Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de lista t s ambictoia en el buen bcníido. o p l ó por una solución nada fácil: consiguiñ dirsarroUar un upo de accnio que nu íucra ídcniificablc con ningún Estado de la U m ú n ni awla t s l e ni la Oeslc. ni las praderas del centro, y asi fue hasla llcpar a ser consickrada complelamcnlc jimericana en Aménca hiendo inglesa, que ya es dificjl. Uno de l o i TCIOS que tanto le gustan. Otro rcio fue su libro, que cschbi a los siete meses de embar a z o Se t i t u l a Guía do Jane Seymour para una vida romántic a o para un vir roniántico- í i g ú n K traduzca la palabra ing l e s Uving La portada lo dice todo: se le ve a cLIa vestida de D a m a de las Camelias, pero en sano, llena de bucles, encajen, sedas, tules V aTjofanllos, levantándose en p i c o los bajorí de una falda decimonónica i c j i da en muselina. L a clave aparece en la solana explicativa Jcl propio libro: -C o n un p o c o de imaginación y una pizca de cuidado podremos con íTiir lo corriente en especial. Aprenda cómo un simple toque puede tian: roTniar una h a b i t a c i ó n de hotel, su propia eama o incluso la bañera- Lovely. El l i b i o ha i a o un- b e s l seller N o sea, de o más vendidos L- n Estados U n i d o s e Inglaterra, -mayoritariamente comprado por hombres, que nunca compran libros aclara la autora. De e j esta contcnta pero, en cambiOn se lamenta de que el tipo ile mujer, siempre según csíadisiicas, que ha temdo la imciaiiva de comprarlo o de leerlo, no es preeisanienie el que 3 esta escritora- üctnz o viceversa habría hecho mayor ilusión. Me t iece que para e l b esta publicaÓÓQ es de una altura, que no corresponde a esas lectoras enruladas y gua tinadas de la cabeza a los p i e i la barra del pan debajo del brazo, F, n cualquier avM parece estar cumplido un objetivo personal, ofrecer una imagen tan moderna como b de mujer que (íabdjií. Se niUi. li. vi t LUU au tiempo, no es timorata, es feminista en ki progresista y no en Lo invoTucionisia, es madre de famiüa feliz y esposa fiel, cuida de su casa, estribe, defiende y cjeice sus derechos ciudadanos y cncmva no tiene pinta de suíragistu. es decir, está francamente bien, y no entiendo cómo no les gustüba a los ingleses ni principio. Conces i ó n i sia que me p e r m i t o ya que, como queda escrito, no es Id Seymour mujer que pueda despreciar un piropo, bien lanzado, c l a r o- C o m o t a m b i é n parece ¡ibjeria a la crliica bien hecha, pues le digo que su Guía... tiene más aspecto de producto americano que mgl H por lo de la felicidad lamiliar y las fotos en la intimidad del hogar, y creo que está d e a c u e r d o p u e s t o q u e apoya la tesis admitiendo lo celosos que son sus compatriotas de lo que ellos llaman- piivacy Jane Seymour da la imprcstÚn de estar en momentos de cambio. travieso, y a Jane se le endulza la s o n r i o cuando lo monta en sus brazos, una imacen de Madonna de Botticclli col bambino, también por esa desproporción renacentista con respecto a las estatuas del fondo, tan bien lograda por el fotógrafo, Y lamilia en sentido retrospect i v o la historia sentimental de nuestra contertulia es. hasta hace nada, la de su infancia, estando U p d a Lompletamentc a su ambiente paterno y n aterno. De ellos habla con fervor. Se casaron mayores. Madre holandesa, vivid primero en Indonesia, y después malvivió en un campo de concentración lavanés durante la guerra. m padre, mglés. es un necólogo esprcializado en iníerldidad, muy cuando se charla con ella, asi de tú a tü y sentados en una especie de- tú- v- yo- pero- con- testigos de la famosa ca. a de los u r q u i j o tan famosa que no vamos a mencionarla más. y d i o no sdlo a petición de la entrevistada, smo. anteriormente, a inslandiis del que escnbe- l ues. ¿que tendrá la raya de los treinta que lodos caemos en la cuenta? en la cuenta del cambio y de la necesidad de madurez bien entendida. Dice Jane quCn al cumplirlos, hace de ello aproximadamente seis, la tabcita le hizo un- c l i c k- por dentro y quiso ser madre, y fútalo, para completar asi un esquema vital que tiene por lema n familia es lo mú iniporfaniL g u i d d niuy cerquiía de mi trabajO Familia en sentido prospectivo: casó Jane con d productor Da id R nn y tuvieron a Katic, la mayor, y a Sean, pronunciando Shon. Aparece éste ahora en d escena de la entrevista, año y medio de niño c o n o c i d o d e n t r o y fuera de su país. Es socialista, de Ideas y en su profesión, razón por la cual, según su hija Jane, no es rico, va que irabaj i pnncipalmente para la poderosa National Health, -Seguridad Social británica. La casa paterna era un jardín ingles y ameno, poblado todo el día de eKtrañí s visitantes, amables amifios de los padres hablando en lenguas divenas, un cuadro bastante atractivo me figuro; por eso decía antes lo de ítloomsoury. Largas dispersas tertulias tras un conjunto- ialmuerzo sobre I J hierba- un día y otro repetido en niedio de un clima liberal, socialiu i n l e anti- bélico como lo cntend i o F r a n c c ü P i i i l r i d g Q on u novela- diario- U n a guerra de pacifistas- l,i mbii. n por esto mencionaba a Bloomsbury, Todo ello y miis quiere Jane Seymour para que sus hijos acaben también por ser ciudadanos del mundo, que es el resultado uue ella más agrade- ce a su propia educación. Por eso su familia actual leparle su vida icgün un curioso porcentaje. M i tad del ai o en la calíforniana y nueva Santa Bárbara, lejos de Hollywood y cerca del marn mit a d en e l c o n d a d o ingl ¿s de A v o n lejos de Londres y cerca de Bath, esa maravilla romana de ciudad- baineario. como indica su nombre. Exlraña combinación, seguramcmte educativa de puro contrastada, aunoue particularmente me inclino hacia lo apetecible de esc complejo compuesto por casa del sigjo X V de treinta y cuatro habitaciones, con dos granja. s v capilla incluida, que es su residencia de Inglaterra, -Sí trabajo es para pagar todo eso- pequeña broma que se permite la entrevistada. Lo que párete una ran b r o m a es o que viene a continuación: -T a m b i é n me dedico al periodismo- dice de corrido y como si tal cosa y nos q u e d a m o s de piedia- púme? Al parecer, confirmado por I ella, también en j Estados Unidos e s i á de m o d a que la jet entrev i s t e a la j e t Seymour consiu i ó que el ríncipc Felipe de E d i m b u r g o estuviese simpático y relajado durante una entrevista que aquélla le hizo para la t e l e v i sión americana con m o t i v o de la boda de lady Sarah y el D u q u e de Y o r k en verano del S 6. La que f u e chica Bond entre otros personajes de c o n s i d e r a c i ó n l l e v a a h o i a para adelante un papel diHcil en L Iicula d i r i g i d a p o r A n t o n i o r o v e basada en la novela de Sábalo E TúaeU y rodada en España, junto a Fernando Rey y Antonio Ferrandis, Cuanto tiempo desde que la glamourosa Joyce i n t c r p r e i a b a a Shakespeare por las Ciudades de Escocia, en ras de pequeños grupos leatras, -Hace poco, cuando el National Theatre de Inglaterra escen i f i c ó en Broadwav su A m a deus con Jane en el reparto, dijo de ella a la prensa sir Peter H a l l director de ta compañía: i Oh! es una actriz de carácter, a pdLiar di alia ml ma. v muy peligriKa, ¿Cabe una defíniaón m ¿s diplomática, por lo delicado y lo esquivo también, y más completa por lo cariñoso de su critica f f B S J o a q u í n SAKTAELLA 13 RAponojB grAnco: (lonulD Cna