Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 72- TRIBUNA ABIERTA DOMINGO 26- 4- 87 STOY sentada en el porche, frente al mar Como tantas veces durante tantos días en estos casi nueve meses que habitamos Key Biscayne. Es mi rincón preferido, y creo que existirán pocos lugares tan bellos. E EL BAÑO DEL PRESIDENTE Vivimos en la casa que perteneció al presidente Richard Nixon. Quedan recuerdos suyos por todas partes. Las águilas de su escudo en todos los cristales, sus inicíales grabadas en la puerta principal, los tres naranjos que le regaló Chou En Lai tras su histórica visita a la China comunista, los dos altos mástiles como centinelas inmóviles en los extremos del jardín... Su presencia, de alguna forma, permanece. Como él mismo permanece en Key Biscayne y será ya siempre parte de esta preciosa isla. Adoró este lugar, esta casa, este mar. Se instaló muy cerca de su íntimo amigo el banquero Bebé Rebozo. Hasta aquí se escapaba en cuanto disponía de un par de días libres. Disfrutó plenamente de este clima, de este paisaje, de esta calma, de esta playa privada que paseó tantas y tantas veces... Aproveché el puente de vacaciones de las niñas y nos fuimos los cuatro a Key Biscayne... Pat, las niñas y yo nos escapamos a nuestro Key Biscayne... Tengo en mis manos su magnífico libro de Memorias, que acaba de dedicarnos a Raphael y a mí. La crítica ha dicho: Será una fuente básica para historiadores y estudiantes. Tienen aquí la oportunidad de juzgar la clase de hombre que Nixon dice que es. Analiza en este libro sus dudas y sus creencias, sus desfallecimientos y sus esperanzas, sus triunfos y sus fracasos, sus buenas y sus malas decisiones. ¿Qué clase de hombre fue el primer presidente que ha renunciado a su cargo? ¿Por qué hizo lo que hizo? Política aparte, detractores aparte y Watergate aparte, el prestigio de Richard Nixon aumenta y se le considera con enorme respeto. Los años y la perspectiva colocan las cosas en su sitio. Con motivo del llamado Irangate y de las acusaciones a Reagan, el nombre de Nixon ha saltado constantemente a la primera página de todos los periódicos y nunca se ha dejado de comparar uno y otro caso. Pero se le reconoce hoy, al ex presidente, lo que se le negaba entonces. Y sus virtudes empiezan a triunfar sobre sus defectos. Nadie sabe tanto de política exterior. Es una especie de frase obligada cuando se refieren a él. La palabra ex se antepuso, un buen día, un día histórico, a la de presidente. ¿Quiénes permanecieron a su lado? Como casi siempre ocurre en estos casos, son infinitos los amigos del torero y escasísimos los verdaderos amigos. Bebé Rebozo hizo honor a la palabra amistad y a la palabra fidelidad en los tristes momentos de Richard Nixon. Quizá sea esto lo que más me atrajo desde el primer momento de nuestro vecino Rebozo: esa fidelidad total al gran hombre derrotado, ese estar a las duras cuando ya las maduras se habían esfumado... ¡Cuántas cosas, a lo largo de estos meses, me ha contado Rebozo! Me gusta mucho hablar con él, escucharle. La historia de esta isla, su permanencia en sa. No puedo quitar mis ojos del hombre que sigue nadando. El Por Natalia FIGUEROA mástil, desnudo de bandera norteamericana, le vigila. Me viene Key Biscayne desde hace treinta años, su a la memoria el trozo final de su libro: amistad con los Nixon, anécdotas, etcétera... El jueves 8 de agosto de 1974 fue el últi- E l presidente llega mañana para pasar mo día en que serví como presidente a los aquí los días de Semana Santa. Estados Unidos. Salí al despacho donde Jerry Ford me esperaba, y le dije: Buena suerte, señor presidente. Repito las mismas palabras que cuando te nombré: Sé que el país Son las cinco de la tarde. Raphael estudia va a estar en muy buenas manos... Gracias, inglés con su profesor. Yo escribo. La bahía señor presidente me respondió. de Biscayne está tranquila. RomBetty Ford añadió, abrazándome: pen el silencio las olas y los pelí Te deseo muy buen viaje. Cacanos, y las bandadas de loros miné hacia las escalerillas del salvajes, de colores vivísimos, Marine One el helicóptero que se detienen a descansar en presidencial. El recuerdo de las ramas de estos árboles. aquella escena se quedará para Un hombre de setenta y tres siempre grabado en, mi memoria, años nada junto a la playa, frencomo una imagen congelada de te a nosotros. Su familia permapelícula: la alfombra roja, el césnece en la arena, jugando con ped verde, la Casa Blanca, los dos niños pequeños. Los barcos uniformes de la guardia de hoque cruzan no se dan cuenta de nor, el nuevo presidente y su que ese hombre es Richard nueva primera dama... Julie, DaNixon. Y él sigue nadando tranvid... Tantos amigos verdadequilo, ahora de espaldas, deteros... La bandera ondeando en lo niéndose a hacer la plancha de más alto de la Casa... Levanté vez en cuando, abstraído. Pat, mis brazos en un saludo final. su mujer, pasea con su hija JuNatalia Figueroa Sonreí. Musité un adiós y me lie, con su yerno David Einsenvolví deprisa hacia el helicóptero. hower, con sus nietos. Se cerró la puerta, los motores se pusieron en El profesor de Raphael se ha marchado y marcha, las hélices empezaron a dar vueltas. Rebozo se une a nosotros. Charlamos con- Cuando volví a mirar, la Casa Blanca estaba templando al bañista. Le encanta el mar, le bajo nosotros. No se hablaba. No se escapaencanta nadar... Luego, mirando al porche, ron las lágrinas. Eché hacia atrás la cabeza y dice: Ahí comían ellos siempre. Y añade: cerré los ojos. Oí decir, muy bajo, a Pat: Todo Ya os conté que esa piscina se construyó esto es tan triste... Es tan triste... en nueve días exactos... Fue una sorpresa que Pat quiso darle por su cumpleaños... Nixon sigue nadando... Va atardeciendo. Dentro de muy poco tiempo se pondrá el sol La casa, el porche, la piscina, las palmey admiraremos, una vez más, el impresionanras, la playa: todo fue suyo. Me siento, de pronto, incómoda. Mal. Casi como una intru- te y bellísimo espectáculo que es aquí el crepúsculo. Sale del agua el presidente. Sus nietos corren hacia él y se echan en sus brazos. En las memorias que estoy leyendo, como un leiv motiv la frase: Pat, las niñas y yo... Pat, las niñas y yo... Pat camina descalza por la arena. Las niñas, casadas hoy, tienen ya niños. Nixon sonríe. Quizá me equivoque, pero siento una gran melancolía en todo lo que estoy viendo. Ojalá me equivoque. Esta casa fue suya, y esta playa, y estas palmeINGLATERRA: (Estancia en familia) ras... Adoró este lugar. Sigue viniendo a Key Ciudades seleccionadas con muy poca afluencia de españoles. Biscayne, con menos frecuencia, pero con cierta frecuencia. Aquí tiene a su gran amigo, ESPAÑA: a su amigo leal: Rebozo, nuestro vecino. Segovia (Residencia misioneros claretianos) -E l presidente Nixon llegó ayer a la isla. Jerez (Residencia R. R. Marianistas) Lo comentan con naturalidad y con satisU. S. A. (Estancia en familia) facción, en todas partes: en el súper, en la Florida (Disneyworld, etc. farmacia, en correos... Nixon es algo suyo, pertenece a este lugar. Ha pasado aquí la Chicos y chicas a partir de 6 años. Pascua Florida, como llaman a estos días de Acompañados por nuestros monitores. Semana Santa. Ha cenado en el restaurante CENTRO INTERNACIONAL DE IDIOMAS Plaza Emilio Jiménez Millas, 2 5. italiano Stéfanos ha hecho footing en 26008 MADRID (Esquina Plaza España) Crandon Park, ha paseado junto a los canaTeléfonos: 247 22 08- 248 89 71 les, ha recogido a Rebozo en su Banco, cada mañana, para caminar juntos charlando de tantas cosas... Recepcionamos y transmitimos todo Su fotografía, dedicada, estará en esta casa desde mañana. Miro al mar. Ya no hay nadie. tipo de documentos vía facsímil El hombre de setenta y tres años no nada junto INTERFAX- 459 0400 a la playa. El alto mástil sigue vigilando. Inglés en verano