Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 2- 5- 87- INTERNACIONAL -ABC, pág. 23 Raúl Alfonsín propone la reforma constitucional Buenos Aires. J. A. Vara Las instituciones castrenses, al igual que las políticas, las económicas y las culturales, están viviendo su transición del autoritarismo a la democracia manifestó ayer el presidente argentino Raúl Alfonsín en el Congreso de Buenos Aires, durante la sesión inaugural de las sesiones parlamentarias. El mandatario argentino, en su discurso oficial más importante pronunciado después de la revuelta militar, afirmó que si los civiles estamos aprendiendo a vivir en tolerancia y pluralismo, los militares argentinos están reinstalándose en los marcos de la disciplina estricta y de la sana obediencia En el mensaje, de profundo contenido político, Alfonsín sostuvo que Argentina jamás ha vivido una criísis tan intensa, tan compleja y tan larga y que para que se logre superarla habrá que encararla con una tarea enorme y difícil ya que esta situación forma parte de un fenómeno universal Exhortó a todos los sectores de la sociedad a que contribuyan a garantizar nuestra democracia respetando el corazón del sistema ya que se deben superar hábitos autoritarios de más de cincuenta años para evitar la costumbre de tomar otros caminos que no respetan las reglas de la sociedad y cubrir un enorme espacio abierto para una transformación integral El presidente Alfonsín en su discurso pronunciado en el Congreso argentino también se refirió al papel que deben desempeñar los partidos políticos en el país y planteó la necesidad de un consenso que no equivalga a la homogeneidad, pero sí a la capacidad de compromiso alrededor de los supuestos básicos que inspiran cualquier sistema democrático. El presidente argentino propuso a sus compatriotas una reforma constitucional que p. evé la formación de un gobierno de coalición y la creación de una figura de primer ministro. Para los observadores políticos, Alfonsín trata de restañar las heridas que supuso la intentona militar. Ha preferido no pormenorizar ei futuro de los militares que se sublevaron en sus cuarteles y se encuentran pendientes de juicio, ni se ha referido a condenas ni amnistías. El régimen libio comienza la formación de grupos guerrilleros en el Pacífico Sur La nueva Embajada en Vanuatu sería el centro de operaciones Sydney. Francisco Sánchez- Bayo Las ciaras advertencias hechas por ei primer ministro australiano, Hawke, sobre la progresiva influencia del líder libio, Gadafi, en ei Pacífico Sur, han encontrado eco en los propios oídos del coronel, quien ha afirmado que el primer ministro australiano ha debido, sin duda, hablar así movido por los norteamericanos discriminación actual contra este sector étnico de Australia. El- ministro Holding respondió a estas demandas diciendo que eran absurdas Mansell, sin embargo, declaró con atrevimiento que el trato que los aborígenes han tenido que sufrir de parte del Gobierno australiano ha aumentado el terrorismo, y confío mucho más en el Gobierno libio que en el australiano La postura radical de Manseü y la repetición de su amenaza de acudir al terrorismo como único medio para lograr el reconocimiento pleno de los aborígenes preocupa a ciertos políticos de! país. Un portavoz de la oposición parlamentaria para estos temas, Aian Cadman, requirió de Holding la supresión en lo sucesivo de visados para los estudiantes libios. Según Cadman, los diez visados concedidos a estudiantes de ese país el pasado año podrían haber permitido la entrada en Australia de probables hombres de Gadafi El Partido Liberal ha. reiterado una vez más que si gana las próximas elecciones generales cerrará la sede diplomática de Libia en Canberra y expulsará a todos los representantes legales de dicho país en Australia. El actual Gobierno debe ser consciente de que de la política que siga con los aborígenes dependerá la estabilidad interna de Australia. Pero el tema no es sólo un problema interno: como se sabe, ios países del Pacífico Sur están experimentando un viraje a la izquierda en sus altas esferas. Concretamente, tras el Congreso de Trípoli, Vanuatu y Fiji se han sentido apoyados, al menos moralmente, para seguir una política diferente de la que hasta ahora habían tenido. Y corno muestra del nueve arrogante estilo, dichos países han declarado que a Australia se le ha pasado ya el tiempo de ejercer el papel del gran herma no en la región. Y como dice e presidente Sokomanu, de Vanuatu, ya no somos niños, sabemos corno cuidar de nosoírof mismos Es decir, que ya nc necesitan la ayuda ni el apoye de Australia, Estados Unidos o Francia: ahora ya pueden aliarst con otros- c o m o Libia o IB Unión Soviética- -o permanece en la más absoluta indiferenefe ante ios poderosos del mundo. AUSTRALIA NUEVA CALEDONIA s Como se sabe, el Congreso celebrado en Trípoli hace tan sólo diez días Contra el imperialismo, sionismo y racismo y que reunió a unos doscientos representantes, ha incrementado la influencia del coronel Gadafi en el Pacífico, y ha trabado juntamente a los diversos grupos revolucionarios de los países de este área según declaraciones de Jones, uno de los seis asistentes australianos a dicho Congreso por parte del Partido Demócrata. Libia se ha lanzado ya al entrenamiento de molucanos, filipinos y vanuatanos para la guerrilla, y trata de formar un frente único con ellos en el Pacífico La próxima apertura de una sede diplomática de Libia en Port Vila (Vanuatu) servirá para establecer un centro de operaciones en medio del área pacífica, con el fin de reforzar y controlar las actividades terroristas en los países circundantes. Concretamente, según Jones, el Partido Comunista filipino y ei Frente Nacional Democrático de ese país están preparando una mayor revolución armada en Filipinas, con la intención de derrocar a la actual presidenta, Cory Aquino, si ésta no les satisface con su propuesta de reforma de las tierras. El mismo Jones ha comentado a su regreso a Australia que es posible que grupos aborígenes se trasladen a Libia a recibir instrucción en terrorismo tal como dicho país hace ya con otros activistas y revolucionarios de otros países del globo. Por su parte, Michael Mansell, abogado para los aborígenes en Tasmania, que asistió también a dicho Congreso de Trípoli buscando apoyo para la causa de los aborígenes australianos, ha declarado ante los medios informativos en Melbourne, el pasado día 27, que está dispuesto a pedir la ayuda del grupo Mamaba- patrocinado por Gadafi- para establecer una nueva nación aborigen independiente de la actual Australia si el Gobierno de este país continúa ignorando a los originarios habitantes de este continente. Manseli dijo también que el actual Gobierno debería cambiar su actitud respecto a cinco puntos, si no quiere verse involucrado en atentados terroristas pagados desde Libia. Esos puntos son: un aumento al doble del presupuesto actual para la cartera de Asuntos Aborígenes, la supresión de todas las actividades programadas para la celebración deí bicentenario de la colonización de Australia, la expulsión de! actual ministro para Asuntos Aborígenes, Holding; ia inmediata negociación sobre ¡a soberanía de ios aborígenes y el establecimiento de un programa leg i s l a t i v o que s u p e r e la