Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 A B C SANIDAD DOMINGO 26- 4- 87 España gasta al año más de cincuenta mil millones depesetas en gafas y lentillas Expo Optica 87 analiza estos días los avances en este sector Madrid. María Coriseo Más de doce millones de españoles utilizan gafas o lentes de contacto. Para hacer frente a sus necesidades se ha desarrollado ostensiblemente en los últimos años el sector de la óptica y de la oftalmología. Precisamente en estos días se celebra la sexta edición del Salón Internacional de Óptica y Optometría (Expo Optica 87) en el que toman parte 128 firmas procedentes de Austria, Francia, Gran Bretaña, Italia, Monaco y España La importancia del sector de la óptica en España es considerable. En 1985 el volumen de ventas en los establecimientos del ramo se acercó a los 62.000 millones de pesetas, de los que 24.000 millones corresponden a monturas de gafas, 16.000 a los cristales. 9.000 a lentes de contacto, 6.000 a gafas de sol, 2.000 a otófonos y los 6.000 restantes a otros artículos. El citado sector proporciona trabajo a unas 9.600 personas y el número de establecimientos con que hoy cuenta nuestro país es de 3.325, lo que da un promedio de 2,9 personas por comercio. Pese a todo. España no es un país puntero en óptica. En 1985 sólo gastó en investigación unos 200 millones de pesetas, frente a los 450.000 millones que invirtió Japón o los 150.000 que dedicó Estados Unidos a este campo. -Sin embargo, según el doctor Lorenzo Plaza, director del Instituto Daza Valdés y presidente de Expo Optica 87, nuestro nivel de investigación es bastante alto y cada vez estamos exportando más, sobre todo gafas y lentes de contacto. En lo que estamos todavía más atrasados es en el terreno de la óptica de precisión, es decir, telescopios, microscopios, cámaras fotográficas, etcétera que la variedad de presupuestos es muy grande, pues puede ir desde 2.500 pesetas hasta más de 500.000 (las gafas- joya la persona que se compra unas gafas desea que el cristal sea lo mejor posible y, en muchos casos, que la montura esté a la última moda, lo cual encarece inevitablemente el producto. E! problema- concluye Delgado Espinosa- está en que determinados clientes prestan más atención al diseño, a la moda, antes que al cristal, que es lo verdaderamente importante. Yo recomendaría que, dentro de las posibilidades de cada uno, no se escatimaran gastos en la elección del cristal y se redujera a un segundo plano la cuestión de la montura. Decálogo para mantener una visión correcta No utilizar colirios que no hayan sido recetados por el especialista, así como no almacenarlos de año en año. Comprar las gafas de sol en ópticas. Estos establecimientos son los que pueden garantizar cristales sin aberraciones. Utilizar gafas de sol adecuadas, tanto para la playa como para la sierra. Al manejar un ordenador procurar que la distancia de la pantalla, el teclado y el texto sea la misma. Los niños deben graduarse la vista cada seis meses e ir al oftalmólogo al menos una vez al año. Las personas mayores de cuarenta años deben tomarse la tensión intraocular al menos cada dos años. Exigir en la óptica que toda lente que le prueben esté esterilizada. Comprobar que el parabrisas, de su coche es de cristal laminado, así evitará que en caso de accidente salten cristales y puedan lesionar sus ojos. Desmaquillarse correctamente los ojos todas las noches. Ante cualquier problema visual acudir siempre a un especialista y no dejarse asesorar por vecinos o amigos. Medicina preventiva La Medicina preventiva es fundamental si se quiere mejorar la salud visual de los españoles. En este terreno están sirviendo de gran ayuda las revisiones que llevan a cabo los colegios, además. de la figura del maestro, quien. en muchos casos se da cuenta antes que los padres de que el niño tiene un defecto en la vista. En los niños, el problema fundamental es el estrabismo. El doctor Francisco Poyales Lentes de contacto Según Juan Delgado Espinosa, profesor de Contactólogía en la Escuela Universitaria de Óptica, la población española cada ves está más sensibilizada con respecto a su vista. Si a esto unimos que nuestros ópticos salen de la Escuela con una preparación muy buena, más la fama que tiene España de contar con excelentes oftalmólogos, nos encontramos con que la salud visual de los españoles es cada día mejor Uno de los campos en los que más ha avanzado el sector de la óptica en España es el de las lentes de contacto. Hasta hace unos años eran bástante numerosos los casos de personas que no toleraban estas lentes. En la actualidad, la gran variedad de materiales y de diseños y el moderno instrumental de que disponemos está permitiendo que a un noventa y cinco por ciento de los pacientes se les pueda adaptar unas lentes de contacto afirma Delgado Espinosa. Asimismo, esta evolución en los materiales con que se fabrican ha permitido que se hagan lentes de contacto de uso permanente, que ofrecen la ventaja de que ei usuario no necesite quitárselas para dormir. Sin embargo, según Delgado Espinosa, estas lentes no son recomendables para todos los pacientes, siendo más aconsejable en los casos de lactantes, ancianos o para aquellas personas que por su profesión viajan mucho y utilizan el avión para dormir En cuanto a las gafas, el problema fundamental para los españoles es su precio. Aun- Cataratas, glaucomas y enfermedades vasculares, principales causas de la ceguera Las revisiones en los colegios permiten atajar a tiempo los defectos visuales de los niños afirma que un niño que tuerce un ojo, sea a la edad que sea. debe ir inmediatamente a un especialista. Porque un ojo que se tuerce pierde visión y puede llegar a perderla por completo. Si eso no se ataja a tiempo, es decir, antes de los ocho años, e! estrabismo es irreversible. Sólo se puede hacer una operación para corregir el problema estético, pero la visión ya la ha perdido Otro de los grandes problemas en los niños es la ambliopía. La ambliopía es una depresión de la visión sin que exista un problema a nivel del ojo, sino que es un problema de percepción sensorial a nivel cerebral. El niño no ve bien por un ojo, pero aparentemente su visión es correcta, puesto que mira todo por el otro ojo. Si esto se reeduca a tiempo- dice el doctor Poyales- el niño seguirá con su defecto, pero con unas gafas verá bien; si no es corregido en la niñez el defecto seguirá, pero además al cerebro no se le podrá reeducar y no verá correctamente ni con gafas. De ahí la importancia que tiene el que los padres y educadores presten atención a la vista de los niños. Las principales causas de ceguera en España son, según el doctor Poyales, las cataratas, el glaucoma y las enfermedades vasculares, por este orden. No obstante, las cataratas son menos importantes desde el punto de vista preventivo, puesto que se pueden operar y el paciente recupera la visión. No ocurre lo mismo con el glaucoma, es decir, la hipertensión ocular, ya que no produce síntomas hasta que la enfermedad está muy avanzada, y sólo se puede detener la enfermedad, no corregirla. Por ello, toda persona que haya pasado de los cuarenta años, que es cuando suelen surgir los problemas tensionales, que alcanzan a un dos por ciento de este colectivo, debe tomarse la tensión infraocular al menos cada dos años En cuanto a la cirugía en España, el problema está en que no hay una infraestructura adecuada que permita una mayor rapidez y eficacia. Los servicios que ofrece la Seguridad Social siguen siendo reducidos en proporción a la gente que necesita operarse, y así nos encontramos con casos de pacientes que están en listas de espera de hasta dos años para poderse operar de cataratas. Según el doctor Poyales, en muchos casos se sigue haciendo una cirugía excesivamente clásica, con recuperaciones lentas y mucha ocupación de camas La cirugía puede, por otra parte, servir como última solución a aquellas personas a las que por problemas de hipersensibilidad no se les puedan adaptar lentes de contacto y, debido a su trabajo, tampoco pueden utilizar gafas. La cirugía refractiva permite corregir los defectos visuales con un porcentaje bastante elevado de aciertos, en miopía y astigmatismo y entre cuatro y ocho dioptrías.