Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 A B C DEPORTES DOMINGO 26- 4- 87 Meridiano deportivo EL TENIS CALIENTE El tenis es un deporte que ha exigido siempre un silencio casi tan riguroso como la interpretación de una sinfonía. Había que contener hasta la respiración, pues el menor ruido distraía al jugador de ia concentración necesaria. Lo único que sería era el golpe de la raqueta a la pelota. En Inglaterra y países del imperio británico, en Francia, un público educado deportivamente y no muy numeroso asistía a los partidos y guardaba sus preferencias por la victora de tal o cual jugador o jugadora, para apíaudir a vencedores y vencidos. En la España del primer tercio de siglo, con un tenis aristocrático, minoritario, e) silencio era fácil. Cuando los deportes crecen y se popularizan empiezan los problemas. Y con las competiciones oficiales y equipos o individuos representativos de nacionalidades aumenta aquellos y se producen ya los primeros conflictos. No podemos censurar los patriotismos, ni el nuestro ni el de los demás, pero al ponerlos en juego se exacerban los espíritus. Es cuando aparece el tenis caliente, porque hay un público que no esconde sus entusiasmos. Estamos con el tenis espectáculo, público parcial en las gradas que dominan el rectángulo de juego. Las pistas son como un ruedo y aficionado paga y juzga. Antaño- u n antaño que ha durado mucho, hasta hace pocos años- -se aplaudía únicamente el tanto que se ganaba por el propio bien jugar, pero no era correcto aplaudir un tanto por el error del jugardor contrario. Hoy se corean los fallos del jugador de fuera y esto es antideportivo. El tenis elegante por conducta ha pasado a ser un tenis con espectadores que no saben callar y aplauden fuera de tiempo. Viene a cuenta este tema por la escisión de la Federación Internacional de Tenis, que ha quitado a Paraguay su derecho a jugar en Asunción la eJiminatoria de Copa Davis frente a España, como sanción por la conducta popular en los partidos jugados contra Estados Unidos. Paraguay ha recurrido y España espera la solución oficial. Quizá hubiera sido buena política hispanoamericana que la Federación Española ofreciera jugar en la capital paraguaya, sin temor alguno esta eliminatoria, pues la reacción del público sería muy favorable para España, como un gesto más que llegaría a las masas no tenísticas, apaciguando los impulsos de las gentes de la cancha. La calentura guaraní es muy lógica en el crecimiento de su tenis. Ganar a Estados Unidos con un tenis que ha sido siempre inferior, constituye una epopeya. Los países de más talla tienen, tenemos hinchas apasiondos que producen alborotos. Es cierto que las internacionales sancionan con multas y cierre de campos tales manifestaciones. La FIT dictará lo que proceda, pero el brindis u ofrecimiento de España a Paraguay sería un lob formidable al fondo de la pista. GILERA Woosnam conserva cuatro golpes sobre Ballesteros en el open Cepsa de golf A los dos favoritos se ha unido Grady, en un final de infarto Madrid. Ventura Gil de la Vega Los minifallos técnicos en cuatro o cinco hoyos de Severiano Ballesteros, la seguridad del conservador gales lan Woosnam y la gran amenaza del excelente australiano Wayne Grady han puesto para hoy un previsible final de infarto en el open Cepsa de Madrid. Entre los dos favoritos, Woosnam y Ballesteros, median cuatro golpes ahora que sirven para igualar calidades, suponiendo por anticipada la superioridad técnica del español. A nivel profesional, en golf hay dos verbos que ni se parecen: conservar y arriesgar. A la vez, son determinantes en planteamiento de juego, lan Woosnam, por ejemplo, se permitió el lujo ayer de programarse a 70, y con suerte logró el 69 que le mantenía líder con cuatro golpes de ventaja. Severiano Ballesteros, por otro ejemplo, salió con la mente en riesgo máximo para intentar un 68, y se fue a 71, porque en golf, además de calidad, inspiración y suerte, influyen los cables cruzados que impiden a la bola seguir la trayectoria imaginada, rozando hoyos y perdiendo puntos en definitiva. Y, por citar casos prácticos, en los hoyos 8, 9, 14 y 17, el cántabro dejó de reducir su desventaja, quedando más lejos de lo que él mismo tenía previsto. Si, además, un jugador que va a ganar- como el españolno encuentra el ritmo, adiós muy buenas, pues no es normal para un genio fintar en birdie bogey birdie bogey consecutivamente, fallar en tres putts y cobrarse- i n c l u s o- cuatro golpes en uno de los greens como le ocurrió a Ballesteros. A Woosnam le salen las cuentas hasta hoy. Para ganar ya se ha trazado la meta de rematar el Cepsa con 69. Si yo hago eso, no tengo que preocuparme de los demás. Quiere decir que está programado a cierto nivel conservador, permitiendo a su máximo enemigo una cartulina de 66. Su juego es tremedamente sólido y baste decir que ha encontrado un bogey por día en tres jornadas, pero tantos birdies sin arriesgar al final, que le han situado trece abajo Beberá demasiada cerveza, pero no se destempla en golpe alguno, y mucho menos en el putt Aunque la finalísima estaba cantada de antemano entre Woosnam y Ballesteros, que son los dos mejores del circuito europeo hoy por hoy, a un golpe del santanderino está el aquí absolutamente desconocido Wayne Grady. Atención a él, que va a jugar arriesgando sin mareaje ni presión alguna; depende de sí mismo y uno advierte de su calidad por los fenomenales resultados obtenidos en Australia. Ayer logró uno de los dos únicos eagles de la jornada y otros tres birdies señal de su calidad, advertida aquí antes de iniciarse e! torneo. Uno supone, y coincide con Woosnam, que entre los tres está el Cepsa de este año. Ballesteros, más desconfiado, aún da posibilidades a Nick Faldo (consiguió otro de los eagles ayer) Pepín Rivera y Howard Clark, aunque establezca el cántabro baremo de probabilidades diferentes entre unos y otros. En cualquier caso, a cara de perro, todo dependerá de la seguridad y la suerte de cada uno; de que Severiano Ballesteros encuentre pronto el ritmo que no logró ayer; de que los putts entren a la primera; de no equivocarse en la elección de hierro alguno para quedar cerca de bandera, y, logrado eso, del carisma para aguantar o avasallar. Hay dieciocho golpes por delante que jugar. El gales Woosnam no es muy rematador y puede caerse, como una semana atrás en Cannes. Ballesteros se crece en desventajas, porque es jugador de final en tromba que calcula bien cualquier diferencia técnica, terminando por sacar provecho. Y Grady, a la expectativa, dependerá primero de su acierto y de que arriesguen lo menos posible los dos que le llevan ventaja. Sin apenas sitio para comentar en profundidad el juego de los demás españoles, decir que Pepín Rivera sigue bien, muy sólido aunque sin rematar faena; que Manuel Pinero ha mejorado y reencontrado su juego casi perdido, y que Olazábal está en línea ciertamente irregular, capaz de cuatro bírdies en cadena que de tres bogeys estúpidos. Clasificación del tercer día: lan Woosnam, 203 golpes; Severiano Ballesteros, 207; Wayne Grady, 208; Nick Faldo, 210; John Bland, José Rivera, Denis Durnian y Howard Clark, 211; lan Mosey, Ove Sellberg y Gordon Brand, 212; Manuel Pinero, Roñan Rafferty y Mark Mouland, 213. PARA LA MUJER E L E G A N T PRÉTÁ- PORTER FEMENINO EN TALLAS GRANDES Centro Comercial Madrid- 2, local 102 B. Planta baja. LA VAGUADA. Teléf. 730 93 04 Vacaciones en Inglés Cursos para niños y jóvenes de 9- 16 años en nuestro Centro, 2- 4 h. diarias Campamentos para niños y jo venes de 9- 16 años, próximos a Madrid Hípica, natacio n, tenis, polideportivo c Caracas, 10- TEl: 410 40 63