la endocrinología. Numerosas obras científicas subrayan esta faceta de su personalidad. Como historiador dejó obras de gran interés, como El conde duque de Olivares Antonio Pérez Tiberio Enrique IV de Castilla y su tiempo y El Greco y Toledo Como político, en las postrimerías del reinado de Alfonso XIII firmó el manifiesto al servicio de la República junto con José Ortega y Gasset y Rafael Pérez de Ayala. El 14 de abril de 1931 tuvo lugar en su casa la histórica entrevista entre el conde de Romanones y Niceto Alcalá Zamora, presidente del comité revolucionario, en la que se trató de la salida de España del Rey. En aquella entrevista fue pronunciada la famosa frase de que el Rey debía salir de Madrid, antes de la puesta del sol Por este episodio Marañón fue apodado el portero de la República Elegido diputado de las Cortes Constituyentes de la República, su actuación en ellas fue nula. Exiliado durante la guerra civil, regresó a España pocos años después de terminada la contienda. El doctor había conocido al general Franco en París en enero de 1936 cuando éste regresaba de Londres, donde había asistido el entierro del rey Jorge V. En esta fase de su vida, el doctor se mantuvo alejado de la política y se dedicó intensamente a sus actividades científicas y literarias, hasta el día de su muerte, el 27 de marzo de 1960. Cristóbal Colón, acusado de ser un irresponsable ante la Historia España, ausente de un debate sobre la gesta colombina Miami. Roberto Laurenti Determinar el lugar exacto de América donde Cristóbal Colón desembarcó por primera vez ha sido la cuestión central de un debate celebrado en Nassau, la capital de las Bahamas, en el que han participado más de seiscientos expertos en temas colombinos. En el curso de las discusiones, todos lamentaron la poco ortodoxa manera en que el almirante llevaba su cuaderno de bitácora, que ha dificultado bastante las investigaciones. Los estudiosos subrayaron que aunque al regresar a España Cristóbal Colón se hizo una copia del cuaderno, ésta quedó tan llena de errores de transcripción y tachaduras que lo hacen poco menos que ilegible. Por otra parte, las palabras de Colón son de tal vaguedad que no dejaban definida cuál era la supuesta isla de San Salvador, lo que motivó que, a lo largo de 4 as cuatrocientas millas de las Lucayas, no menos de nueve islas dispersas en el atolón se consideren dignas de Cristóbal Colón tal nombre y se hayan construido más de cuatro monumentos en, homenaje a la gesta colombina. El simposio, de dos días de duración durante los que se presentaron decenas de ponencias, se celebró en el Royal Bahamian Hotel, que, no sin cierto sarcasmo histórico, se alza junto a un edificio de apartamentos llamado Guanahaní nombre que, según la tradición, era el que los indígenas habían asignado a la isla del Descubrimiento. La reunión de expertos no dejó de tener cierto mal sabor para los hispanos, ya que estaba organizada por la Embajada de los Estados Unidos, la misma que el pasado octubre hizo público un estudio realizado durante cinco años por Joe Judge y un grupo de expertos encabezado por el arqueólogo Charles Hoffman, cuyas excavaciones en la parte central de las Bahamas han encontrado evidencias que respaldan una teoría del almirante Samuel Morrison, uno de los más respetados biógrafos modernos de Colón. Morrison sostiene que la isla llamada San Salvador por Colón es la denominada Watking hasta 1926, año en que el Parlamento bahamerise restituyó el nombre dado por el descubridor. Frente a la vieja teoría de que San Salvador fue el primer lugar de las Indias occidentales donde desembarcó Colón, en la conferencia se puso de relieve la idea de bastantes expertos, que consideran que fue en el pequeño Cayo Samana, dentro del mismo arrecife, a sesenta y cinco millas al suroeste, el lugar donde el almirante puso por primera vez el pie el 12 de octubre de 1492. Las últimas horas del debate fueron apasionadas y apasionantes. Los expertos, divididos en dos bandos, se enfrentaron en defensa de las diversas teorías. Judge y Obregón mantuvieron una acalorada polémica. El primero criticó a Morrison porque éste había sostenido que analizar la ruta de Colón en su cuaderno de bitácora sólo era labor de media hora. Nosotros- señaló Judge- -hemos pasado cinco años en esa media hora de trabajo. También Cristóbal Colón fue puesto en el tapete de la crítica despiadada, pues se le acusó de falta de responsabilidad ante la Historia y de total desconsideración para con las generaciones venideras al no reseñar con suficiente cuidado el lugar del Nuevo Continente donde desembarcó por vez primera. Penoso fue desde luego, desde el punto de vista hispano, estar presente en una discusión sobre el descubrimiento, realizada en lengua inglesa y sin que nadie expresara el menor resquicio de recuerdo y homenaje a España, Castilla y los Reyes Católicos. Creo no pecar de alarmista ni de exagerado al sugerir, a las puertas de las celebraciones del V Centenario, la conveniencia de hacer pesar un cierto derecho de propiedad cultural e histórica- por denominarlo de alguna manerade España y los países hermanos sobre los acontecimientos que se conmemoran. Poco antes de que concluyera el simposio, el ministro de Seguridad Nacional de las Bahamas, Loftus Roker, una de las figuras políticas más importantes de la isla y al que se considera futuro primer ministro, expresó elogios a la gesta colombina y la conquista. marcha NO H. OUA MñOHILEÑ 6, ESPAfiÓL ¡fiCUOtf ¿LMfflO