Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AL LORO HUMOR H u n o ull l cpíHM L n lii que tt do l i pi cUíS se moTÑín n U t f t i c s Una eniTaña cnfi micQüJ- i Ui que dio en ílamar c miU del Mglo, los ci níiinií! t. p o m a u n o h U l enfermedad no aracaba rrihis que a los poeías q u i í á íue í! mejor llamarla el mui de Uii poetas del siglo. ¿Oue en quií consistía c i l e mal? Según loí propios poeTys, consistía en el ehnque de sus ideales con lu realidad, y. según U o p i n i ó n c o i i i c n i e en la impecunia, la maía a l i r n e n a c i ú n el p o c o abngo. las muchas hchidas, la fjlla lie higiene y oTros (actores del misTnii orden, Por aquel enÍLinccs, los prietas no se habían abur uc! do lodaua v cuando Les asaltaba ¡a i n s p i ñ d ü n- l o que no solía n c u m r nunc i más Antología del h u m o r EllflArDEL SIGLO Por J u h o CAMBA ta a qnien una dama de la mejor sociedad le llamaba siempic non chcf cadavrc. y Ja euextií n que- W nos plantea es ésta: ¿estaban piílidos, iTislcs y maciTentos porque eran poeías o eran poetas, precisamente, poique estaban pálidos, tristes v maeiIcntos No se LTea que nueremos hacer aquí un vano juego de palabras. Nada de eso. Lo que pretendemos es femostrar ue la poesía no mala a nadie, pero uc si en una época dctermmaa son s (Vli Jos m o r i b u n d o s quienes se consagran a su cuUivo, no nene nada de e íiraño el que las esladísiieas acusen luego en el premio un coeficiente de mortalidad muS superior. poT efemplü, aJ dcí premio de p r o p i a s Allá por el lK 3 íl. rodos los poeías estaban en lu estnciii iibhgación de presentarle al mundo un alma irreparablemente lacerada v. aunqui. en bui: na lÓE ica. se puede muv bien tener al mismo tiempo el alma lacerada y una consiiiucirtn robusta. o cierto es que nm un joven de aspecto sano y saludable osaba aedjcarsc al ejercicio de la linca De ahí el que la poesía quedase releg dú de un modo c; isi exclusivo para el uso de aquellos pollos que. con un deficiente desarrollo de la cvija loraaca, una tc ¿de cirio V algunas décimas de una fiebre que ellos tomaban siempre por la fiebre de la inspEijción, lenían realmente eso que los franceses llaman el phy iqutr liíi ró e y que es. en uliimo i ¿rmino, lo que más contrjbuve al éxito en m inmensa müuyoTÍa de las profesiones: poro si los pollos en cuestión estaban enícrmos. ¿puede en justicia haeetse a la poesia responsable de su muerte? YH aunque bien es verdad que la prosa- -mucho menos ctigenTe a tal respecto- -no les hubiese obligado nunca a beberse tantos ajenjos nr a hacer una vida lun desordenaJ- i como la poesía, ¿es que, de dedicarse a ella, hubierzín podido vivir muchos más que dedicand o al verso? Desde luego yo no creo que en caso alguno hubiesen logrado alcanzar eso que el octogenario Mauriee Donns- ay llama tan aeertasfimente el ociogcn riado. Es cierto que, como ded a o t r o francés, e síyíe nonch 3 ¡3 ni, ¿YJnserve. pero, sin una buena constitución fisic ¿i y sin la protección ofíciaE. no hay. al parecer. rroueha ancTi que valga. lABC. 14- 5- lW a horas la man a a escribían sus versos 3 uei jlosdlas- imitasde unasdecamisas en puno que no pensaban mandar jamás a h iLivandera, l o d o s eslabón p á l i d o s Instes y macilentos como aquel cíleb re madngalis- 3 CARICATURAS ESCRITAS MARCELINO CAMACHO. -Consi- f uc que mochos españoles se p a r e n ero su 3 Ul ntiaJ m é r i t o consistiría en lograr que los tres millones de españoles que cslán parados pudiesen Irabajar. JULIAN GARCÍA VARGAS. -Desde el Ministerio de Sanitíad, más que acabar con la enfermedad iNi Li miprc sión de ir a lermínaT ct n la Medicina. JOSÉ M A R Í A M A R A V A L L minislro de la M a l u Educación. -El J O A Q U I N L E G U I N A- A l g o así como el prirsidente de una comunidad de vecinos, peio con despacho y sueldo. F É L I X P O N S -D a d o el eomport: tmiento de algunos parlamcnianos. parece el presidente de Cortes... de manga, M A N U E L L U O U E -D i r e c t o r general de una f u m a de deiergcnies, Se ha hecho lan popular protagonizando un anunao de letevisi n q u e de presentarK a las próitimas eleccionesH arrasaría. F E L I P E G O N Z A L E Z -L 0 ha dicho casi t o d o de las excelencias de su p a m do. Lo único que le falta decir es lo de Manuel L u q u e Pruebe, compare, v si encuentra o i r o mejor, v ó t e k i PGARCIA 30